Crear una nueva ciencia.

Free

“Yo soy mi libertad, apenas me habías creado cuando deje de pertenecerte. La naturaleza dio un salto atrás, pero para mí los años no pasaban, me sentía muy solo en medio de tu mundo bien intencionado, como un hombre que perdió su sombra. En el cielo no quedaba nada, ni bueno, ni malo, ni nadie que me diera ordenes, pues yo soy un hombre y cada hombre debe hacer su propio rumbo, tu no puedes castigarme, ni reprenderme, por eso te doy miedo”

Jean Paul Sartre. Las moscas.

La libertad de Orestes (el personaje de Las moscas que expone lo citado más arriba) define su postura existencialista, como también lo hacen los sentimientos de arrepentimiento o de angustia. El hombre nace y pronto se ve abocado a situaciones problemáticas y absurdas, de las que sale mejor o peor parado, pero con experiencia. La misma existencia es un poder ser y por eso es incertidumbre, riesgo, decisión. Por ello es necesaria una ciencia que aclare el enigma del fundamento del existir. Me parece que ésa sería una hermosa tarea: crear una ciencia que aclare el enigma del fundamento del existir. ¿Será posible llevar adelante tal tarea? ¿Cuál sería el primer paso que debería darse? Se me ocurre alguno; pero sería demasiado nihilista y no creo que vaya a ser aceptado. Si alguno tiene una idea que me pueda servir de punto de partida, pues a compartir, que el tema es de los mejores.

15 comentarios el “Crear una nueva ciencia.

  1. Ni idea de cómo abordar esta ciencia que propones, de momento el tema de la existencia lo seguiré encarando como hasta ahora, sin darle demasiadas vueltas; estamos y en algún momento dejaremos de estar, sólo eso, nacer y morir, sin ninguna misión secreta o de perfeccionamiento fuera de nuestro entendimiento.

    NA: Estoy en modo básico, puede ser muy desquiciante si nos lo planteamos de manera seria 🙂
    Un Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Contigo, Alberto, siento que nuestros comentarios pueden ser atribuidos indistintamente a uno u otro. Cuando dije que se me ocurría un principio de respuesta, me referí a eso mismo que bien sintetizas: para mi el tema de la existencia carece de mayor importancia. Hoy estamos, mañana no; y eso es todo. Claro, no deja de ser una visión bastante nihilista del asunto, pero a mí eso no me causa ninguna angustia ni pesar. De todos modos, estas cuestiones me resultan atractivas desde el punto de vista intelectual; es decir, como mero ejercicio del pensamiento.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Un día podemos recopilar los comentarios y publicarlos como conversación entre dos pensamientos similares… 🙂
        Abrazos

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        ¡Es cierto! Algo así acabo de responder en respuesta a tu comentario en mi entrada “pequeños orgasmos”. Creo, además, que hemos tocado muchos temas importantes, lo que me lleva a pensar que en los temas más pequeños o triviales también estaríamos de acuerdo.
        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  2. Leyla dice:

    esa cita me puso chinita (jejeje ) …se pego!!! Un abrazo y fin de Semana, mi amigo

    Le gusta a 1 persona

  3. danioska dice:

    Pues no, no tengo ninguna idea, tú disculparás. Lo que sí tengo es un comentario: la cita que compartes me sonó muchísimo al Frankenstein de Mary Shelley. No he leído Las moscas pero ese cuestionamiento frontal tiene todo el tono del monstruo literario. En fin, déjame rumiar la pregunta que propones, a ver si salgo con algo inteligente, cosa que dudo =).
    Abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No, si cuando digo que tener amigos como tu es un lujo, no exagero en lo absoluto. Es muy cierto eso que dices; los planteos existenciales del “monstruo” de Frankenstein tienen mucho de esto. Veré si encuentro esos fragmentos.
      En cuanto a lo otro, no creo que encuentres esa idea D.; pero no porque no puedas hallarla, sino porque piensas muy parecido a mí (y a Alberto Dieguez también) y, si no me equivoco, eres de las que piensan que la vida es esto y nada más. Entonces encontrarle una justificación es poco menos que imposible. Veré si escribo algo al respecto (diciendo prácticamente esto mismo, por supuesto).
      Abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Sí, los tres vibramos en frecuencias similares y, por tanto, tenemos dificultades cuando se trata de encontrar un sentido de trascendencia. Aquí espero tu escrito al respecto, para responder (yo también) lo mismo ya dicho.
        Abrazo

        Le gusta a 2 personas

  4. Loretta Maio dice:

    Borgeano querido, no te venís con “chiquitas”…

    ¿Existir por el mero hecho de existir? ¡Mucho mejor es vivir!

    Admiro a los grandes pensadores, y me seduce el misterio que encierra nuestro paso por este Planeta (yo sí creo que hay más, lo sabés) pero la verdad -la pura verdad- es que deseo comerme la vida bocado a bocado sin hacerme tantas preguntas. Confieso que tengo muchos interrogantes mas no tengo tiempo ilimitado… por ende busco mucho más que existir. El nihilismo no es lo mío: vivo por fe, ardo por no perder la esperanza, siento pasión por hallar mi propósito en la vida ¡no me cabe en el pecho el deseo de ser quien debo ser! (no se admiten comentarios fuera de contexto… 😉 ). ¿Acaso importa tanto saber existencial si no somos capaces de vivir con plenitud? No sé, la vida es tan breve… ¿qué haremos al respecto?

    Lo siento… se me escapó la Filo.

    Abrazo eufórico.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Creo que estamos de acuerdo en lo básico e importante, lo cual es “comerse la vida bocado a bocado”, como bien decís. Una diferencia la tenemos en el hecho de que para mí pensar en esas cosas es un ejercicio que me causa placer, no angustia ni nada similar. A veces la conciencia de la nada puede ser positiva (y ni siquiera es una paradoja; simplemente son puntos de vista. Todo depende del entramado con que esté tejido su espíritu). ¿Importa conocer el sentido de la existencia? ¡Pues no lo sé! Supongo que no, pero mucho más no puedo decir porque, precisamente, desconozco cuál es ese sentido. Insisto en un punto: esto es –al menos para mí– un interesante juego intelectual. Por lo pronto, bien sabes que también soy de los que apuesta al presente.
      Abrazo ¿eufórico? 😀 Venga, entonces.

      Le gusta a 1 persona

      • Loretta Maio dice:

        Coincido con vos: es un muy interesante ejercicio intelectual. Sí, sé que apostás al presente; estamos de acuerdo en dicho ejercicio. ¡Sí, eufórico! Para romper un poco la rutina… 😉

        Le gusta a 1 persona

  5. tuztax dice:

    Hola, buen tema, pensé que de cualquier manera o punto de vista por diferente que sea, simple ó complejo es al final una filosofía existencial propia y válida.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Claro, sin duda; ése es uno de los puntos atractivos de la filosofía, permite –es más, fomenta– la exposición de distintos puntos de vista. Es, entonces, en ese diálogo entre esos distintos puntos de vista que el hombre se alimenta y crece espiritual e intelectualmente.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s