El regreso. Alberto Manguel

alberto-manguel-el-regreso-4775-MLA4932988754_082013-F

¿Quién escribe las contraportadas de los libros? Ésa es una pregunta que me he hecho más de una vez. En muchos casos el afán de toda editorial por vender hacer que uno se encuentre con elogios desmesurados para obras que luego no llegan a ser ni la mitad de buenas que lo que nos prometen. En éste caso en particular, lo curioso es que ese texto parece haber sido escrito por alguien que no leyó el libro o que lo hizo muy por encima, hojeando el volumen y leyendo por aquí y por allá algunos fragmentos que lo llevaron a dar una versión muy deslucida de una historia mucho mayor.

Esta breve novela del gran Alberto Manguel (de quien alguna vez transcribí largos pasajes de su maravilla Historia de la lectura) narra la historia de Néstor Fabris, un argentino exiliado en Italia quien regresa al país luego de treinta años de ausencia. Tengo la sensación de hasta aquí es lo único que puedo explicar; ir más adelante implicaría transcribir pasajes y analizarlos en detalle, lo cual sería un absurdo. Lo único que puedo decir es que si no se presta atención a los detalles se corre el riesgo de no comprender absolutamente nada o de considerar lo que se está leyendo como una historia pseudosurrealista o poco más (eso es lo que hizo quien escribió la contraportada, de allí que me permitiera empezar con ése punto en particular). Hay tres o cuatro hechos puntuales —distribuidos de manera sutil— que señalan el carácter preciso de toda la historia; sin ellos, lo dicho: nada parece tener sentido.

Hay aquí referencias políticas, románticas, históricas, sociales, literarias (Néstor Fabris es llevado en un viejo colectivo por el profesor Grossman a un lejano descampado donde éste guiará al visitante en una magnífica referencia a La divina comedia. Fabris será un Dante perdido y confuso y Grossman una mezcla de Virgilio y Caronte) y todo eso en menos de ochenta páginas. Si esto, mis amigos, no es literatura…

Anuncios

8 comentarios el “El regreso. Alberto Manguel

  1. Gaviota dice:

    Borgeano cuanto aprendo contigo amigo mío, gracias por todo lo bueno que nos enseñas siempre!
    Feliz fin de semana

    Me gusta

  2. isabelamor dice:

    Modera mi comentario de gaviota que raro me parece
    besotes

    Me gusta

  3. danioska dice:

    Las contratapas suelen escribirlas personas de la editorial, en efecto, con la intención de dar un resumen “vendedor” que muchas veces resulta todo lo contrario (como las traducciones de muchas películas, que en su versión original tenían un encanto pero al vaciarlas al español según el criterio de algún descerebrado terminan sonando a caricatura).
    De Manguel he leído pasajes de su fantástica Historia de la lectura y lo tengo formadito en mi lista de pendientes para sumergirme en él comoDiosmanda. Éste suena muy bien, como un texto redondo, con varios niveles de lectura y hartas intertextualidades en apenas 80 páginas. Toda una hazaña pero bueno, siendo de Manguel se entiende…

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Lo que me llamó la atención fue el comentario fuera mucho más pobre que lo que brinda la novela. Está bien, si pones “hipertextualidad” o “capas de lectura” allí lo más probables es que termines perdiendo lectores, es cierto.
      Lo de las películas es todo un tema. Yo prefiero verlas subtituladas. Dobladas nunca (o casi nunca). Además, hay actuaciones que son intraducibles, ya que son todo uno la gestualidad y la dicción del texto. (¿Cómo “re-actuar” –si se me permite el neologismo– al Brando de El Padrino, al Hopkins de El silencio…. o a la maravillosa dicción a-la-shakespeare que Hugo Weaving le imprime al hombre detrás de la máscara en V de Vendetta? Imposible).
      Mira, recomendar libros es siempre difícil, y no suelo hacerlo, salvo en contadas excepciones. Una de ellas es esta: conociéndote y conociendo el libro, creo que pasarás muy buenos momentos con Historia de la lectura. Y estoy segurísimo de que encontrarás allí material para varios posts; aunque eso es secundario. El placer que te va a provocar esa lectura lo doy por hecho.
      Cariños una y mil veces.

      Me gusta

      • danioska dice:

        Lo sé y créeme que muero por hincarle el diente a la manera vampiresca, pero justo no quiero estar agobiada con mil cosas, para poder dedicarle tiempo a leer y releer. No sé cuándo suceda que tenga tiempo a mis anchas para leerlo como quiero. Espero que sea pronto…
        Abrazo grandote

        Me gusta

  4. gerardofarra dice:

    No conocía esta obra de Manguel. Solamente he leído dos libros de ensayo (maravillosos) y la novela corta “El amante extremadamente puntilloso” que me pareció muy buena. Buscaré “El regreso”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s