Verde y negro.

pano 26

Tikal, Guatemala

Desde que tengo uso de memoria he dicho que mi color preferido era el negro; pero hoy me siento tentado a decir que mi color es el verde. He visto tanto verde en estos últimos meses que cuando miro hacia atrás —ya sea gracias a una foto o a un simple recuerdo de esos que aparecen con voluntad propia minutos antes de dormir— este color siempre esta ocupando una parte importante del paisaje. Por relación transitiva podría decir que esa elección cromática también obedece a ciertos cambios en mí mismo; ciertos cambios profundos que se han producido en estos últimos dos años y que siguen produciéndose. Jugando con cierta libertad —porque todo esto no pasa de ser un juego, tal vez—, podría decir que hoy mi bandera tiene esos dos colores como base principal: por un lado me niego a abandonar al negro, con su toque pesimista y dramático; pero ahora le sumo también el verde, que aporta luz y olor a aire limpio. Tal vez me volví dual; tal vez crecí, o tal vez no y sólo estoy jugando como un niño con crayolas en un papel.

pano 09

Medellín, Colombia.

Anuncios

20 comentarios el “Verde y negro.

  1. Oh Tikal, oh Guatemala… Se me quedó pendiente, no mas durante un tiempo, espero.
    Entiendo esa visión del verde, me ha pasado algunas veces, todos los matices de ese color acompañando.

    NA: la foto de Tikal no aparece visible hasta que pinchas en ella, o al menos en mi tableta.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Tú eres un buen viajero Alberto y no debes perderte Tikal. Vale la pena. Guatemala la he podido visitar poco, ya que entré por el norte de Honduras; de todos modos, tengo buenos recuerdos de ese país (ya hablaré de los seis días que pasé –muy a mi pesar– en un pueblo pequeñísimo antes de llegar a Tikal mismo).
      Ya mismo reviso lo de la fotografía; gracias por el aviso.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Es mi primera visita a tu blog y la lectura de “Verde y negro” ha conseguido entusiasmarme.
    Gracias y un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Pues bienvenida Isabel! Me alegra saber que te ha gustado la entrada y que, entonces, es posible tenerte por aquí otra vez. Ésta es tu casa, pasa y sírvete (y critica duramente si así lo consideras necesario).
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Veronica dice:

    Aprecio ese verde con olor a aire limpio y luz pero amo la vibración cálida del naranja. Creo que podemos unirnos en el amarillo compartido por ambos colores
    Un abrazo desde el país.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      El naranja es un color curioso (al menos para mí); me gusta que hayas incluido a tu color favorito y que lo hayas comentado “vibración cálida” suena muy bien. Más allá de toda implicación psicológica (de las cuales descreo) me parece una linda idea que cada uno destaque su color favorito y que además diga el porqué.
      Abrazo ¿Desde qué país? Te hacía española; pero veo que estoy fuera de latitud y ahora estoy más desubicado todavía.

      Le gusta a 1 persona

      • Veronica dice:

        Supongo que contribuyo al desconcierto con mi español neutro. Mis saludos viajan (si es que sigues recorriendo América) desde Argentina, paisano. (Porque vos también sos argentino, ¿no?)

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        ¡Pero qué gusto, che! A mí me ha pasado lo mismo, es decir que mucha gente me haya tomado por español; en el blog uno tiende a evitar localismos y eso desconcierta. Y sí, soy argentino (marplatense, para ser más exactos, ya que la patria es grande además de bella) y sí, sigo viajando o, mejor dicho: sigo afuera, lo del viaje, en cierto modo, se ha suspendido. Ante la falta de efectivo me detuve en México y estoy viendo cómo generar ingresos, para volver o para seguir. Es otro modo de viajar, bien mirado.
        Abrazo paisana.

        Me gusta

  4. María dice:

    El verde, me sugiere la frescura de un campo en primavera y el negro, tan sólo la elegancia.
    Podemos decir que unidos son en este momento Borgeano? 😉
    Besetes…

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Podríamos decirlo así, exacto. Lo de la elegancia no pienso comentarlo porque sería subjetivo, lo puse como uno de mis colores por mi pesimismo, mi buen comercio con la soledad, mis preferencias nocturnas. Pero a lo largo de este viaje el verde se me ha metido por los poros y ha ganado muchísimo terreno. Veremos hasta dónde llega (yo les doy absoluta libertad de hacer lo que quieran).
      Besotes.

      Me gusta

  5. diaeconomina dice:

    Hola Bordeando ya veo q has vuelto por aquí más a menudo, y para nada has perdido el tiempo! Si un caso necesitas más verde acercarte por Galicia y quizás ya no te acuerdes del negro 🙂 . Me gusta a veces la soledad, me gusta la noche…pero mi color es el azul. 🙂
    ME ALEGRA VERTE BIEN Y TENERTE MAS POR AQUÍ!!!GRACIAS!

    Me gusta

  6. Me alegra que descubras la belleza del verde. Algo ha cambiado en ti, está claro y como todo cambio significa riqueza. Felicidades.

    Le gusta a 1 persona

  7. cristinafra dice:

    Según dicen el negro es el conjunto de todos los colores, sólo tienes que ir dejando salir sus matices, haces muy bien empezando con el verde, es un color precioso y sin diferentes tonalidades te va dando matices diferentes. Para mi el verde junto con el rojo, azul, amarillo, blanco som mis colores, pues todos me aportan y me dan vida y todos ellos a la vez van formando los otros colores secundarios.
    Seguimos en contacto

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sí, sé que al negro se lo considera no como un color, sino como “Ausencia de color” lo cual también me gusta. Mi tendencia filosófica es bastante oscura, hasta nihilista por momentos; pero eso no hace que sea negativo, por el contrario, es paradójico pero me hace valorar la vida y todo lo que ocurre a mi alrededor de una manera muy intensa. Lo del verde lo noté literalmente; era un color al que no le prestaba atención, pero ahora me siento fascinado por él y lo busco por todos lados. No deja de ser curioso.
      Abrazo y sí, seguiremos en contacto.

      Le gusta a 1 persona

  8. danioska dice:

    Guatemala es una absoluta explosión de verde, no me extraña que se te quedara metido en los ojos y bajo la piel, querido. Me pasó igual tanto ahí como en la selva de Chiapas.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      A lo largo de todo este viaje el verde ha sido una constante fantástica (uso éste término en toda su amplitud). Creo que lo máss sorprendente fue la selva de Costa Rica; pero no tenía ninguna foto rescatable, de allí. De todos modos, en latinoamérica, adonde dirijamos la mirada veremos uno de los muchos matices de verde. Como bien dices: se me ha metido bajo la piel.

      Abrazo.

      Me gusta

  9. Shira Shaman dice:

    El verde contrastado con el azul del cielo y lo blanco de las nubes son el perfecto paisaje de fotografías mentales que procuro conservar en mi recuerdo, que bien que a tu paso viajero hayas encontrado los diferentes contrastes cromáticos, sigue saboreando los colores en tu recorrido. Besos 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Estamos en eso Shira; seguimos guardando buenos momentos y todo el espectro cromático. Tus fotografías mentales se ven muy plácidas, me alegro por ti. ¿Hay animales en ellas?
      Cariños.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s