Hipatia.

Hay obras de arte que nos obligan (al menos lo hacen con quien esto escribe) a buscar más material, tanto del autor de la obra como del tema tratado. Ya antes hice algún comentario al respecto. Ya conocía la historia de Hipatia de Alejandría, a la que había accedido a través de textos de matemática y de crítica religiosa.
Ahora encontré esta obra del prerrafaelista Charles William Mitchell y, al igual que la pintura de la virgen de Fouquet, me cautivó. A diferencia de la anterior, quizá haya influido el hecho de que ya conocía la historia detrás de la obra, pero eso poco importa. Cuando una obra llama nuestra atención no hay que darle muchas vueltas, hay que limitarse a disfrutar, agradecer el hecho de que nos hayamos cruzado con ella y seguir buscando. O seguir esperando que el azar nos cruce él solito con alguna otra cosa que nos maraville.

Hipatia nació en Alejandría, circa 355 o 370 fue una filósofa y maestra neoplatónica griega, natural de Egipto, y se destacó en los campos de las matemáticas y la astronomía. Creadora y miembro de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Seguidora de Plotino, cultivó los estudios lógicos y las ciencias exactas, llevando una vida ascética. Educó a una selecta escuela de aristócratas cristianos y paganos que ocuparon altos cargos, entre los que sobresalen el obispo Sinesio de Cirene —que mantuvo una importante correspondencia con ella—, Hesiquio de Alejandría y Orestes, prefecto de Egipto en el momento de su muerte.
Hipatia es la primera mujer matemática de la que se tiene conocimiento razonablemente seguro y detallado. Escribió sobre geometría, álgebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios —instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste—.

En marzo de 415, bajo las órdenes de Cirilo, una turba de fanáticos cristianos la atacaron en la calle. La arrojaron del carro en el que se dirigía a la escuela que ella había fundador, la desnudaron y la arrastró hasta una iglesia cercana. En este caso, el cuerpo Hipatia fue deshollado y descuartizado y sus restos fueron llevados arrastrados por las calles de los alrededores para, a continuación, ser quemado.

Los responsables nunca fueron castigados por la falta de testigos y el caso fue cerrado después de que el patriarca Cirilo anunció que Hipatia se ha visto en Atenas, diciendo que el crimen era un rumor infundado.
Hoy en día, Cirilo es considerado como un santo por la Iglesia Católica y de los ortodoxos, (Doctor de la Encarnación y de la Maternidad Divina de María). También se lo llama “el doctor de la gracia santificante”.

La muerte de Hipatia coincidió (así dicen la mayoría de los textos oficiales, quien esto escribe considera que no hay coincidencia aquí, la muerte de Hipatia fue un hito que demuestra que la iglesia ya se había armado de un poder que sobrepasaba su capacidad de conducción y mejor no hablar de sus capacidades morales) con el comienzo del período conocido hoy como la “Edad Media”, en la que el progreso científico se estancó; y con el caos y la barbarie que dominó al ex Imperio Romano. Lo que siguió a esto es historia bastante conocida.
Después de más de 1.000 años de este lamentable suceso, las áreas más importantes de la ciencia, las matemáticas, la astronomía y la física, por fortuna han progresado nuevamente, aunque los mismos cínicos que mataron a Hipatia hoy siguen con su prédica contra la ciencia con sus burradas creacionistas, entre otras idioteces pseudocientíficas.

Para terminar, un par de datos de color. En 2009 se estrenó, bajo la creación y dirección del español Alejandro Amenábar y con la actuación de la bella Rachel Weisz, Ágora. Drama histórico que narra la vida y muerte de nuestra heroína. (No he visto la película, tal como dije más arriba, encontré la pintura de Mitchell y de allí comencé a buscar y me encontré con esto. Por supuesto, espero encontrar esta película en lo que va de la semana).
Nota: El Observatorio Antidifamación Religiosa protestó contra la película por “promover el odio a los cristianos y el refuerzo de falsos tópicos sobre la Iglesia Católica”. La película en un principio tuvo problemas para encontrar distribuidores en Estados Unidos y en Italia, posiblemente por la crítica que señala en relación a la Iglesia Católica, aunque finalmente encontró distribuidores en ambos países. Ha sido censurada en Egipto por “insultar a la religión”.

La vida de Hipatia cada vez se hace más conocidoa (sobre todo en los últimos dos siglos), y sus contribuciones científicas fueron ampliamente reconocidos. En 1884, el astrónomo Víctor Knorr le dio su nombre a un asteroide recientemente descubierto, en honor a la gran pensadora y matemática. Además, un cráter en la Luna hoy en día lleva su nombre. Se encuentra en el Mar de la tranquilidad (el que se ve a simple vista desde la tierra); así que, cuando miren hacia la Luna, pueden recordar, aunque sea brevemente a Hipatia. Honor a quien honor merece.

P.S.: Para terminar, unas palabras de la propia Hipatia (si sigo encontrando material prometo dejarlo para otro artículo):

“Las fábulas se les debe enseñar a los niños como fábulas, los mitos como mitos y los milagros como representaciones literarias. Enseñar a los niños supersticiones como si fueran verdad es una de las cosas más terribles. La mente del niño las acepta y cree en ellas, y sólo a través de un gran sufrimiento -el que puede llevar años de trabajo-, pueden librarse de esta fe. De hecho, la gente va a luchar en nombre de la superstición tan rápidamente como si fuera en el nombre de la verdad; y a veces incluso más rápido. Aunque una superstición es intangible (por lo que se puede demostrar que es falsa), y la verdad es un punto de vista, es decir que se puede cambiar”.
Anuncios

5 comentarios el “Hipatia.

  1. gaviotasinamor dice:

    Me encanta esta mujer me hubiese gustado ser ella, yo le hice un post el año pasado en mi rincón…gracias por compartir a estagran persona y estupenda mujer!!
    Saludos

    Me gusta

    • borgeano dice:

      ¿A quién puede no gustarle una mujer como Hipatia? Tan sólo a un retrógrado cristiano; por lo demás a todo ser humano bien nacido debe conmoverle una historia como la de ella. Entiendo que para una mujer el asunto debe ser más sensible aún.
      Me alegra que te sientas identificada con ella. Eso sólo dice muchísimo de tí.

      Me gusta

  2. gaviotasinamor dice:

    Quí está mi comentario vaya lios que me hago pues nada ratifico lo dicho
    feliz lunes borgeano, yo siempre digo que me gusta juntarme con gente culta proque siempre aprendo de ellos, no es que descrimine a nadie válgame dios, esque mi vida es puro aprendizaje

    Me gusta

    • borgeano dice:

      Pues gracias por el cumplido otra vez, oye, que me has hecho comenzar el lunes con el pie derecho (y espero que siga así, porque me espera un día…) Después, mira, discriminar no está mal. siempre que se lo haga de manera correcta. Podría escribir un post sobre eso. Sí, no estaría mal….

      Me gusta

  3. mario romero anaya dice:

    Hola, pues tu artículo me gustó, En español, Ed. Siruela ha editado un libro que se llama así, Hipatia de alejandría, Me resulta curioso que no encuentro la cita que pones de ella en el texto…¿de dónde la tomaste?, por lo demás, una cosa muy curiosa es que 300 años después la convirtieron en santa y su nombre poco a poco adquirió otro caris….en fin gracias por tu artículo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s