Del miedo a envejecer

Leo a Susan Sontag: “El miedo a envejecer nace del reconocimiento de que uno no está viviendo la vida que desea. Es equivalente a la sensación de estar usando mal el presente”.

la-juventud-y-la-vejez

En un primer momento me pareció una frase plena de sentido y que encerraba no sólo una gran verdad, sino también, alguna enseñanza (lo cual no ocurre siempre, por otro lado). Pero luego de pensarlo un rato me di cuenta de que tal vez lo opuesto sea más correcto. Tal vez cuando comenzamos a vivir la vida que queremos es cuando empezamos a tener miedo a la vejez (el cual es  un miedo secundario; a lo que se teme de la vejez, digámoslo de manera directa, es a la peor de sus consecuencias: a lo que se teme es a la muerte). Si uno no vive la vida que desea o que esperaba ¿qué es lo que pierde? Pero si uno vive una vida plena o, al menos, está comenzando a vivir del modo en que siempre quiso hacerlo, con la compañía de aquel a quien ama, realizando esas cosas que le dan tanto placer; es entonces en ese momento en que uno no quiere envejecer. Es en ese momento cuando uno dice «No. Ahora no quiero dejar esto».

Anuncios

50 comentarios el “Del miedo a envejecer

  1. Gaviota dice:

    Buenos días Borgeano:
    Un post muy real como la vida misma, yo pienso que hay que aceptar la vida tal cual es hay etapas muy bonitas por ejemplo las de la juventud, pero hay otras también hermosas debemos ir asumiendo, que contra la vida contra corriente no podemos ir.
    Sabes a que le tengo yo más miedo? ala enfermedad al dolor al no tener una muerte digna a eso. Las arrugas del alma también me dan pánico.
    Muy bello post querido reblogeo

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      “Las arrugas del alma” Eso está muy bien, por cierto y sintetiza un miedo muy sano. Temer a las arrugas del alma significa haber desperdiciado la vida como tal. Y también es cierto que debemos (o deberíamos haber vivido) cada etapa de la vida a su tiempo. Para los que por una razón u otra no pudieron hacerlo, siempre está el presente y el olvido.
      Cariños.

      Me gusta

  2. Gaviota dice:

    Reblogueó esto en Gaviotay comentado:
    Buenos días os dejo un post hermoso tal y como es la vida y la aceptación de ir haciéndose mayor Borgeano tocando el alma siempre. Mi mayor miedo es la enfermedad y a no tener una muerte digna. Las arrugas son bellas, las de la cara ahora las del alma, esas si duelen.
    Feliz fin de semana

    Me gusta

  3. Es un manera de verlo, es como cuando estas en una fiesta y no quieres que se acabe. Aunque también se puede pensar que se tiene miedo a envejecer porque avanza el tiempo y no llegamos a tener la vida que queremos, avanzan los días y nunca llega esa fiesta en la que nos gustaría estar. Yo creo que el miedo a esa vejez, lo lleva más uno dentro (el que lo tiene), sin realmente importar las circunstancias de vida de cada uno, haya o no conseguido una vida plena o siga buscando esa plenitud.

    Un abrazo.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Así es Alberto, la imagen de la fiesta es totalmente válida. Luego, el tema de la vejez y del miedo a ésta, es algo general y casi inevitable; pero hay personas que lo llevan con otra actitud; una actitud más plena y no tan sufrida, no de manera tan dolorosa. Creo que ahí es donde reside la “sabiduría” (por llamarlo de algún modo: hacer lo suficiente como para no sentir pena por lo que somos. Eso ayudaría muchísimo a sobrellevar esos últimos años.
      Un abrazo.

      Me gusta

  4. Dessjuest dice:

    Miedo a envejecer, miedo a que, aun sabiendo que la vida acaba en cualquier momento, a medida que envejecemos la tenemos irremediablemente más cerca.

    Miedo a no ser el de antes, a no poder seguir haciendo las mismas cosas que antes, yo estoy más contigo Borgeano, bastante más de hecho.

    Abrazos.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Gracias camarada; es curioso cómo sabiendo que hay un final y que es definitivo, la gente se emperra en actuar como si fuesen eternos. Con pequeñas miserias que a nada conducen (salvo a un placer momentáneo, pero no mucho más). Creo que son mucho más sanos esos miedos que tú destacas, que el miedo a la muerte en sí misma. El miedo “a las arrugas del alma”, como bien dijo Gaviota más arriba.
      Un abrazo, joven.

      Me gusta

  5. sara33ia dice:

    Reblogueó esto en sara33ia.

    Me gusta

  6. Muy cierto, gracias Gaviota por compartirlo. Lluvia de ricas bendiciones. Mil abrazos

    Me gusta

  7. Cuando estas viejo ves cosas que antes no veías.

    Me gusta

  8. La bruja de Portobello dice:

    ESTOY PLENAMENTE DE ACUERDO CON LA FRASE DE SONTAG.

    NO QUIERO MORIR SIN VIVIR MUCHAS COSAS, Y SI LA VIDA ME PERMITE VIVIRLAS… YA PUEDO MORIR EN ESE PRECISO INSTANTE, PORQUE HABRA MERECIDO LA PENA.

    EL UNICO MIEDO A ENVEJECER Y A MORIR, ES HACERLO SIN HABER VIVIDO.

    LAS ARRUGAS DE LA EXPERIENCIA DE VIVIR SON BELLAS, BONITAS, PERO LAS ARRUGAS DE LA SEQUEDAD DE VIDA, SON MUY TRISTES.

    UN SALUDO

    Me gusta

  9. elssamolina dice:

    Yo creo que como no sabemos como sera nuestra vejez, lo mejor que podemos hacer es vivir el presente, y cuando lleguen esos años que nos hacen ancianos,si llegan, afrontarlos lo mejor posible.Esta vida esta formada por ciclos, que son inevitables, y llenos de misterios indescifrables.Cada edad tiene algo que la caracteriza, la vejez es el final de un camino y el principio de otro. Un post muy interesante con un tema muy actual. Gracias por compartir. Saludos. Elssa Ana

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Gracias a ti, Elsa. Ésa es, básicamente, la idea: que el post sirva para pensar, para estar de acuerdo, para oponerse, para enriquecerlo –como bien has hecho– con una nueva mirada.
      Cariños.

      Me gusta

  10. Lehahiah0909 dice:

    Miedo a olvidar
    a que mi cuerpo no me responda cuando y como yo quiero
    a la soledad y la marginación que esta sociedad tan perfecta y tan extraña…..
    a no poder …y querer……
    a tantas cosas…
    Un abrazo mi ojazos..mis besos con alas ya estan llegando

    Me gusta

  11. danioska dice:

    Bravo! Mira que enmendarle la plana a Sontag no está fácil pero en este caso coincido más contigo que con ella: si un platillo de comida no me gusta, me da igual si me quedan cinco o 15 bocados. Si me gusta mucho, si lo estoy disfrutando al máximo, “sufro” conforme me lo voy terminando, porque sé que ya no habrá otro. Algo así creo que pasa con la vida…
    Abrazo filosófico

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Gracias querida, además de repensar a Susan recibo tu aprobación. Mi fin de semana nunca estuvo mejor. De vez en cuando estas cosas suceden y, la verdad, dejan un buen sabor de boca. Habrá que seguir buscando.
      me gustó lo del abrazo filosófico. Que sea otro el que vaya para allí.

      Me gusta

  12. bellezacorazon dice:

    Reblogueó esto en Belleza de corazón amigos.

    Me gusta

  13. bellezacorazon dice:

    Envejecer es la riqueza de la vida. Yo estoy muy olgullosa de. Ir viendo mis canas y los días pasar. Un saludo me gusto mucho

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Gracias belleza, y bienvenida. Creo que uno envejece bien cuando hace con su vida algo valioso y con esto me refiero a cualquier cosa que le plazca hacer, no necesariamente lo que la sociedad considera como valioso en sí.
      Saludos.

      Me gusta

      • bellezacorazon dice:

        Igualmente bienvenido a mi muy mundo , de sonrisa y mucha paz.si no puedes entrar a mi blog Pídeme paso y encantada te lo daré. Un gran abrazo

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        El otro día quise entrar y me fue imposible (fue a raíz de un comentario que te vi en otro blog). Así que ahí fue el pedido de acceso. Gracias.
        Un abrazo.

        Me gusta

      • bellezacorazon dice:

        Ya puedes pasar y es un honor tenerte en mi mundo. Gracias ya te di paso

        Me gusta

  14. Shira Shaman dice:

    Y vuelvo a la pregunta que alguna vez formulé ¿Cómo pueden pasar tan de prisa los años mientras seguimos sintiendo que somos la misma persona? Sólo el espejo nos hace notar el paso de los años y nos embarga la nostalgia. Mas lo importante sin duda querido Borgeano es vivir el hoy plenamente. Abrazos.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      No hay nada que me produzca más placer que una pregunta difícil de responder. La tuya es una de ellas. ¡Qué bello es poder sentarse y pensar en estas cosas durante horas! Aunque uno no pueda llegar a conclusión alguna, el sólo hecho de analizar, sopesar argumentos, descartar ideas, pulir razonamientos, bien vale la pena el trabajo.
      Por supuesto, nunca hay que perder de vista lo último que dices: Lo importante es vivir el hoy plenamente. Lo demás –incluso el filosófico placer del pensamiento– es secundario.
      Gracias por este estupendo comentario, Shira. Es un placer tener aquí gente que piensa y siente tan bien.
      Cariños infinitos.

      Me gusta

  15. diaeconomina dice:

    Pues yo no tengo miedo a envejecer, me gustaría no envejecer y ser eternamente joven, pero que sea un deseo no significa que no acepte lo que me va a pasar. Creo que si no envejeciéramos nos cansaríamos de la vida en algún momento, igual estoy equivocada ya que es una suposición pero el ser humano no aguanta la rutina.

    Me gustó tu entrada Borgeano, saludos!!

    Me gusta

  16. alpuymuz dice:

    A la muerte conduce por necesidad evidente la vida; muere quien vive. Ergo, conformidad es la clave general; el resto interpretación personal; puede que rebeldía inutil naufragando lentamente.
    La muerte se me antoja ser un filo sutil determinante para cada uno; es pesonal única; quizá una suerte que transportamos sin pensar correctamente: antes de ella para cada uno no es; inmediatamente después, ya tampoco es. ¿Miedo a envejecer? El justo preciso en función de parámetros responsables, pero siempre mejor tirando a poco. Eso pinso de urgencia, y sin ser precisamente niño.
    Va mi espeto a todas las opiniones, y al escrito principal por supuesto, Saludos.

    Me gusta

  17. Pienso que la mirada cambia según la experiencia de vida de cada quien. En mi caso, al envejecer pienso en todo lo que no viví, en todo aquello que se hace más difícil de alcanzar con el paso de los años. Otro, quizá, al encontrarse pleno querrá prolongar ese estado y deseará retrasar la hora de partida. Es un tema inmenso, Borgeano… Abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Es el gran tema de la filosofía: vida y muerte, nada menos. Claro, lo que decís es acertado: la mirada cambia según la experiencia de vida de cada quien; y nosotros mismos la vamos cambiando según nos vaya bien o mal en la ruleta. Ahora, otra gran pregunta es ¿Estamos haciendo algo nosotros de manera consciente para modificar lo que no nos gusta y para que lo que sí nos gusta permanezca? Me he encontrado con no pocos casos de personas que viven lamentándose de lo mal que va su vida y sin embrago no hacen mucho para modificar ese estado de cosas. Eso también es una decisión y no deberían culpar a nadie por ello; sin embargo, ahí los tienes, llorando a mares por las redes sociales, por ejemplo.

      abrazo enorme, Querida Laura y gracias por estas dando vueltas por estas entradas viejitas.

      Le gusta a 1 persona

      • Nuevamente estamos de acuerdo. Sí, tenés mucho razón en que los seres humanos solemos cometer el error de quejarnos y no hacer nada por aquello que nos aqueja. Conformismo, temor, falso confort… la causa que pinte, pero un error que nos limita y disminuye nuestra calidad de vida.
        Eso de llorar por las redes sociales creo que muestra una imperiosa necesidad de recibir atención -una atención de mala calidad por cierto- y que puede resultar apenas efectiva para el que se lamenta puesto que luego sigue sintiéndose igual de solo. En fin…
        Vengo de lectura atrasada (ya me pondré al día).
        Besote.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Firmo al pie, porque no tengo nada que agregar a tus palabras.

        Le gusta a 1 persona

  18. carlos andres restrepo dice:

    buenas tardes tengo 41 años y tengo pavor terror a envejecer alas arrugas canas alas henfermedades a morir alos cambios fisiologicos ese miedo me enpezo en julio del año 2001 cuando tenia 25 años me pueden explicar porque esto tan raro att carlos andres restrepo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No sé si soy la persona más adecuada, Carlos; sólo puedo decirte que es por demás común lo que te sucede; ahora, si te das cuenta de que ese temor ya es algo que excede a lo racional deberías buscar algún tipo de ayuda, ya que eso puede hacer que no disfrutes tu vida como corresponde. Esa ayuda será la que mejor se adapte a tus necesidades: en mi caso lo que mejor sirvió fue la filosofía, pero reconozco que no es el camino ni más rápido ni más sencillo.
      Insisto, si me permites, no dejes que esas ideas arruinen tus días; dices que tienes esos miedos desde los 25 años; me atrevería a preguntarte, entonces, cómo te sientes… si la respuesta es positiva, pues allí ya tienes un punto de partida: ¡crecer no es tan malo!

      Un abrazo y los mejores deseos.

      Me gusta

  19. carlos andres restrepo dice:

    yo estoy en tratamiento psiquiatrico y psicologico pero sin henbargo sigo con estos pensamientos cada que veo un joven me siento joven como el ho mas joven no se si sera envidia pero he vivido un purgatorio con estos pensamientos irracionales intriusivos es un terror ilogico que hago a veces pienso en no existir

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Pues no puedo menos que desearte lo mejor y pedirte que no cejes jamás en la búsqueda de una solución.
      Desconozco si eso que sientes se debe a la envidia o a otra razón; pero eso poco importa. Creo que debes estar feliz por el simple hecho de estar vivo. Esto parece ser algo fácil de decir, pero con un poco de trabajo (no tienes otra opción: el trabajo debes hacerlo tú, nadie puede hacerlo en tu lugar) se consiguen excelentes resultados.
      Mira a tu alrededor y ve lo hermoso de todo lo que te rodea. Súmale, también, tu propia belleza. Crea. Inventa. Ama. Ayuda.

      Un fuerte abrazo y los mejores deseos.

      Me gusta

  20. carlos andres restrepo dice:

    mantego con terror ha que mi papa se muera y aque se henferme

    Me gusta

    • carlos andres restrepo dice:

      por favor responder a la pregunta que les hice

      Me gusta

      • Borgeano dice:

        Mi estimado Carlos: me disculpo por no haber respondido a tu mensaje; al ser una entrada anterior a veces queda atrás y se me pasa por alto.

        Como dije, no creo ser la persona idónea para responder a estas cuestiones tan centrales; sólo puedo dar un parecer parcial basado en mi propia experiencia y poco más. No creo que mis palabras vayan ir más allá de lo que cualquier persona bienintencionada pueda decir.
        Con respecto a la salud y a la muerte de los seres queridos, no nos queda otra opción de adaptarnos a ello, ya que eso es inevitable. ¿Qué podemos hacer para evitar lo que es inevitable? Nada. Entonces la única salida consiste en aprender a vivir con ello; estudiar, aprender, pensar, sentir que esas cosas son parte, precisamente, de la vida. Si te pasas el tiempo sufriendo por lo que ocurrirá de un modo u otro, te pierdes tu vida de ahora; y eso nunca es un buen negocio.

        Tú estás vivo ahora, tu padre está vivo ahora ¿Qué sentido tiene preocuparse y sufrir por lo que ocurrirá mañana?

        Un abrazo y los mejores deseos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s