Dialogando con la Diosa

2014-09-05 18.59.56

Tarde de Museo de Arte Moderno. Primera alegría: al entrar, una escultura de dos pisos de alto; sencilla pero, para mí, trascendente. No sé cómo se llama la obra y tampoco busco su nombre. Le pongo el que yo creo que es el más adecuado: La escalera de Jacob. Me comunico con la Diosa (la que está muy lejos de aquí, pero gracias a la tecnología a veces la tengo cerca) y se la muestro, se la describo, se la envío. Diálogo fructífero. Segunda alegría: Xul Solar, pero eso no es todo, en medio de la sala se encuentra expuesto, bajo una protección de cristal, su Panjuego, del que ya hablé alguna vez. Es la primera vez que puedo verlo de cerca. Como un niño ante un juguete nuevo lo rodeo por los cuatro costados una y otra vez, observo los extraños símbolos, las piezas extrañas, los complementos. Las acuarelas de Xul Solar están mal iluminadas y se pierde mucho de ellas. Con desazón me alejo de allí. Tercera alegría: Tatiana Parcero. ¿Dónde la vi antes? Fuerzo mi memoria pero no mucho. Nos la presentó Danioska hace un tiempo. Intertextualidad bloguera. Quienes critican a los blogs (muchas veces con razón) deberían considerar casos como éste. No sólo se pude saltar de libro a libro, de ensayo a ensayo, también de blog a blog, al menos cuando el blog vale la pena.
Afuera cayó la noche. Pésima noche de fines de invierno que nos ataca con todo su arsenal, como para que no olvidemos que aún tiene poder suficiente como para arruinar la salud de cualquiera: lluvia, frío y viento, mucho viento. De todos modos, por la costa hay grupos de gente corriendo o trotando. Yo no soy uno de ellos, por supuesto; yo, simplemente sigo hablando con la Diosa, aunque ella no me escuche, y seguimos discutiendo sobre las obras de arte que acabo de ver.

Anuncios

7 comentarios el “Dialogando con la Diosa

  1. danioska dice:

    Vaya tarde la tuya, querido, casi un viaje medieval con ecos boecianos: la Diosa, Jacob, Xul Solar y Tatiana Parcero. Poca cosa. Recordaba tu entrada sobre el Panjuego, pero ahora que la releo me sorprenden los muchos niveles de “lectura” que implicaba. No me extraña que le dieras vueltas alrededor, hubiera hecho exactamente lo mismo. Y qué gusto que pudieras ver algo de Parcero. Como ya comentaba, no he tenido la suerte de ver ninguna pieza suya en vivo, sólo en libros. Egoístamente me da gusto haber sido yo quien te la “presentara”…
    Abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Querida Danioska, no sabes el placer que me da volver a encontrarnos (sí, sé que estuve fuera poco más de una semana; pero me pareció –al menos esta vez– mucho más tiempo). Sí, es cierto, fue una tarde riquísima en sensaciones; y encontrarme con Tatiana Parcero fue una gratísima sorpresa (lo de Xul Solar no tanto; porque ya había visto unas acuarelas en las publicidades que se habían distribuido en algunos puntos de la ciudad. Sí lo fue en Panjuego).
      Y de egoísmos, nada; que todavía tengo la lista de lecturas y sitios para visitar que me has “presentado” a lo largo de estos dos años (y un poquito más) que llevamos de amistad.
      Abrazo.

      Me gusta

      • danioska dice:

        Sí, amigo, tu ausencia de estos lares se siente y resiente. Qué bueno tenerte de vuelta. Y sí, claro que es egoísta de mi parte pero qué le voy a hacer. Uno sabe de qué pata cojea y más vale asumirla.
        Abrazos

        Le gusta a 1 persona

  2. Agradable tarde para contrarrestar ese pésimo final invernal.

    Un abrazo.

    Me gusta

  3. Nos has hecho disfrutar de tu visita al museo. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s