Hombres extraordinarios. Xul Solar (II)

El Panjuego de Xul Solar

El Pan juego o Panajedrez fue creado en la década de los 30. Las fichas están marcadas con consonantes (menos los peones que son números) y las casillas del tablero con vocales. De esta manera, cada movimiento del tablero produce diferentes palabras, cada pieza del juego representa a su vez un planeta, y cada posición refiere posibles efemérides o avatares en la historia.

panajedrez

Jorge Luis Borges: “Sobre el Panajedrez o Panjuego de Xul Solar”:

El Panjuego, era un juego que era muchísimas cosas a la vez; años después de la muerte de Xul Solar leí un libro en el cual se juega un poco, con mucha timidez y demasiada amplitud, con demasiada extensión, con esa idea de un juego universal, pero se ve que el autor está aludiendo a la música simplemente; en cambio, el juego de Xul estaba hecho de tal modo que, al hacer una jugada, uno al mismo tiempo fijaba un horóscopo, componía un verso, decía palabras en uno de los dos idiomas inventados por él, es decir, el jugador era un dios múltiple. Ahora, yo nunca entendí ese juego, porque el pensamiento de Xul siempre iba dejando atrás la explicación del juego. Él daba una explicación, digamos, de tal regla del juego; cuando uno la había entendido, cuando yo la había entendido con mucha dificultad, porque soy de pensamiento lento, entonces ya Xul había ido más adelante y había modificado lo que acababa de enseñarme; entonces me comunicaba esa modificación, pero esa modificación la dejaba atrás también enseguida; así creo que nadie llegó a jugar al Panjuego, ni siquiera Xul, porque siempre estaba en vísperas del juego definitivo.

panjuego 02

Leopoldo Marechal: “Sobre el Panajedrez o Panjuego de Xul Solar”:

El Panjuego, etimológicamente significa el juego total, o el juego por esencia y excelencia. Muchas veces, al oír las explicaciones que nos daba Xul en su tentativa de enseñarnos las reglas de aquel juego increíble, me preguntaba yo qué metafísica razón lo había lanzado a su empresa lúdica. Y tuve una respuesta cuando, en el Manava Dharma Sastra leí lo siguiente: “Los períodos de los Manu son innumerables, así como las creaciones y destrucciones del mundo; y el Ser Supremo las renueva como jugando”. Como jugando: vale decir que la Creación Divina es un juego, y que Xul, al crear el suyo, habría imitado al artífice divino, como buen demiurgo que fue. Pero esta primera conclusión mía reclamaba otra: en ese juego de la existencia universal entramos todos como piezas en movimiento, y somos alfiles, peones, caballos o reyes. Cada pieza responde a su destino inalienable, como también lo dice el Manava Dharma Sastra: “El Ser Supremo asignó desde el principio, a cada criatura en particular, un nombre, actos, y una manera de vivir”. Y concluye más adelante: “Cuando el soberano maestro ha destinado a tal o cual ser animado a una ocupación cualquiera, este ser la desempeña por sí mismo todas las veces que vuelve al mundo”. El Panjuego de Xul propone a todos, y amorosamente, su imagen o simulacro de la vida; y cada uno puede jugarlo, como en la vida, según sus propias y determinadas posibilidades: frente al tablero, el astrólogo moverá sus planetas, el matemático sus guarismos, el alquimista sus elementos y el jugador común la tabla cambiante de sus acciones y reacciones. Recuerdo que una vez, refiriéndose a su invención, Xul Solar me dijo: ”Este juego tiene la ventaja de que ninguno pierde y todos ganan al fin”. Y meditando en esa felicidad y esa facilidad que otorgó él a sus jugadores, me digo ahora y le digo al numen venerable de Xul: ”Si tu Panjuego estuviera, como sospecho, en analogía con el jugar divino ¡qué bueno sería comprobar al fin que todos hemos ganado y ninguno perdido en este ajedrez existencial a que fuimos lanzados por el Celeste Jugador!”.

panjuego 01

Xul Solar dedicó siete años a la elaboración de su ajedrez reformado o Panjuego. Frente al tablero, con 30 piezas que ingresan cuando él lo decide, cada contrincante puede componer palabras en la Panlengua (que el propio Xul inventó), combinar colores como en un cuadro, escribir un poema, crear acordes musicales, resolver ecuaciones matemáticas o jugar su destino,”con sólo mover las piezas de acuerdo a su horóscopo”. Es una pena que solo podamos verlo en un museo y no podamos aprender a jugar con él.

Anuncios

12 comentarios el “Hombres extraordinarios. Xul Solar (II)

  1. danioska dice:

    Vaya que Xul Solar era, literalmente, una caja de sorpresas. La idea de un “juego total” es retadorsísima, interesantísima. Además me gusta el concepto de que nunca se haya podido jugar, porque las reglas siempre estaban ajustándose. Es decir que el chiste no estaba en “jugar” sino en “el camino hacia jugar”: qué gran metáfora de vida. Me encantó, gran post.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Gracias Dan, creo que la idea del juego es brillante. Me gusta la idea de que se vayan formando palabras o formas musicales a medida que se juega, entre otras cosas. Lo que dices de la metáfora de la vida es exacto, para Xul Solar todo era una gran metáfora de la vida. Fíjate que una de las reglas que regía el movimiento de las piezas era el deambular de los astros por el firmamento…

      Me gusta

      • danioska dice:

        Lo que refuerza aún más la idea de “juego total”. Se aplicaba el más puro estilo medieval “como es arriba es abajo”, donde los astros regían la vida en la Tierra y a la inversa. Qué fascinante.

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Pues algún día te contaré la historia de un juego que diseñé yo (en los años 90 desarrollé y publiqué un par de juegos originales y también diseñé juegos para una empresa de “figuritas” –no sé cómo lo las llamaran por allí ¿cromos?– que los entregaban como premios. La presentación de uno de ellos la hicimos en Villa Victoria (lugar sobre el que se viene un post, también); pero luego, por problemas económicos y otros, todo quedó atrás. No tiene nada que ver con el juego de Solar, sólo que me lo hiciste recordar por eso de que los “astros rigen la Tierra”
        Y corto porque estoy escribiendo cualquier cosa.

        Me gusta

      • danioska dice:

        No es cualquier cosa: merece un post, al menos. No nos dejes con las ganas de conocer esa historia…

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Creo que alguna vez te he mandado éste enlace; esto fue una “historieta en 3D” que hicimos con un viejo amigo en Villa Victoria, precisamente. Las cartas las tengo scanneadas (uno de los juegos) y el otro tengo que recuperarlo.
        http://bellavictoriacomics.blogspot.com.ar/

        Me gusta

      • danioska dice:

        Qué gran idea!! No me habías mandado esto y está padrísimo! (“bárbaro” en argentino). Me quedó la duda de si efectivamente salió al público o no, cuéntame más.

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Pues sí, salió al público para las vacaciones invernales, con el fin de atraer a los niños al museo (la historia estaba orientada a ellos). La historia -valga la redundancia- era que, cuando Rabindranath Tagore visitó a Victoria Ocampo dejó escondido un texto en alguna parte de la villa, ya que suponía que alguien intentaba robárselo. A través de enigmas y juegos (ése fue mi trabajo principal, después ayudé en la construcción de las figuras de tamaño natural y otras cosas) los niños debían descubrir toda la trama (había varios personajes y sería difícil nombrarlos a todos y su función). Al final, en la habitación de Victoria Ocampo (una de las habitaciones que conserva el mobiliario original) aparecía “Bella Victoria”, un fantasma que explicaba todo (por si alguien se había quedado “en el camino”, por así decir). En cada habitación había personajes con los clásicos “globitos” de texto y pistas varias, y con ello se iba armando la historia. fue una linda experiencia, muy gratificante. En mi OTRA computadora tengo mucha más fotos. Pero ése es otro tema.
        Gracias por tu interés, esto ya había pasado tiempo atrás y uno lo va olvidando.
        Cariños.

        Me gusta

      • danioska dice:

        Me gustó mucho la propuesta lúdica, es realmente notable. Así, jugando, es como los niños mejor se acercan a la cultura, de manera que me parece muy brillante la iniciativa del museo y más brillante la ejecución. Gran idea, digna de reproducirse en otros espacios.
        Abrazo

        Me gusta

  2. Ana azul dice:

    No lo conocía, me ha llamado la atención. Besos
    Ana

    Me gusta

  3. […] pero eso no es todo, en medio de la sala se encuentra expuesto, bajo una protección de cristal, su Panjuego, del que ya hablé alguna vez. Es la primera vez que puedo verlo de cerca. Como un niño ante un […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s