Libros Zen

No todos los libros están hechos para ser leídos. Para los momentos en que la vista o la mente están cansadas de recorrer páginas y páginas de texto que ya se convierte en un cúmulo de letras sin sentido o en un cúmulo de móviles pequeñas figuras sobre una hoja en blanco, nos encontramos con libros como Swarm, de Lukas Felzmann.

 

Allí uno puede quedarse en cada página todo el tiempo que necesite o crea necesario. Mejor aún si uno está acostumbrado a usar un atril y así poder dejar el libro sin tener que sostenerlo con las manos. Perderse en las páginas o en uno mismo.

Un nuevo motivo de agradecimiento a los libros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s