¿A quién?

Abstract El poema que subí en la entrada de ayer lo escribí hace ya bastantes años y quedó en un cajón junto con otros papeles; tiempo después lo usé en mi novela (aún inconclusa) y se lo atribuí Guido, el personaje principal. Guido es un profesor de historia, quien suele tener largos debates con su gran amigo, Daniel, profesor de matemática. Guido es ateo, Daniel proviene de una tradicional familia católica. Sus debates son intensos pero siempre dentro del marco de profundo aprecio entre los dos personajes. Cierto día Daniel encuentra el poema en una vieja revista universitaria y enfrenta a Guido. Lo que sigue es un fragmento de ese capítulo, el que suma mi visión personal del poema. Espero que les agrade y que arroje alguna luz sobre el sentido que yo le di al texto de ayer.

— ♦ —

Daniel, luego de arrojar (literalmente) la revista sobre la mesa, alzó las manos con las palmas hacia el cielo, pero esta vez no alzó la mirada (y el acento irónico de su ceja izquierda quedó desdibujado por una sonrisa triunfal tan amplia y que mantuvo durante tanto tiempo que hasta perdió sentido. Ése es el problema de la ironía: caduca demasiado rápido.

            ─¿Y esto?─ Fue lo único que dijo.

─¿De dónde lo sacaste?

[…]

─¿Por qué no? A mí me gustó mucho. […] ¿A quién estás buscando?

─¿En serio te gustó?

─Sí, en serio. Y mucho, aunque al principio no lo entendí muy bien; después, cuando me di cuenta de que el personaje ─o como se llame─ está en el mar, en el desierto y en el bosque volví a leerlo y ahí me di cuenta de que al principio está subiendo a una montaña. La primera vez que lo leí no me di cuenta de eso.

─Sí; está demasiado rebuscado ¿no?

─Más o menos. Lo de Jano lo busqué en una enciclopedia, te soy sincero.

─”Como un Jano acechante…” ¿Qué pretencioso suena, no?

─Para mí es uno de los puntos determinantes. ¿A quién estás buscando tan desesperadamente?

Hice una pausa en la que sonreí sin malicia y sin tristeza. Tan sólo sonrisa circunstancial y casi inocente.

─No es a quien vos pensás. Al menos no directamente.

─¿Ah, no? ¿Y a quién entonces?

─¿Y qué importa? Después de todo no lo encuentro, así que da lo mismo.

─No necesariamente. Quizá no buscaste bien o quizá lo que importe sea el hecho de que necesitás buscarlo.

[…]

─¿A Dios?

─¡No sé, a mí no me lo preguntes! Vos tenés que saberlo mejor que yo.

─Pues no; por lo menos no del todo. A quien realmente busco es a mi padre.

Daniel guardó silencio y se echó hacia atrás. Se puso serio y pensativo, pero esa seriedad no se debía a pena ni respeto; bien lo conocía yo y sabía que estaba poniendo en orden sus ideas, husmeando el modo de enlazar esa búsqueda de un padre con la búsqueda de Dios, intentando hacer que ese enlace fuese lo suficientemente sólido como para que mis argumentos no pudiesen destruirlo. […] Daniel seguía buscando entender. Continué:

─A quien busco es a mi padre; o a Dios, si vos querés. Pero en realidad es a mi padre.

─Pero entonces hay una búsqueda de Dios también.

─Pero no porque él me importe; sino porque si lo hubiese encontrado, es decir, si Dios existiera, tendría, al menos, una posibilidad de ver a mi padre, de conocerlo.

─Bueno ─Comenzó, algo dubitativo─, al menos cabe una posibilidad: que Dios exista y que vos puedas ver a tu padre.

─Bien, al respecto yo tengo una certeza: mi padre está muerto.

─Pero…

─Y Dios también ─Interrumpí por tercera y última vez.

Anuncios

15 comentarios el “¿A quién?

  1. Yo también tuve que buscar lo de Jano. 🙂

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Rosa Ave Fénix dice:

    Bien, por supuesto este es un tema que SIEMPRE da para largas conversaciones. Soy agnóstica, respeto a todas las personas en sus creencias y me gusta dialogar con ellas.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Así es Rosa, es un tema que siempre está allí, dispuesto a aparecer en todo momento. Yo antes solía debatir más, ahora (y espero que esto no suene demasiado pedante) sólo lo hago con personas que tengan cierto nivel de educación, de lo contrario es tiempo perdido.
      Un fuerte abrazo.

      PD.: Por cierto Rosa ¿No tienes un blog propio? Tu nombre no me enlaza a ningún sitio.

      Me gusta

  3. Rosa Ave Fénix dice:

    Ayer no pude leer tu poema, lo he hecho ahora… muy bueno, felicidades. Yo también me pregunto a veces Estás ahí?, pero no obtengo respuesta.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      muchas gracias por tus palabras. Yo tampoco obtengo respuesta y ya hace rato que he dejado de preguntar; de hecho, siendo ateo desde que tengo uso de memoria, creo que muy pocas veces me he hecho esas preguntas, aunque supongo que habrán aparecido de un modo u otro.
      Un abrazo.

      Me gusta

  4. danioska dice:

    Por lo visto somos varios Janos que vamos buscando al padre (muerto) y a Dios (ídem), que nos encontramos en el camino y en ese encontrarnos nos acompañamos. Y en cuanto a la novela, ¿cuándo podremos leerla?
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sé que éste es un enorme (subarayado) punto en común contigo D.; y es, tal vez, el eje en el que gira, de un modo u otro, nuestro accionar, nuestro parecer, nuestro sentir. Es bueno, no cabe duda, que nos encontremos y que nos acompañemos, como bien dices, a lo largo de cierta parte del camino. La novela la estoy retomando luego de un tiempo (precisamente, los temas centrales: la muerte y la paternidad) me hicieron dejarla durante un tiempo algo extenso; pero ya estoy trabajando en ella nuevamente y espero terminarla y no volver a dejar que ella me manipule a mí. Así que ¿pronto? Nada me gustaría más.
      Un enorme (subrayado) abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Estoy ligeramente etílica luego de una muy buena presentación de mi libro y mejor celebración del mismo. No atino a decir mucho, sólo que disfruto mucho el acompañamiento y el abrazo subrayado. Suscribo ambos.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        ¿Te digo la verdad? Me encantaría verte en ese estado… te imagino parlanchina y graciosa…
        Me alegra muchísimo saber que todo sigue viento en popa con tu obra. Felicitaciones.

        Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Pues sí, algo así: hablo más (¿máaaas?) y me río de todo. Todo va, por Fortuna, gracias.
        Un abrazo desde la sobriedad

        Le gusta a 1 persona

  5. Veronica dice:

    Tras el poema de ayer la revelación de hoy. Entonces pregunto: ¿no es tiempo de concluir esa novela?
    Hoy firma Vero, tu lectora expectante.
    Besos.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡¡!! Vaya, han sido todos tan amables que me han hecho creer que vale la pena. Fuera de broma, tengo (o he tenido durante mucho tiempo) frente a mí una barrera enorme que me impide terminar estas cosas y, si las termino, me impide mostrarlas. Gracias a todos ustedes por ser una parte integral en este derrumbe masivo que estoy llevando adelante (con no poco dolor, sea dicho de paso). Espero poder terminar este trabajo de una vez por todas.
      Besos y un fuerte abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s