Todos los caminos llevan al poema.

Libros

Conocí a José Agustín Solórzano cuando éste dictó un taller de poesía en el museo de arte moderno de Morelia. Nunca hubiese imaginado que me lo cruzaría, de un modo u otro, varias veces a lo largo de pocas semanas. Volví a verlo personalmente poco después, durante otro taller y cruzamos un saludo amable y un par de bromas; días después, ya por medio del mail, me pidió un poema que publicó en un suplemento cultural de esta ciudad. Hace unos días recibí otro mail de él, en donde me pedía cierta ayuda con un nuevo libro suyo, el cual tiene mucho de “voseo”, es decir, el slang (por decirlo de alguna manera) argentino. Por último, con B., una entrañable amiga con quien vamos a llevar adelante una serie de lecturas para adultos mayores en estado de abandono (ya les contaré cómo van saliendo esas lecturas) fuimos a buscar una caja con libros que le fueron donados para llevar adelante esa tarea y ayer mismo, mientras nos leíamos fragmentos de novelas, cuentos y poemas varios para ver qué textos encontrábamos adecuados para esas personas, B. encontró entre las libros donados un pequeño volumen de José Agustín Solórzano. De un modo u otro he estado encontrándome con este joven poeta michoacano. Será momento, entonces, de invitarlo a este sitio compartiéndoles un breve poema en prosa de su libro Ni las flores del mal ni las flores del bien:

.

No ser un boxeador, ser un poeta,

Con una condena a poemas forzados…

Szymborska

Siempre es lo mismo: los escritores son escritores porque el fracaso los llevó a ello. De niño se quiere ser futbolista, astronauta, científico loco, boxeador, no poeta. Pero se es demasiado torpe con los balones, con los puños, con las estrellas, con los microscopios, y uno termina buscando el infinito de formas menos remuneradas.

Cuándo se ha escuchado decir a un niño: Mamá, cuando crezca quiero ser poeta.

A la poesía nos llevan los fracasos. La palabra es la casa de los infelices. Por eso cuando no se puede uno escribe las estrellas con los puños, se abalanza a patadas contra la hoja en blanco; recuerda que quiso ser feliz y ser grande, pero la poesía es la batalla de los enanos, la escritura es la ciencia de la derrota.

Y Dios, ese astronauta hijo de puta, no para de atestarnos gancho tras gancho mientras nos mira desde su microscopio.

Anuncios

12 comentarios el “Todos los caminos llevan al poema.

  1. Rosa Ave Fénix dice:

    Admiro en gran manera las personas que se dedican a escribir, libros, novelas, poesías… ojalá yo lo fuese!… pero el escrbir NO es una carrera u oficio, como albañil, abogado… la escritura… la buena, se lleva en el corazón. Un aplauso a quien nos deleita con sus escrituras.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Estoy de acuerdo contigo Rosa, en casi todos los puntos excepto en uno: El escribir, aunque sí se lleva en el corazón, también es una carrera y un oficio, al menos para muchos. Ya que en tu comentario nos compartes tu visión personal, me permito dejar la mía: escribo desde siempre, desde poco después de haber aprendido a leer, pero precisamente por la total falta de oficio no he podido llevar más lejos esto que bien podría haberse transformado en mi carrera. Después, sí, en un todo de acuerdo contigo.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Buenísimo texto el de Solórzano.

    NA: Espero noticias de ese proyecto con B.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Gracias Alberto, me alegro que te haya gustado. Casualmente hoy podría haber visto nuevamente a Solórzano y también de manera casual; una joven con quien compartí un seminario hace poco tiempo abre una librería y me invitó a su inauguración, Solórzano está invitado a brindar una charla. Lamentablemente no pude ir. Con respecto al proyecto de lectura sí, subiré alguna entrada. Hoy fuimos al asilo para la primera charla pero sólo recorrimos el sitio para que los ancianos se acostumbraran a nosotros. Es un sitio para personas abandonadas y con problemas psiquiátricos, así que la experiencia será muy dura; hoy lo fue, y sólo conversamos con ellos.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. danioska dice:

    Qué bien que me “presentes” a un poeta mexicano de nueva generación, me encanta. Y el poema es muy bueno, sin duda (y, ay, tan cierto: de pequeñita yo quería ser astronauta). Estaré muy atenta tanto a su nombre como a ese proyectazo con B. Todas las enhorabuenas, querido.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Solórzano es muy interesante; tengo la fortuna, además, de estar leyendo un libro inédito de él (¡y además ayudándole!) y dentro de poco asistiré a un diplomado donde él brindará –al menos es lo que tengo entendido– parte de las clases. Lo de astronauta es compartido, a tal punto llegaba mi fanatismo que a los doce años, junto con un compañero de escuela que consiguió la dirección, le escribí una carta manuscrita a la NASA y para sorpresa de toda la familia, cerca de cuatro meses después recibí un grueso sobre tamaño oficio con muchísima información sobre sus proyectos y demás. Hoy, las estrellas que compartimos son otras, no menos exquisitas. En cuanto al proyecto de lectura, te comento lo mismo que al Gran Alberto: hace unas horas fuimos al asilo donde llevaremos adelante esas lecturas pero sólo tuvimos un contacto informal con los pacientes; se trata de un asilo para personas abandonadas y con problemas psiquiátricos, así que la experiencia será rica, pero muy dura. De todos modos allí estaremos.

      Abrazos.

      Me gusta

      • danioska dice:

        Qué buena la historia de la carta a la NASA, me encantó. Me anoto a Solórzano para tenerlo en el radar y buscar libros suyos. Y les deseo toda la suerte del mundo con el proyecto de lectura. Seguro es de esas cosas que cambian el mundo de las personas: tanto de quienes dan como de quienes reciben.
        Abrazo

        Le gusta a 1 persona

  4. María dice:

    Muy bueno Solórzano.
    Es enriquecedor conocer nuevos poetas. Gracias, Borgeano.
    Espero tus noticias sobre ese nuevo proyecto.
    Mientras… un besazo desde aquí.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Gracias María! Solórzano es un poeta interesante, intenso y personal, me alegro que te haya gustado. Sobre el proyecto de lectura, sí, los tendré informados al respecto. Va a ser muy interesante y bastante difícil de llevar adelante, pero lo haremos a como dé lugar.
      Besos.

      Le gusta a 1 persona

  5. Que interesante todo lo que nos cuentas. El proyecto me parece genial. Será duro, pero muy gratificante, eso es seguro. El poema me gusta, aunque creo que Los poetas No son personas. Frustradas sino personas con una gran sensibilidad. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Claro que sí Tintero, Solórzano juega con este doble sentido a lo largo de todo el libro, siendo poeta, habla “mal” de los poetas y de las poesía, a través de un libro habla “mal” de los libros; así crea un interesante juego de luces y sombras.
      El proyecto de lectura sabe, también, en blanco y negro, será muy duro, sin duda, pero al mismo tiempo será gratificante. Todo suma, para ellos que lo necesitan tanto y para nosotros también.
      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s