La conquista de la felicidad

.felicidad-2
.
“Hay personas que son incapaces de sobrellevar con paciencia los pequeños contratiempos que constituyen, si se lo permitimos, una parte muy grande de la vida. Se enfurecen cuando pierden un tren, sufren ataques de rabia si la comida está mal cocinada, se hunden en la desesperación si la chimenea no tira bien y claman venganza contra todo el sistema industrial cuando la ropa tarda en llegar de la lavandería. Con la energía que estas personas gastan en problemas triviales, si se empleara bien, se podrían hacer y deshacer imperios. El sabio no se fija en el polvo que la sirvienta no ha limpiado, en la papa que el cocinero no ha cocido, ni en el hollín que el deshollinador no ha deshollinado. No quiero decir que no tome medidas para remediar estas cuestiones, si tiene tiempo para ello; lo que digo es que se enfrenta a ellas sin emoción. La preocupación, la impaciencia y la irritación son emociones que no sirven para nada. Los que las sienten con mucha fuerza pueden decir que son incapaces de dominarlas, y no estoy seguro de que se puedan dominar si no es con esa resignación fundamental de que hablábamos antes. Ese mismo tipo de concentración en grandes proyectos no personales, que permite sobrellevar el fracaso personal en el trabajo o los problemas de un matrimonio desdichado, sirve también para ser paciente cuando perdemos un tren o se nos cae el paraguas en el barro. Si uno tiene un carácter irritable, no creo que pueda curarse de ningún otro modo.”
BERTRAND RUSSELL
“La conquista de la felicidad”
Anuncios

13 comentarios el “La conquista de la felicidad

  1. isabelamor dice:

    Buenos días querido Borgeano, sabes? este post me recuerda mucho a mí hace unos años y ahora me río, ya no tomo disgustos por cosas banales si yo te contara lo que hoy aguanto y paso, ni te lo imaginas y en parte aunque te rías se lo debo a Reiki.
    Gracias por tu gran post, como siempre lleno de sabiduría
    Un abrazo

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Ésa es una buena noticia y, sin duda, una muy buena actitud. Pienso que debería aprenderse con los años, es decir, que debería ser consecuencia de la experiencia; pero ves tanta gente adulta actuando como tontos que al final te das cuenta de que no es así y que uno debe, a veces, trabajar estas cosas desde la misma conciencia.
      Cariños y buen fin de semana.

      Me gusta

  2. Shira Shaman dice:

    Desde pequeña tuve oportunidad de hacer yoga y de asistir a cursos de lo que ahora se llama PNL, se puede decir que ahí se me inserto un chip para procurar ser positiva, esa ha sido mi tabla de salvación, creo que en efecto, la felicidad la tenemos antes que nada en lo que pensamos o cómo decidimos sentirnos, si buscamos en el exterior la batalla seria devastadora, pero creo que si hay paz interna y positivismo cualquier problema puede resultar pequeño, aunque a veces me toque ir por la vida como el Candido de Voltaire; yo siempre prefiero ver la cara amable, Tu entrada me ha gustado mucho con esa reflexión. Besos

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Pues seguimos estando de acuerdo, Shira. Casualmente acabo de leer un artículo que me dejaron reflexionando y sobre el que posiblemente haga un post. Sin duda que la felicidad es algo interno y no esa cosa que nos venden desde los medios (hablando, claro está a grandes rasgos, la cosa es más compleja). También comparto lo que dices de Cándido, solo que en mi caso suele ser algo más cínico, sin que esto sea malinterpretado. Me refiero a que a veces uno “pone cara” de Candido pero en su fueron interno hay corrientes de fondo que se saben mucho más ricas que esa fachada que uno a veces usa de excusa.
      Cariños y ya voy al mail.

      Me gusta

  3. danioska dice:

    Y que lo digas: cuánta energía podemos redirigir a temas más productivos que las simples molestias del día a día. Mientras lo digo pienso en cuánto me falta aprender. Sigo instalada el intento de ser feliz “porque sí”, es decir, no “gracias a que todo está perfecto” sino “a pesar de que sea imperfecto” pero a veces me siento a años luz de lograrlo. Excelente reflexión, deliciosa y oportuna (creo que me me espías…).
    Abrazo inmenso

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      El que te espía es el Gran Hermano (yo le pago por ciertos datos…. 🙂 ). Por cierto que somos varios los que estamos en la misma búsqueda. He recibido comentarios del mismo tono por otros medios. Como dije en algún lado, esto que uno va aprendiendo con la edad debería ser tema de enseñanza básica. Pero creo que la publicidad no lo permitiría (¿Te acuerdas de aquello de que los medios SON el poder? Bueno, por ahí andan mis pensamientos…)
      Por lo pronto yo sigo con mi idea de aquel post que llamé “Despojarse de todo”. Cada día quiero menos posesiones y me encuentro cada día más seguro y feliz.
      Me diste una idea para el post de mañana. Gracias por el feedback…
      Cariños.

      Me gusta

  4. María dice:

    Creo que llevo toda mi vida intentando, no instalarme en lo perfecto para ser feliz. Poco a poco lo voy consiguiendo, pero algunas veces me dejo llevar por esas neuras que me impiden reflexionar sobre esa felicidad que va más allá de la perfección.
    Digamos, no obstante, que soy una alumna aplicada y al final… lo conseguiré.
    Interesante entrada para reflexionar.
    ¡Ah! Russell, también uno de mis favoritos. Leído hace ya muchos años.
    Un besote…

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Repito la respuesta dada a Danioska, María. Somos varios los que estamos en la misma búsqueda. El post de mañana tal vez te interese (está basado en el comentario de Danioska y en el tuyo también).
      Por otra parte, Russell me viene acompañando desde hace muuuuuuuchos años. Por suerte ya es un amigo de la casa y se siente a gusto con este humilde lector.
      Cariños.

      Me gusta

  5. Xota Xota dice:

    Me encantó leer a Russell en su momento. Creo que es clave para lograr la felicidad, lo que dice sobre enfrentarse a esas situaciones sin emoción.

    Saludos!

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Gracias Xota, a Russell le vengo leyendo desde la adolescencia y siempre vuelvo a él, en un momento u otro. Algunos de sus textos ya han caducado, pero la mayor parte sigue vigente, por fortuna.
      Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s