La génesis de las palabras

Saramago

Hubo un tiempo en que las palabras eran tan pocas que ni siquiera las teníamos para expresar algo tan simple como Esta boca es mía, o Esa boca es tuya, y mucho menos para preguntar Por qué tenemos las bocas juntas. A las personas de ahora ni les pasa por la cabeza el trabajo que costó crear estos vocablos, en primer lugar, y quien sabe si no habrá sido, de todo, lo más difícil, fue necesario comprender que se necesitaban, después, hubo que llegar a un consenso sobre el significado de sus efectos inmediatos, y finalmente, tarea que nunca acabará por completarse, imaginar las consecuencias que podrían advenir, a medio y a largo plazo, de los dicho efectos y de los dichos vocablos. Comparado con esto, la invención de la rueda fue mera bambarria, como acabaría siéndolo el descubrimiento de la ley de gravitación universal simplemente porque se le ocurrió a una manzana caer sobre la cabeza de Newton. La rueda se inventó y ahí sigue inventada para siempre jamás, en cuanto a las palabras, esas y todas las demás, vinieron al mundo con un destino brumoso, difuso, el de ser organizaciones fonéticas y morfológicas de carácter eminentemente provisional, aunque, gracias, quizá, a la aureola heredada de su autoral creación, se empeñan en pasar, no tanto por sí mismas, sino por lo que de modo variable van significando y representando, por inmortales, imperecederas o eternas, según los gustos del clasificador.

José Saramago. El hombre duplicado.

4 comentarios el “La génesis de las palabras

  1. redalmados dice:

    Acabo de empezar “Todos los nombres”.
    ¿Te gustó?
    Cariños

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Mucho. Como tantas cosas. Pilar del Río (Esposa y traductora de Saramago) dijo que es lo mejor que él escribió. No sé si yo diría tanto; pero es una novela que me gustó mucho. Yo acabo de terminar El hombre duplicado, y en cualquier momento subo el comentario. Espero, de todo corazón, que te agrade, porque me gustaría mucho poder conversar de Saramago contigo.
      Cariños portugueses.

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡Hola, Borgeano!
    Hace mucho que no “platicábamos”. Brillante cita la de Saramago. Verónica acaba de publicar un poema sobre las palabras en su blog y tú citas a Saramago en donde nos dice que su invención debe asombrarnos mucho más que cualquier avance científico o tecnológico.
    Creo que no hay mejor expresión de lo que somos que el lenguaje. Octavio Paz en alguna ocasión (no recuerdo la fuente, una disculpa) que el hombre es el lenguaje. Por eso, tal vez, éste sea tan orgánico, tan cambiante y a la vez un convencionalismo que rige la forma de comunicarnos.
    Mil gracias por compartir.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    Me gusta

  3. ¿La palabra como el mas grande invento de la humanidad?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s