Nadie como él, nadie como tú

 

Cuando el Buda nace, los dioses lo reciben en una tela dorada, lo ponen en el suelo, y ese niñito da varios pasos, alza la mano derecha mientras la mano izquierda apunta hacia abajo, y dice: “Mundos superiores, mundos inferiores, no hay nadie en el mundo como yo”.
No tuvo que trabajar para descubrirlo, lo sabía al nacer. Daisetz Suzuki, durante su primera conferencia en los Estados Unidos sobre budismo, lo mencionó. Dijo: “Es algo muy raro, que un niño recién nacido diga una cosa como ésta. Uno piensa que debería haber esperado hasta tener su iluminación bajo el árbol bo y su nacimiento espiritual.Pero en el Oriente lo mezclamos todo. No hacemos una gran distinción entre la vida espiritual y la material. Lo material manifiesta lo espiritual”. Y a continuación se embarcó en una larga charla, simulando haber perdido todas sus notas. En la pintura china y japonesa hay mucho espacio en vacío, y uno puede leer algo ahí. Del mismo modo, Suzuki nos dejó espacio vacío, simulando haber perdido sus notas, de modo que pudiéramos ayudarlo y sentirnos participantes de la conferencia.Hacer las cosas demasiado bien no es amable.
Al fin Suzuki llegó a esto: “Me dicen que cuando un bebé nace, llora. ¿Qué dice el bebé cuando llora? Dice: “Mundos superiores, mundos inferiores, no hay nadie en el mundo como yo”. Todos los bebés son Budas bebés.

El texto anterior lo leí en un libro de Joseph Campbell cuyo nombre no recuerdo (encontré  la cita, pero olvidé anotar la fuente). Dejé la traducción tal como estaba en el original; de todos modos, he leído la sentencia de Buda en estos otros términos: «Mundos arriba, mundos abajo, no hay nadie en el mundo como yo» y también —y creo que es la que mejor traduce la idea original—, «Miro hacia arriba, miro hacia abajo, no hay nadie en el mundo como yo».

11 comentarios el “Nadie como él, nadie como tú

  1. gaviotasinamor dice:

    Buenas tardes Borgeano, feliz sábdo ¿ quién dice que no es verdad cuando nace y llora no nos está diciendo eso? quizás si amigo somos muy incrédulos…mientras tanto yo me quedo con el fianl de tu post,…Miro hacia arriba, miro hacia abajo, no hay nadie en el mundo como yo».
    ahí queda eso!!
    Un abrazo amigo mio!!

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Ésa es la idea básica, Gaviota, lo has entendido muy bien. Cuando nace un nuevo ser (cuando nacimos), éramos totalmente inocentes y únicos. Es el entorno (sociedad, familia), lo que nos moldea y nos hace ser quienes somos. Retomar esa inocencia (sin caer en facilismos) es el objetivo de esta filosofía.
      Cariños. Y esperamos tu nuevo post.

      Me gusta

  2. Ah!!!! No sabía a que se refería. Mil gracias mis queridos amigos (y maestros una vez más)

    Me gusta

  3. Lo haré, lo haré.
    !Cuánto honor no merecido!

    Me gusta

  4. Ana azul dice:

    No quiero ni debo burlarme de ninguna religión, porque no me gusta que se burlen de la mía, pero lo que yo creo que quiere decir un bebé al nacer es:
    “Que frío hace, y que inseguro estoy, Agárrame fuerte que no me quiero caer y dame algo de comer que tengo mucha hambre”
    Besos
    Ana

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Ana, en este sitio se puede decir lo que uno piensa, sin tapujo alguno, si alguien se ofende, allá él. Por mi parte tiendo a burlarme de toda religión al igual que de toda pseudociencia, por ejemplo.
      Con respecto al post, dos cosas: el budismo no es una religión (no al menos en el sentido occidental del término) sino una filosofía (así es que uno puede ser cristiano y budista, musulmán y budista, ateo y budista, etc.).
      Por otra parte, lo que dices es muy bello y no creo que esté muy lejos de la intención original de las palabras de Suzuki: al nacer somos seres absolutamente indefensos, necesitados de cuidados y cariño; sin duda, si tomáramos tus palabras como un punto de partida (filsosófico, no religioso), estoy seguro de que el mundo sería un mejor lugar y la violencia sería la excepción, no la norma.
      La idea original de Suzuki era decir que somos seres únicos, cada uno de nosotros. Tus palabras vienen a completar esa idea con una correcta interpretación de nuestras necesidades.
      Cariños y gracias.

      Me gusta

  5. danioska dice:

    Este post se me había pasado por alto pero lo suscribo: cada bebé es único, y cada ser humano lo es. Me encanta la idea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s