Sexo no, violencia sí

Cuando uno dice que “no ve televisión” suele recibir miradas de desconfianza. Miradas que llevan implícita, en su expresión, cierto desdén, cierta displicencia. Muchas veces se nota algo parecido al menosprecio; esas miradas suelen llevar consigo la expresión “vamos, todo el mundo mira televisión. Sólo que quieres darte aires de intelectual”; o algo por el estilo. En lo personal, termino de trabajar a las 22:00 Hs. Ceno, es cierto, frente al aparato de T.V., pero en cuanto puedo me retiro a mi habitación a leer. Y no porque quiera darme “aires” de intelectual ni nada por el estilo. Simplemente es que lo que se ve en la televisión es, sencillamente, vomitivo.

sex

Desde hace muchos años, es muy difícil ver películas donde el tema central no sea la violencia. Esto tiene relación con los individuos del post anterior: la cúpula católica. Al menos en mi país, Argentina, la iglesia católica se ha opuesto a la exhibición de cualquier filme que contuviera cualquier cosa relacionada con el sexo. Ya fuese un desnudo, pechos femeninos, caricias, sensualidad toda. Por supuesto que no estoy pidiendo que se muestren escenas de sexo explícito, sino simplemente de escenas que muestren a dos personas amándose y que jueguen un papel necesario en la película.

Ahora sí, si uno quiere ver cómo se deshace a una persona en mil quinientos pedacitos, encontrará, también, mil quinientas formas diferentes de hacerlo. Películas como El juego del miedo, Jeepers Creepers, La masacre de Texas, Destino final (y eso por no nombrar a esas clásicas series que ya todos conocemos) son sólo una muestra interminable de matanzas a cada cual más grosera, bizarra y explícita. Cabezas que revientan o son aplastadas, cuerpos mutilados, atravesados por todo tipo de elemento metálico, métodos varios de tortura. Es realmente cansador y aburridor ver una y otra vez la misma escena con las variantes del caso (de un película a otra de la misma serie lo único que varía es que cada vez las formas de matar se hacen más grotescas y explícitas).

death

No voy a cometer el error de culpar de todo a la T.V.; pero vamos, no me van a decir que no hay cierta correlación entre la violencia que se nos muestra constantemente y la violencia que vivimos a diario en nuestras sociedades. Hay un canal —cuyo nombre, sinceramente, no recuerdo— que en una de sus publicidades destaca a varios asesinos seriales que se basaron en películas para cometer sus crímenes, como si imitar a un ídolo del deporte o de la canción se tratara.

La preguntas que siempre me hago son, como siempre, simples: ¿Qué mente enferma considera que un pecho femenino sea algo que debe esconderse? ¿Qué degenerado o enfermo considera que un joven no puede ver a una pareja amarse y sin embargo nada dice cuando un hombre viola y desgarra lenta, meticulosamente, a una mujer inocente e indefensa? ¿Qué patología sufre aquel que prohíbe una escena donde una mujer o un hombre se desnudan inocentemente y nada dicen cuando el cuerpo desnudo aparece descuartizado y en medio de litros y litros de sangre?

Seré simple, seré inocente, seré algo estúpido quizá; pero creo que si les enseñáramos a nuestros hijos el valor de amar, estaríamos bastante mejor. Y no me refiero a las vacías frases de amor de una tarjeta o de un cartelito de esos que aparecen en la red. Me refiero al verdadero acto del amor, al que incluye el cuerpo y el alma; los labios y el sentimiento, las manos inquietas y la bondad, la confianza ciega de entregarse a las manos del otro. Quizá con el paso del tiempo conseguiríamos una generación donde las personas verían la piel del otro como algo digno de acariciar, no un lugar donde marcar una cruz con un cuchillo de quince centímetros.

41 comentarios el “Sexo no, violencia sí

  1. desde luego que es cruda la realidad en nuestras calles, y por ende en nuestras ciudades, me hago la misma pregunta siempre, cómo es posible que el gobierno censure algunas cosas que agreden de laguna manera los intereses de la IGLESIA, pero no censura aquellos programas sean cuales sean estos que agreden a una sociedad y luego estamos llenos de ellos y llenos de historias aterradoras. Escucho hoy en día a los niños decir que son víctimas del bulling, me pregunto: si eso no fuera parte del menú diario televisivo, apara algunos niños existiría ese cruel castigo por parte de sus compañeros?, a veces las campañas y los programas hacen eso, motivarnos para atrevernos hacer lo que de otra forma nunca haríamos, Yo al igual que tú prefiero las historias sin tanta violencia, aunque casi siempre escribo acerca de ella….

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Muchas veces tengo la sensación (y a veces es más que una sensación) de que la T.V: brinda la información necesaria para que se produzcan hechos de violencia. Después de todo, la T.V: se alimenta de ella. El caso del “bulling” es un ejemplo perfecto. Aquí los noticieros han informado dónde se suben los videos, cómo se procesan, etc. Hace unos días vi en un noticiero televisivo a un conductor que decía “ahora lo único que falta es que hagan… tal cosa” no recuerdo lo que era, pero sí era evidente que les estaba dando “letra”. Seguramente si los delincuentes hicieron eso, ellos ya tenían la noticia para la semana siguiente.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Nergal dice:

    La televisión hummmm. Tema complicado eso del contenido de la programación televisiva. Violencia frente sexo, bueno creo que fácil saber por qué, no sólo es un problema eclesiástico gubernamental, es un problema del consumidor, que por simplificar y recordar, Pan y circo junto alienación en la que estamos adentrados…..y ya tienes más parámetros para la solución de la ecuación.
    Personalmente no veo la televisión ni el rato de cenar, único momento que la podría ver, para lo que hay que ver…
    Un abrazo

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Reduje el tema a dos tópicos totalmente opuestos Nergal, soy consciente de ello; pero podemos no detenernos allí. Aquí hay un canal que creó éste gobierno hace unos años. Es un canal cultural excelente, variado y entretenido; pero la empresa de cable, como está en manos de un grupo opositor al gobierno, lo emite con falencias de sonido. Yo hace un año que no puedo verlo porque, aunque la imagen es la del canal, el audio es el de una radio cercana a mi casa. Pero lo mismo ocurre en casa de mi hermano, quien vive a seis o siete kilómetros. Él escucha, también, una radio (aunque otra). De todos modos, el tema de la violencia es realmente abrumador. Resumo, no simplifico: de 40 canales, tienes 10 de noticieros (imposible mirarlos: crímenes, robos asesinatos o estupideces de los famosos), luego diez canales de deportes (me rectifico: de fútbol, parece que no existe otra cosa), diez canales infantiles y luego diez canales de películas. Ahí es donde apunto: hacer “zapping” en esos canales es ver una interminable cadena de golpes, disparos, sangre y persecuciones. ¡Sólo pido un poco de variedad, nada más!
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Tania Bello dice:

    “Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor, mientras la violencia se practica a plena luz del día.” – John Lennon
    “Si todo el mundo demandase paz en lugar de otro programa de televisión, entonces habría paz.”-John Lennon

    Tal vez vivir con los ojos cerrados es más fácil…

    Me gusta

  4. danioska dice:

    Increíble e indignante, a no dudarlo, querido Boregano (no sé cómo haces para siempre traer a la palestra temas pertinentes). Llevado incluso más allá recuerdo una ocasión en la que censuraron en algunos países un video de una canción de amor de Miguel Bosé, en la que aparecían parejas reales en actitud afectuosa, tierna, que no sexual. El “tema” era que algunas eran parejas homosexuales y eso generó la represión. Yo no podía creerlo, esa manifestación de amor real estaba prohibida pero no la violencia y el odio en cada película y videojuego que se venden a manos llenas! Cuánta hipocresía, cuánta estupidez. Lo dices bien: sólo una mente enferma puede aceptar eso.
    PD Yo tampoco veo TV: me aburre, me hastía, no me engancha. Cuando a veces lo intento termino apagándola y abriendo un libro. Mi hija me encuentra “rara” por ello…

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Pues somos varios los “raros”. Es obvio que en mi familia soy, lo que se dice “un perro verde”. Me hiciste acordar a que algo así ocurrió con el video de Los Fabulosos Cadillacs “Vos sabés”, el cual está dedicado a los hijos.

      No, si cuando decimos que esta gente está enferma no estamos siendo metafóricos, eso es seguro.
      Cariños.

      Me gusta

  5. danioska dice:

    Qué belleza de canción y de video!! No conocía ni una ni otro y me han fascinado, llenado de agüita los ojos, tremendo. Son una auténtica celebración del amor, del cuerpo en su mágica potencialidad de dar vida y seguirla dando aún después del parto. Cuando mi hija nació descubrí esa capacidad de mi cuerpo de formar un ser humano en lo más oscuro, darlo a la vida cuando estaba listo para ello y después seguirlo alimentando: me sentí todopoderosa, fue una experiencia increíble de agradecimiento a mi cuerpo, de amor por él que creó a la maravilla que es mi hija. Ya me desvié pero bueno, qué canción/video más impresionante.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Es que es eso lo que despierta el video, D.; está hecho con dos pesos, se nota que es algo casi casero, pero lo que transmite es, exactamente eso que has descrito. No te has desviado para nada del tema, es de eso de lo que estamos hablando: de la celebración del cuerpo y del amor en su estado más puro.
      Tu maternidad ha quedado patente en aquel post del que recuerdo la sonrisa que me sacaste cuando dijiste “no quiero presumir pero… Bueno, sí, quiero presumir” Todo eso forma parte de la misma cadena, son pequeños eslabones que se unen y que nos brindan el sentido último de la vida. No el más allá, sino el más acá.
      Cariños infinitos.

      Me gusta

      • danioska dice:

        Qué bien: en vez de empantanarnos en incontables lamentos por los sinsentidos y las estupideces, mejor terminamos celebrando “el sentido ultimo de la vida en el más acá”. Fantástico!

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Eso es lo bueno del diálogo contigo: siempre va a más. Es como charlar sobre los problemas de la vida con una cerveza o un champán de por medio. Las cosas están mal pero bueno, vamos tirando. 🙂

        Me gusta

  6. danioska dice:

    Exacto. El truco es seguir enriqueciendo la mente, dejarnos llevar por temas que dan paso a otros, aprender y opinar, justo como una buena conversa frente a “un vaso de bom vino”, como dijo hace muchos siglos Gonzalo de Berceo.
    Abrazo

    Me gusta

  7. El Fauno dice:

    Estoy contigo en que la tv es una porquería. Yo hago casi parecido a ti.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Querido Fauno: Estoy en deuda contigo, lo sé; pero la culpa es de Cronos, quien no me da respiro (la culpa, como bien se sabe, siempre es de otros). Incluso aun tengo pendiente fabricar la caja para las fotografías (bajé la página completa de tu blog).
      Gracias por estar aquí y nos veremos pronto.

      Me gusta

  8. Yo también soy de la que no ve la TV. No soy nada intelectual. Mi larga jornada laboral y mi hiperactividad sin medicación me impiden tener tiempo para estar sentada. Sin ninguna idea de presumir , no te puedes imaginar la de tiempo que hace que no me siento en el sofá de mi propia casa. Por otra parte estoy totalmente de acuerdo con la violencia desmesurada que publican en la TV. Clarísimamente yo tengo un sentimiento exagerado en esta parcela, ya sabes, pero no hay serie de investigación, programas de historias sin concluir y, por supuesto, todos los noticieros que no muestren imagenes desagradables y frias en todo momento. Hasta en los dibujos animados hay escenas de este tipo y no hablemos ya de los videojuegos. eso si, para ver un beso de dos enamorados y una historia romántica en una película primero te ponen el cuerpo malo para que así lo desees más. Hoy en día los románticos no tenemos nuestro lugar. Feliz día.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Exacto Latidos. Dices: “en día los románticos no tenemos nuestro lugar.” Y hay algo de cierto en eso. Pero será que debemos crearlo nosotros mismos. Hace un par de años, cuando vivía en un pueblo pequeño, tuvimos un problema con la conexión del cable y nos quedamos sin T:V. Estuvimos cinco (sí, cinco) meses sin televisión y fue un tiempo maravilloso. Simplemente, estábamos juntos haciendo de todo: cocinar, escuchar música, charlar, charlar, charlar, trabajar, pintar la casa o arreglarla, etc. A veces uno debería partir el aparato con un hacha y listo.
      Cariños.

      Me gusta

  9. Silvia dice:

    “Muchas veces tengo la sensación (y a veces es más que una sensación) de que la T.V: brinda la información necesaria para que se produzcan hechos de violencia.” Estoy de acuerdo: creo que la televisión muestra lo que quiere que pase. Algo totalmente premeditado.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      He charlado mucho del tema con mi hermano y llegamos a la conclusión de que esto es así. No puede ser casualidad que la T.V. “comente” como al pasar los nuevos delitos y los explique en detalle. Están creando escuela, no informando.
      Cariños.

      Me gusta

  10. Adwoa dice:

    Yo tampoco veo la tele. No porque no tenga tiempo, que podria encontrarlo, sino porque me aburre de manera soberana (y como decia Unamuno, “y que aburrimiento el de un soberano!”). Como mucho veo las noticias, y de manera inconsistente. La rutina nunca se llevo bien con mi memoria.
    Personalmente, creo que lo peor de que estemos expuestos a tanta violencia es que estamos completamente insensibilizados. Anestesiados emocionalmente. Y hemos llegado a un punto en que vemos en las noticias gente desmembrada, o muerta, y no nos causan el impacto que deberia, porque estamos hartos de ver lo mismo en el cine y se nos olvida que los de las noticias son gente real. Que ha muerto de verdad. Supongo que de esta manera hay personas que encuentran los problemas del mundo mas llevaderos…

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Totalmente de acuerdo Adwoa, en lo referente a la insensibilidad que produce tanta violencia. Por mi parte lo que trato de no ver son, precisamente, noticieros; los he analizado con cierta profundidad y creo que –al menos los de mi país– son verdaderas máquinas de mentir. sólo se salva uno, excelente, llamado Visión 7 internacional; el resto es una vergüenza.
      Si en algún momento me siento frente a la T.V. es para ver alguna película o serie. Y en lo posible que no tenga cortes publicitarios o que éstos se mantengan en el mínimo posible. la publicidad televisiva es otra cosa que me ofusca, me pone de mal humor (vaya, cuando hablo así siento que me estoy convirtiendo en el abuelo de los Simpsons).
      Cariños.

      Me gusta

  11. gaviotasinamor dice:

    YO sexo si, violencia cero
    Muaskk

    Me gusta

  12. Dessjuest dice:

    Yo,como asiduo consumidor de series, es algo que recurrentemente suelo comentar, la hipocresía de alguna de ellas que es capaz de hacer escenas de sexo sin que se vea un pezón, que no tiene de por sí ser mala cosa, pero luego mostrar explícitamente como machacan un cráneo, ejemplos claros “The Walking Dead” o “Breaking Bad”.

    Quizá por eso me gusta tanto la HBO, que no usa esa doble vara de medir en las cosas, es explícita en sexo y en violencia tanto como piensen sus guionistas que la historia precisa, luego ya el espectador decide.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Exacto, no por nada las series de HBO han tenido tanto éxito. Yo no me quejo de la violencia “per se”; de hecho, algunas cosas las disfruto; de lo que me quejo es del exceso de violencia (como si no hubiera otra cosa) y de la hipocresía que considera al sexo como “enfermizo” o “enfermante” (valga el término).
      Un abrazo.

      Me gusta

  13. Ana azul dice:

    No toda la culpa la tiene la TV. Además como tú dices se puede elegir verla o no, creo más bien que influye más el tipo de educación que se recibe.
    Personalmente, prefiero las primera imágenes que has puesto, pero con diferencia. No sé como alguien puede disfrutar con las otras… Besos
    Ana

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      No, no; por supuesto que no toda la culpa la tiene la T.V.; sino sería muy fácil arreglar los problemas del mundo; pero sin duda que algo de injerencia tiene. Pero es uno de los puntos principales de control social, de provocación delictiva y de expansión de la violencia. Junto a muchos otros: corrupción política y social (no le echemos toda la culpa a los políticos), degradación del nivel cultural, hacer de la estupidez una meta, alcoholismo, etc.
      Hay una vieja discusión, algo bizantina: ¿Es la T.V. una “muestra” de la violencia social o es la causante de cierta violencia social?
      Cariños.

      Me gusta

  14. Poco puedo agregar. La hipocresía, o la doble cara de las autoridades civiles y eclesiásticas. Es permisible lo que destruye y no siempre lo que construye. abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      “Es permisible lo que destruye y no siempre lo que construye”. Ésa sería otra síntesis del actuar religioso. Lo que me llama la atención es que no sea tan evidente para la gran mayoría.

      Me gusta

  15. […] más de cuatro años escribí una entrada que toca este tema; acabo de releerla y, a pesar de un par de errores de síntesis, hoy sostengo el mismo punto de […]

    Me gusta

  16. elssamolina dice:

    En esta sociedad fallan las bases ,por eso se tambalea todo .La educación en el respeto y el amor debería existir desde la cuna,en los colegios y en casa ,en los medios de comunicación.Creo que tenemos el mundo al revés.Abrazos Borgeano.Elssa Ana

    Le gusta a 1 persona

  17. […] a través de Sexo no, violencia sí — El Blog de Arena […]

    Me gusta

  18. DixieDay dice:

    Muchos puede decir que son solo peliculas, entretenimiento pero hay mentes enfermas que usan esta información y alimenta sus fantasías. Tampoco yo entiendo como es que eso no es censurado, pero la demanda es la que manda, nos gusta el morbo. Yo honestamente lo detesto.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Esta entrada, DixieDay, es una de esas que vuelvo a leer, cada tanto, de la mano de algún nuevo comentario. Por fortuna, cuando la leo, confirmo cada palabra de lo que escribí y eso me hace sentir bien, pero sólo en el aspecto formal, es decir, en el sentido de que no me avergüenzo de lo que dije aquella vez. Por otro lado, también suele entristecerme bastante el ver que sí tenía razón y que nada ha cambiado desde entonces. ¡Créeme que nada me gustaría más que poder escribir una entrada que dijera que ésta en particular ya ha quedado antigua! Pero no, nada de eso, seguimos bañados en sangre y nada más.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • DixieDay dice:

        Es verdad, es en estos casos donde uno deseara que lo que se dijo es erróneo pero no. Ojala pudieramos decir: Pero esto ya quedó en el pasado, ahora es distinto. Cosas malas que parecen buenas… Y se paga por ir a verlas ¿que tal?

        Le gusta a 1 persona

  19. […] había tratado este tema antes y veo que fue hace poco más de seis años. La entrada se tituló Sexo no, violencia sí y terminaba así (para que no vayan hasta allí, si no lo […]

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s