Steven Pinker y los estados.

«Con los primeros estados se redujo la alimentación y aumentaron ciertas enfermedades, pero algo mejoró: disminuyeron las probabilidades de morir por acto violento. Los primeros Estados, por razones egoístas, impidieron que sus gentes contendieran y  buscaran venganza y se mataran entre sí. Unas cosas empeoraron y otras mejoraron. Cesaron las guerras tribales gracias a la creación del Estado; surgió la violencia ejercida por el propio Estado; la revolución empezó aproximadamente con la ilustración. En las sociedades pre-estatales se podía llegar hasta un 60% de muertos en acciones de guerra. La aceptación de la violencia en la vida cotidiana ha ido reduciéndose en muchos aspectos; ocurría con la violencia contra los animales y con la pena de muerte generalizada. En el Antiguo Testamento es horripilante el número de genocidios, torturas, abusos a mujeres… En los relatos medievales sabías que al ir por cualquier camino podías ser asesinado; las ciudades estaban amuralladas; los europeos hicieron cosas horribles con las poblaciones autóctonas de África, Norteamérica… Los estudiosos están ahora cuantificando con dificultad el asombroso nivel de violencia que era corriente en el pasado.

Hay varias razones que explican la disminución de la violencia en el tiempo moderno. Una la identifica Hobbes en el Leviatán, donde el gobierno comprende el interés general y monopoliza la violencia. Otra razón es la extensión de la empatía. A medida que la gente se hace más cosmopolita, tiene más familiaridad para colocarse en la situación de los otros.

una tercera razón es la reciprocidad: al extenderse el comercio, la otra persona se hace más valiosa viva que muerta. Una cuarta causa es la expansión de la razón a través de la alfabetización, de la educación; somos más conscientes de nosotros mismos y eso conduce a la atenuación de la violencia».

Steven Pinker. Psicólogo experimental. 

2 comentarios el “Steven Pinker y los estados.

  1. Marisol dice:

    Mirá vos, no sabía que Pinker escribía sobre política también. Yo leí algunos artículos de Lingüística no más.
    Me gusta la onda del blog, es como un magazine, habla de temas variados con un tono simple, no es snob, es como para que todos lo leamos y nos interesemos. Me gusta,che. Un gusto conocerte, borgeano.

    Me gusta

    • borgeano dice:

      Gracias por tus comentarios Marisol. Eso de que «no es snob» es un halago. Lo de la variedad es una enfermedad genética. «Curiosidad omnívora», creo que se llama y, como podrás ver en mis otros blogs, a veces sufro de agudas recaídas.
      Gracias, otra vez, por pasar por acá.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s