La estupidez interminable.

iglesia-pentecostal-hombres-cocinen-gays

“Los hombres que cocinen, realicen tareas domésticas como barrer, trapear o fregar corren el riego de “enfermarse de homosexualidad” afirmó la iglesia pentecostal…” etc., etc., etc. Bien, ya sabemos que cada tanto aparecen algunos tontos evangélicos con su misoginia y homofobia a cuestas. No deja de ser gracioso leer un suelto como éste que ilustra la entrada y uno no puede menos que sentir esa cosa extraña que nos ataca en estos casos; ese sentimiento que mezcla tristeza, lástima, risas y cierto inevitable desprecio. Accedí al artículo hace unos días y casi lo dejo en el olvido, hasta que hoy me enteré de algo un poco más preocupante. El asunto es que existe una repugnante iniciativa impulsada por la Iglesia Universal del Reino de Dios —asentada en Brasil— bajo el nombre de Gladiadores do Altar, y que fomenta, a través de fotos y vídeos, el odio a los homosexuales y los ateos. Brasil es hoy el centro fanático cristiano más fuerte de latinoamérica y esta iniciativa ya ha sido exportada a otros países, como Colombia. Espero que las autoridades detengan a estos idiotas peligrosos antes de que comiencen a actuar y no que se espere a que estos fanáticos repugnantes actúen como el ISIS latino y empiecen a aventar homosexuales desde las terrazas de los edificios. Para que vean el grado de patetismo y de peligro que implican estos individuos, les dejo un enlace a un video donde pueden ver su accionar propio de las camisas negras fascistas. Es preocupante que en pleno Siglo XXI la estupidez tenga tanto señorío sobre la gente; es preocupante que tantos jóvenes tengan la mente carcomida por esa forma de la ignorancia suprema llamada religión; y lo más preocupante de todo es que ese dios de pacotilla sea tan poca cosa como para dejar sus designios últimos en manos de semejante caterva de imbéciles.

Iglesiaiglesia 02

Anuncios

15 comentarios el “La estupidez interminable.

  1. Rosa Ave Fénix dice:

    Me declaro agnóstica convencida, y me parece imbécil y horroroso que a estas alturas sean permitidas tales aberraciones. Ya en la antigua Grecia ser bixesual era lo más corriente, tanto en hombres como en mujeres, todos somos libres de hacer con nuestros cuerpos lo que deseamos, no pertenecemos a nadie. Yo soy etereo, pero si fuera bisexual, a quien haría daño???

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Desde los tiempos griegos ciertos aspectos de la humanidad han venido en decadencia (gracias, sobre todo, a la influencia o injerencia de la religión); desde hace poco tiempo eso se está revirtiendo, pero aún quedan muchos fanáticos que pueden tornarse muy peligrosos. Yo también soy hetero, pero el ataque a cualquier persona, sea cual fuere ésta, y por motivos tan personales como la orientación sexual o su no creencia en ciertos mitos y leyendas me parece aberrante.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Loretta Maio dice:

    Estimado amigo, si algo aprendí es a no tomar muy en serio todo lo que leo. Me extraña que le des importancia a una nota semejante. Dice “afirmó la iglesia pentecostal” y yo pregunto ¿qué iglesia pentecostal? (como si existiera una sola en el mundo). Yo asisto a una y jamás hemos practicado o enseñado tal aberración. Hemos recibido a gente de todo tipo y nunca se ha condenado a nadie; la idea no es excluir sino contener y ayudar. No existe “LA iglesia pentecostal”; quien eso crea carece de conocimiento. Hay fundaciones (como la Fundación Argentina para Cristo) o asambleas (Asambleas de Dios), etcétera, y hay también otras que, por sus prácticas, se asemejan más a una “secta” que a una iglesia. Justamente, la que mencionas (Universal) -espero no ofender a nadie- no es un ejemplo a seguir.

    Se puede estar “en contra de” o “pensar diferente acerca de” pero no por ello dar por sentado que todo es lo mismo, que todo cabe en la misma bolsa… No todos los escritores son buenos escritores, no todos los médicos son buenos médicos, no todos las personas son buenas personas y no todas las iglesias son la misma iglesia.

    El que escribió esa nota es evidente que no tiene nada mejor que escribir y nada mejor que hacer, y sinceramente no comprendo cómo la gente le pueda dar importancia a nota semejante habiendo tanta temática interesante y preocupante dando vueltas por ahí.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Queridísima Loretta: El artículo periodístico, lo digo en la entrada, me resultó casi gracioso y, también lo dije, iba a quedar en el olvido. Lo que me llevó a traerlo aquí fue el haber encontrado la noticia de los Gladiadores del Altar; eso y ellos fueron los que provocaron mi malestar, no el idiota que dijo eso de que hacer tareas domésticas puede convertirte en gay. Por otra parte, jamás dije ni diré (y que esto sirva como salvaguarda para posteriores entradas) que todos son lo mismo; lo que digo es puntual en referencia a los fanáticos religiosos, sean cuales fueren sus iglesias, formaciones y demás. Ante un fanático religioso me vuelvo intolerante y no, no generalizo; repito: jamás lo hice y jamás lo haré. ¿Viste el video que enlacé? eso no es ninguna tontería Loretta, esa gente está organizada y de la peor manera: bajo la marca del fascismo ¿Hace falta rever lo que ha hecho el fascismo a lo largo de su corta historia?
      Por otra parte, las denominaciones de las iglesias me tienen sin cuidado, es algo propio de ellas y sólo a ellas atañe separar la paja del trigo. Si una iglesia X se adueña de un discurso y otra iglesia también llamada X no sale a desmentirla se hace cómplice. Si un ateo dice una barbaridad semejante en nombre del ateísmo (¿Te has fijado que nunca un ateo ha hecho algo semejante y, mucho menos, en nombre del ateísmo?) yo sería el primero en señalar que esa persona no habla en nombre mío. ¿Dónde están los religiosos moderados que critican a estos fanáticos? No he visto ninguno. sin ir más lejos, Loretta, lo único que me duele de tu comentario es que no has elevado tu voz en defensa de los homosexuales y de los ateos que están siendo amenazados por estos individuos. Te doy mi palabra de que si algún día un grupo fanático cualquiera atacara a los creyentes cristianos en masa yo sería el primero en defenderte a vos y a todas las personas como vos. Defender, sí, tu derecho a creer en lo que quieras (aunque yo no comulgue con esas ideas) pero, ante todo, tu derecho a la vida como persona. ¿Dónde están las voces que me defienden? Lamento en el alma que hayas elevado tu voz para defender a una institución antes que a una persona (Al margen: estás defendiendo a una institución a la que nunca ataqué).
      Por último, aunque la notita sea trivial no es menos peligrosa. Cuando la humanidad toda se va moviendo poco a poco hacia una relación de igual a igual entre hombres y mujeres, ver que un imbécil trata de volver a las ideas medievales de las diferencias entre los sexos me parece no sólo triste, sino peligroso. No me importa si esa iglesia tiene injerencia sobre dos millones de personas o sobre veinte individuos. lo que dice está mal y punto. Sé que sos una mujer moderna y que no aceptaría jamás esas condiciones ¿Entonces, por qué te deja indiferente que otras mujeres sean sometidas a ese trato?

      Gracias por tu comentario y ten en cuenta de que ésta respuesta mía nace desde mi afecto pero, también, desde la más profunda de mis convicciones.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 2 personas

  3. Veronica dice:

    Ya lo dices en tu título, «la estupidez interminable».
    Un abrazo inmenso.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Lo peor, Verónica es que caen en tantas contradicciones (además de la tontería en sí) que es doblemente penoso verlos en acción. Espero que, a pesar de todos los pronósticos, algún día podamos ver el fin de todo esto.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. cristinafra dice:

    Cuanta estupidez hay en algunas mentes. El problema son las personas que interpretan las religiones y hacen que los demás les sigan a pies juntillas, sin pararse a pensar si lo que dicen es correcto o no. Es una pena.
    Buena reflexión
    saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Éste es un caso así Cristina; por lo que he visto todo parte de un pastor que manipula a esos jóvenes ignorantes en beneficio propio (¿Qué raro un pastor sacando beneficio de la ignorancia , no?). De todos modos, eso no los justifica; cada persona es responsable de sus actos.

      Un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

  5. Loretta Maio dice:

    Amigo querido, suceden cosas aberrantes en el mundo y no me alcanzaría la vida para hablar de ellas… Te diré que estoy en contra de todo tipo de fanatismo, venga de quien venga (aún de la iglesia misma). No sólo los ateos y homosexuales sufren discriminación y ataque; a muchos otros, en distintas áreas y por diversos motivos, sufren algún tipo de “persecución”. Nada tengo en contra de los que mencionaste: tengo personas a las que quiero profundamente y son ateas, y he tenido amigos homosexuales. Lo que hace esa “iglesia” es terriblemente vergonzoso y condenable, y no lo hacen en nombre de Dios sino en nombre propio. Si no me expresé en defensa de ateos y homosexuales no es por falta de interés ni por falta de sensibilidad sino porque aquí uno no puede expresar todo cuanto siente y piensa (para eso deberíamos sentarnos frente a frente, café de por medio).

    Vivimos tiempos agitados, donde se levantan unos contra otros, y muchas veces sin ninguna causa sino tan sólo por pura violencia.

    Religiosos moderados que critican a los fanáticos, los hay; sólo que no te has enterado.

    Bueno sería que en lugar de abrirse más y más la brecha, en lugar de resaltar las diferencias, en lugar de luchar contra los opuestos, se buscara la unión en la humanidad. Ricos y pobres, blancos y negros, heterosexuales y homosexuales, creyentes y ateos… Cuando estuvo Jesús en la Tierra él no hizo distinción entre unos y otros, es más, lo criticaron por comer con pecadores, por ser piadoso con la mujer adúltera, por ser compasivo con prostitutas, etc. Se supone que la fe debe unir, no separar, no enfrentar. Y movimientos como el de “Gladiadores” no tendrá futuro, te lo aseguro.

    No me expresé a favor de ninguna institución (es posible que no me diera a entender correctamente). Sí me expreso a favor de la fe cristiana, que es otra cosa. Repito, estoy en contra de todo fanatismo; estoy en contra de prácticas semejantes como la de esa comunidad que dice ser una iglesia y no lo es. ¿Necesito declararme “a favor de”? Entonces aún te queda mucho por conocer de mí… Tengo muchos defectos, sí, pero no tengo un corazón duro y cerrado como para ser insensible a los demás. Indiferente… lejos estoy de eso, y me extraña que pienses que esa es mi postura

    También te respondo desde el profundo afecto que te tengo, pero también desde mis férreas convicciones.

    Le gusta a 1 persona

  6. Loretta Maio dice:

    ¡Me olvidé el abrazo! Y la ocasión merece abrazo apretado.

    Le gusta a 1 persona

  7. Lo del seminario para prevenir me dejó perplejo… además de sacarme una sonrisa por su estupidez.
    ¿Estos supermachos vivirán entre la suciedad y llegarán a la inanición por no enfermar….? o ¿Su fin será conseguir una o varias “esclavas”, y ellos bien pertrechados de palos para mantenerlas en orden?

    Cuánto descerebrado hay por el mundo.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Creo, Alberto, que quienes dicen estas cosas viven de manera normal, como tú y yo o cerca de ello. Y creo que esas estupideces que largan al aire son útiles para mantener controlados a quienes los alimentan. La clase sacerdotal siempre vivió bien y el hecho de que existan tantas religiones es que mucho tuvieron que abrir sus propias sucursales ante la falta de espacios disponibles en las religiones tradicionales. Los que pagan el pato, y de ahí mi enojo, son siempre los pobres, los humildes, los ignorantes.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  8. danioska dice:

    Lo dicho: la estupidez humana puede ser infinita, no conoce límites. Esta gente demuestra que siempre hay lugar para un poco más, que nuestra capacidad de asombro se ve siempre retada cuando se trata de estirar la imbecilidad.
    Y termino citando al gran Alberto: “Cuánto descerebrado hay por el mundo”.
    Abrazos

    Me gusta

  9. Tania Bello dice:

    Cuando me entero de este tipo de cosas no sé si reír o llorar…
    Hace poco leí que una iglesia brasileña vendía escobas benditas para “barrer los demonios del hogar”… y hay gente que las compra importadas, baaah.
    ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s