Jiquilpan, Michoacán

AA

Según el portal de la Secretaría de Turismo de México, el concepto de Pueblo Mágico se aplica a “[…] una localidad que tiene atributos simbólicos, leyendas, historia, hechos trascendentes, cotidianidad, en fin magia que emana en cada una de sus manifestaciones socio-culturales”. Jiquilpan es uno de ellos y el primero que tengo el placer de visitar. Creo que llamar Pueblo Mágico a este sitio es, más allá de la aplicación turística del término, un estricto acto de justicia. Hay algo aquí que no es común, hay algo poco habitual en este lugar, pero uno no puede precisar qué es eso que se escapa a toda definición. Por la noche, mientras repasábamos las fotografías con el grupo de amigos con el que visitamos el pueblo, digo ¿Notaron que la luz en estas fotos es totalmente diferente a la de los demás sitios? De inmediato vuelven a mirar la serie de tomas y los veo asentir. Sobre todo en algunas fotografías tomadas en la preciosa e impecable plaza la luz parece envolver todo en una atmósfera irreal.

Jiquilpan, a pesar de ser un pueblo pequeño, tiene mucho para mostrar, además de su luz difícil de adjetivar. Tiene un pequeño y atractivo museo (La Casa Museo Feliciano Béjar Ruiz) donde se exponen obras de este artista, las cuales ¡Oh, casualidad! juegan con las infinitas posibilidades de la luz; y donde se exponen, de manera transitoria, juguetes hechos por jóvenes, los cuales recuperan a aquellos juguetes de antaño y que hoy por hoy se han ido perdiendo. Al entrar a la primera sala nos encontramos con un profesor de piano y su alumna, los cuales siguieron trabajando mientras la guía nos mostraba las obras de Béjar Ruiz. La biblioteca pública (maravillosamente surtida en cuanto a cantidad y calidad) está decorada con murales de José Clemente Orozco, los cuales ilustran diferentes aspectos de la revolución mexicana (son los primeros murales que veo creados en negro sobre una pared blanca —con la excepción de los dos que se encuentran en la pared de la entrada y en la del fondo—; lo que les brinda cierta continuidad dialéctica). Luego, el almuerzo y el café en los portales, el patio central de la escuela con su piso ajedrezado y sus arcos clásicos, la estatua a las aguadoras, su silencio, su ritmo lento. Jiquilpan, sin duda, tiene bien ganado el título de Pueblo Mágico.

Para ver las fotos en mayor tamaño, hacer clic sobre una de ellas.

Anuncios

11 comentarios el “Jiquilpan, Michoacán

  1. Gaviota dice:

    Es una preciosa me encanta México es mi asignatura.
    Feliz sábado Borgeano

    Le gusta a 1 persona

  2. María dice:

    Preciosas fotos que están marcadas por esa luz que nos haces llegar maravillosa.
    Algún día me gustaría visitar México.
    Un abrazo inmenso, amigo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Shira Shaman dice:

    Que belleza,es lindo que vayas acercandonos a pueblos,calles y curiosidades, rincones que de otra manera no tendriamos tan cercanos, en los ojos del viajero hasta los pequeños detalles son novedosos, gracias por transmitirnos tu emoción viajera.
    Besos que el viento lleve a tu mejilla. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¿Se nota eso de la emoción? Pues me alegras el día, ya que a veces uno siente que se queda corto al querer transmitir tanto que se ve y que se vive.
      Un abrazo de esos especiales.

      Me gusta

  4. Bonito lugar.
    Y bellas fotos.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  5. danioska dice:

    Preciosas fotos, Borgeano querido. Lo de Pueblo Mágico es un término afortunado, sin duda, para muchas de esas localidades mexicanas que tienen una riqueza particular que atrapa. No sabes qué gusto me da saber que estás disfrutando tanto mi país. El gobierno debería contratarte como promotor plus porque de verdad es disfrutabilísimo ver lugares y contrastes a través de tus ojos. Todo un privilegio tenerte como intermediario entre los sitios y uno.
    Un abrazo apretado

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Eso de que el gobierno debería contratarme como promotor (o lo que sea) me parece una idea estupenda. En la medida que genere algún ingreso más tiempo podré quedarme por aquí. Ya mismo empiezo a mover lo hilos pertinentes.
      fuera de broma, Jiquilpan es el primer pueblo que visito con estas características y realmente me resultó fascinante. no hay muchos adjetivos más que se me ocurran ahora (salvo los usuales que obviaré aquí).

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Espero que después puedas conocer otros tantos Pueblos mágicos que realmente merecen el título (algunos deben haber sobornado para adquirirlo). Y sí, serías un genialísimo promotor. Ojalá alguien en el gobierno tuviera el buen ojo.
        Abrazo

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s