Otra muestra de “doble estándar”

Con poco tiempo para escribir y para no desaparecer otra vez del mapa sin aviso, les dejo un artículo que me hicieron llegar (alguno ya imaginará quién) y al que suscribo hasta la última palabra. Está tomado del sitio El Corunio, el cual acabo de conocer y al que chequearé más a fondo.

WineGleeArruHoff

La Clase Media no se droga, sino que “sigue un camino de autodestrucción”. El señor de Clase Media que se droga, nunca se droga, sino que está en una permanente transición entre algo nunca especificado, pero que no parece preocupar a nadie, y la liberación total de algo que cuando ocurre se publicita mostrándolo como un héroe. Porque el señor de Clase Media que se drogaba es un héroe por haber superado esa condición, a diferencia de los negritos villeros, que se la pasan yendo de granja terapéutica a celdas infames, y roban para seguir drogándose. El señor o señora de Clase Media que se droga nunca tiene muy claro si se está drogando o “teniendo una inquietud social” que en algún país que cita dicen que hace bien y la practican los hombres sabios. Pero cuando es encontrado muerto o muerta en su departamento neoyorquino, rodeado de jeringas y bolsas con droga, muere de “una causa no determinada”, y hay que hacer autopsias y larguísimos análisis hasta que su agente arregla con la prensa que murió porque se confundió y se tomó una aspirina con el aguarrás que habían dejado los pintores. Y van presos los pintores. El pibe pobre, muerto por la Bonaerense, será drogón por siempre, y delincuente. Sin demasiadas pruebas. Por lo tanto, no merecerá justicia. Ni el ni sus familiares cuando intenten explicar lo que en realidad ocurrió. El famoso encontrado muerto siempre será “un talentoso que nos deja un legado que nunca olvidaremos”, aunque haya hecho dos películas o un solo disco. Y recibirá una cobertura mediática de fotos suyas en las redes sociales, adosadas a un moño negro con frases como “nunca te olvidaremos”, y una señora en Fiambalá y un adolescente en Namibia sentirán que perdieron algo, aunque la misma industria que hizo millonario al famoso había decidido que no haya cines en Fiambalá o en Namibia. Los amigos y la familia del famoso, los amigos y la familia del señor o señora de Clase Media que se drogaba dirán que no sabían que se drogaba, y se resaltará en ellos la actitud caballeresca de no revelar que sabían que se drogaba, pero mientras pudiera estar de pie y produciendo dinero, no iban a inquietarse demasiado. Los amigos y la familia del chico pobre muerto por la Bonaerense, cuando digan que no sabían si se drogaba, recibirán por respuesta que no se preocupaban por él. Su madre será una pésima persona sobre la que nadie se explicará “porqué no internaba a su hijo”. La familia del señor de Clase Media que se drogaba dirá que sus frecuentes internaciones fueron porque “tuvo un fuerte cuadro febril” o “se tenía que hacer el periódico chequeo” que nadie se hace. Y los periodistas dirán que repreguntar significa en este caso “no respetar el dolor”. Moral Blue. La usamos para muchas otras cosas. Todo el tiempo.

Nota: cuando se habla de “la Bonaerense”, se hace referencia a la Policía de la Provincia de Buenos Aires, también conocida como Policía Bonaerense. Su fama se deduce del texto.

17 comentarios el “Otra muestra de “doble estándar”

  1. Gaviota dice:

    Buenos días Borgeano:
    Pues no te vaya muy lejos que sabes que te echo de menos!
    Un post muy real, tanto como la vida misma! no hay más que pueda añadir,
    es injusto pero es lo que hay y nadie va a hacer nada antes estos intereses
    creados, pobrecita clase medía, yo no la llamaría así, pero bueno, aquí en España está desapareciendo la clase media, pero eso es otro tema ya!
    besos y cuídate mucho

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Besos enorme para este fin de semana, mi amiga. y por aquí estaremos.

      Me gusta

      • Gaviota dice:

        Me alegra verte muchísimo ya sabes que et aprecio desde hace mucho tiempo, recuerdos aquel blog que hicisteis entre varios y me invitasteis a participar? sabes por qué no me atreví? por miedo ahora te lo cuento!!
        Un besazo y venga a dormir

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Para dormir me faltan cinco horas todavía… Sí, recuerdo aquel blog, es cierto… (y en unos minutos responderé tu mail, ahora que he vuelto por aquí.
        Besote y disfruta el sábado.

        Me gusta

  2. Gaviota dice:

    Pero que hora es allá ahora mismo?
    besotes querido

    Me gusta

  3. diaeconomina dice:

    Realmente verdad! Es lo de siempre, si tienes dinero te apoyan y si no lo tienes te vas a lo más profundo. El ser humano tiene un adjetivo “humano” que algunos no merecen.

    BUEN SABADO Y DOMINGO Borgeano, tu entrada pone los pies en la tierra. UN ABRAZOTE! 🙂

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Valga la aclaración de que los dos famosos que aparecen en las fotografías –Amy Winehouse y Philip Seymour Hoffman– me parecen dos artistas estupendos; pero me parece muy acertada la mirada de quien escribió el artículo. Si eres pobre… si eres rico… Fíjate, también lo que sucede con los emigrantes. Es la misma historia.
      Cariños y buen fin de semana.

      Me gusta

  4. Shira Shaman dice:

    Moral Blue… esto aplica en tantas otras cosas, es desafortunado que muera cualquier persona en garras de las drogas y en efecto no se les da el mismo tratamiento; los medios por supuesto aprovechan para vender mas. libros, películas y discos disparan sus ventas tras la muerte del artista.
    El problema de raíz sigue ahí.
    Abrazos Querido Borgeano

    Me gusta

  5. danioska dice:

    Por supuesto, no lo había pensado pero sin duda hasta en las muertes por adicción hay diferencias de clase. Si un chico cualquiera muere por una sobredosis, todo el juicio moral de la sociedad cae sobre él y, como apunta el texto, sobre su familia, en particular la madre. Sin embargo, si a un actor/ cantante de renombre le pasa lo mismo, entonces se le rinden homenajes mientras se le aplica análisis para determinar las causas, que muchas veces no son esclarecidas. Es decir que hasta para ser adicto y tirarse la vida en excesos hay que tener “clase”. Caray, no debía decirlo pero me deprime.
    Abrazo

    PD Levanto una enérgica protesta ante la sugerencia de infamia/ ausencia.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Así es D.; hace muchos años, un cantante de una banda de rock emergente (en esos momentos) dijo algo muy interesante: “Queremos ser famosos para ser impunes”. Una gran verdad, una gran crítica al modelo imperante

      Sobre la postdata: no sé bien qué me ocurre. Estoy muy cansado. Física y emocionalmente. No hay tristeza ni angustia ni nada por el estilo; sólo cansancio. Hoy, por ejemplo, dormí más de diez horas (incluso llegué tarde al trabajo) y eso es raro en mí. A pesar de todo, me siento tan cansado que me acostaría a dormir ahora mismo si pudiera. Eso me afecta en todo sentido, me confundo, no puedo concentrarme, etc.
      Ya pasará. Gracias por la protesta (eres la única que puede generar beneplácito con unas “enérgica protesta”).
      Cariños.

      Me gusta

      • danioska dice:

        La frase del cantante es lapidaria y tristemente sabia. Lúcido, el tipo.
        En cuanto a tu cansancio, no sé qué decirte salvo que el cuerpo es muy sabio y cuando pide descanso hay que dárselo. En efecto, ya pasará, pero no ignores esa voz.
        Abrazo fuerte y levemente protestante…

        Me gusta

  6. Tania Bello dice:

    Muy cierto, siempre me ha asqueado esa doble moral que tenemos y a veces se vuelve casi inevitable expresarla. Hasta en cuestiones mortíferas los humanos somos cruelmente selectivos. Y los famosos también, pensando que todo se les perdonará por ser quienes son cuando en realidad no son inmortales (una lástima en el caso del masoquista Jim Morrison, por ejemplo).

    Saludos, Borgeano.

    ¡Y ánimos! 🙂

    Me gusta

  7. María dice:

    Hola Borgeano,
    “Moral blue” es una expresión que nunca había oído, pero con la que me siento totalmente identificada.
    No nos engañemos, el juicio no es el mismo para todos los mortales, no. Depende de la “clase” de la que procedas ese juicio se magnifica o se diluye en meras disculpas que, al final, procede de cualquier lugar, menos de la moral más bien escasa de algunos personajes.
    Esa doble moral, nos hace daño a todos y estoy totalmente de acuerdo con la frase de ese cantante. Una frase realmente crítica.
    Siguen pareciéndome deliciosas tus entradas… 🙂
    Un besete de esos que curan y relajan… parece ser que lo necesitas…

    Me gusta

  8. elssamolina dice:

    La justicia se arrodilla ante el dinero. Tenemos un mundo muy mal organizado. Un submundo. Tu entrada tiene para mucho tema, tanto como corruptos existen en la Tierra. Gracias por compartir tanta riqueza. Besos. Elssa Ana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s