Sólo por un día

Texto tomado de Un pedacito de Mar: 

Si fuera Dios creo que me parecería un poco a Sabina, ese aspecto desaliñado le vendría muy bien al tipo de ser sobrenatural que siempre me ha gustado soñar. Cantaría Noches de boda desde el cielo y los 10 mandamientos serían sus versos a pie de letra (puede que incluso añadiese otros). Si pudiese ser Dios… sólo por un instante, implantaría 29 pensamientos divinos y, en vez de 2 tablas, los lanzaría en un post.
Serían algo así como estos:

1. Que el maquillaje no apague tu risa
2. Que el equipaje no lastre tus alas
3. Que el calendario no venga con prisas
4. Que el diccionario detenga las balas
5. Que las persianas corrijan la aurora
6. Que gane el quiero la guerra del puedo
7. Que los que esperan no cuenten las horas
8. Que los que matan se mueran de miedo.
9. Que el fin del mundo te pille bailando
10. Que el escenario te tiña las canas
11. Que nunca sepas ni cómo ni cuándo, ni ciento volando ni ayer ni mañana
12. Que el corazón no se pase de moda
13. Que los otoños te doren la piel
14. Que cada noche sea noche de bodas
15. Que no se ponga la luna de miel.
16. Que las verdades no tengan complejos
17. Que las mentiras parezcan mentiras
18. Que no te den la razón los espejos
19. Que te aproveche mirar lo que miras
20. Que no se ocupe de ti el desamparo
21. Que cada cena sea tu última cena
22. Que ser valiente no salga tan caro
23. Que ser cobarde no valga la pena
24. Que no te compren por menos de nada
25. Que no te vendan amor sin espinas
26. Que no te duerman con cuentos de hadas
27. Que no te cierren el bar de la esquina.
28. Que todas las noches sean noches de boda
29. Que todas las lunas sean lunas de miel.

——————————————————————————————————————————

Cuando leí el texto de Mar quedé prendado de él de inmediato. Mi comentario fue: “Hay veces que uno lee un poema o una novela y dice “ojalá pudiera escribir algo así”; a veces uno escucha una canción y se dice “ojalá pudiera tocar algo así”; a veces uno lee un post y se dice “ojalá lo hubiera escrito yo”. Éste es el caso.” Quizá a alguno le suene exagerado, pero con esto de los posts ocurre lo mismo que con la poesía: hay textos que a uno le llegan con una fuerza inusitada, Más allá de que después puedan hallarse las razones o no (lo cual es lo que ocurre más a menudo).

En este caso en particular es –obviamente– el conjunto lo que me atrajo; pero en particular me gustó la idea de Sabina en la piel de Dios. Los versos de Noche de Bodas me parecen más dignos que más de la mitad de los mandamientos originales y serían mucho más respetados. Quienes no creemos en Dios (hablo por mí, no por Mar), preferiríamos a alguien imperfecto pero que reconociera sus limitaciones; estamos seguros que sus bendiciones serían de este mundo, no de ese otro fantasma llamado más allá.

Gracias Mar por un post perfecto y gracias por permitirme copiarlo en este lugar.

Anuncios

10 comentarios el “Sólo por un día

  1. Ana azul dice:

    Yo si que creo en Dios, y estos pensamientos me gustan también. A mí me reconforta pensar y creer que hay alguien que nos guia. Bueno, no le hago daño a nadie por eso…
    Besos
    Ana

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Seguro que no y eso es lo bellos del asunto: ¡Que hay suficiente espacio para todos! Lo insoportable es cuando el otro trata de convencerte de que lo que piensas está equivocado. Podemos ser amigos y dejar que el otro piense lo que desee pensar.
      Cariños.

      Me gusta

  2. Dessjuest dice:

    Yo soy ateo convecido, pero da igual, el fondo es el que es, un texto precioso el de la querida Mar.

    Le gusta a 1 persona

  3. danioska dice:

    Pues no conozco a Mar pero desde ya la busco y la sigo: gran post citando al enorme Sabina y excelente trabajo de curaduría de Borgeano al recomendarlo.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Creo que va a gustarte el blog de Mar. Me alegra poder dar a conocer un sitio que me gusta mucho.

      Me gusta

      • danioska dice:

        Me ha gustado mucho lo que le he leído. Gracias por “presentármela”. Qué curioso, ahora mismo que leo tu comentario estoy oyendo a Sabina, en dueto con Ana Belén, “Y sin embargo”. Sincronía, que le llaman…

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Así, es. “sincronía” y el buen viejo (y algo delirante) de Gustav Jung.
        Me alegro de que te haya gustado el blog de Mar.
        Y no quiero ser pesado con el tema, pero ¿has averigüado por qué no puedo dejar comentarios en tus nuevas entradas? ¿Has recibido el resto de mis comentarios? Deben ser unos cinco o seis, y no tienes que responderlos ni nada así; sólo que quiero saber si ellos te llegan, ya que no es otra mi intención (para escribir comentarios y que no le lleguen a nadie lo hago en un trozo de papel y listo).
        Cariños.

        Me gusta

  4. Mar dice:

    los leo hablando de mi blog y me sonrojo… gracias por las visitas 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s