Francis Bacon. Dos libros

Si hay alguien que bien puede haberse ganado el mote de revolucionario es Francis Bacon. Revolucionario con contenido, con substancia, con esa transmutación de todos los valores de los que hablaba Nietzsche. No pertenece a esa caterva de revolucionarios que para romper con un esquema se limitan a magnificar la nada o el absurdo. Bacon revoluciona y revuelve (soy consciente del uso de la misma raíz en los términos y por ello es que los uso de esa manera) la mirada burguesa y servil del hombre bienpensante, del hombre de moral encuadernada y forrada con papel araña. El primero de los libros es el ya clásico Francis and the Tradition of Art.

francis bacon tradition

En este maravilloso volumen encontramos absolutamente todo o que necesitamos para adentrarnos en la obra de Bacon. Hay aquí, por supuesto, reproducciones de sus obras, pero también fotografías de su caótico estudio, de él mismo, fotomontajes, estudios, reproducciones de otros artistas (indispensables para entender la obra de éste autor), notas en pedazos de papel. Una obra imprescindible sobre un autor insustituible para la comprensión del arte del siglo XX.

El segundo de los libros es sólo para aquellos fanáticos de la obra de Bacon. Sería algo así como esos discos con pésimo sonido que de todos modos compramos porque se trata de un raro concierto de nuestra banda favorita.

Francis bacon working on paper 01

Francis Bacon, Working on Paper, reúne, tal como lo indica su nombre, los trabajos en papel. Ahora bien, también sabemos que para las editoriales y el mercado, todo aquello que haga un artista es una obra de arte (mejor no entrar aquí con el tema de la interpretación y sus consecuencias. Ya hablaré de Susan Sontag y su famoso ensayo en otro momento). Estos “trabajos” no son más que notas pictóricas, meros bocetos o estudios que todo artista hace antes de llegar a la obra final. Carecen de todo valor más allá de la mera curiosidad para el fanático o el estudioso del artista en cuestión.

De todos modos, siempre vale la pena acerarse a la “cocina” de los grandes; aunque más no sea para echarle un vistazo al modo de trabajo o a la búsqueda que cada artista hace en su camino.

Anuncios

3 comentarios el “Francis Bacon. Dos libros

  1. Tienes mucha razón con referencia al segundo libro, hay veces que se da excesiva importancia a un bosquejo de un artista, y le dan gran valor simplemente por el autor en sí, aunque sean cuatro líneas sin mucho cariz artístico.
    Se que es interesante conocer el proceso creativo, pero si no eres un fan o estudioso o aprendiz, aquellos trazos no te dicen demasiado.

    Un abrazo.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      En todo de acuerdo. Tengo en algún lado (no olvides que mis cosas están en un limbo entre esta ciudad –aunque no donde habito en este momento– y otra a 350 km de distancia) un artículo donde se narra un caaso extremo: una artista británica que había perdido a su gata y, como suele hacer todo el mundo, puso avisos con la foto del animal en los postes y árboles, etc. La gente los quitaba de allí y luego la mujer se enteró de que se vendían por 100 libras en internet. Se llega a límites ridículos, por cierto.
      Gracias por pasar por aquí.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. lagaviotaconamor dice:

    Buenos días de nuevo, pues no he leído nada de este gran autor, pero me apunto para el próximo!
    besotes

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s