Elsa.

Esto de andar por una semana sin internet tiene mucho de bueno, pero a veces nos enteramos tarde de ciertos hechos que quisiéramos haber sabido antes. Uno de ellos fue el de haberme enterado hoy de la muerte de Elsa Sánchez de Oesterheld, esposa del escritor argentino Héctor Germán Hoesterheld. La historia de Elsa reviste cierto carácter increíble por lo extenso del drama que le tocó vivir.

Elsa 01

Elsa no sólo sufrió el secuestro y muerte de su marido; sino que antes de eso tuvo que pasar por la terrible experiencia de saber que sus cuatro hijas, Diana, Estela, Marina y Beatriz fueron secuestradas y asesinadas por el gobierno militar de ese momento.

Junto a una fotografía de las cuatro hermanas, la carta que Estela, la mayor, envió a su madre poco antes de ser asesinada, donde dice: “Voy a arreglar la manera de vernos” y termina: “Hay muchas razones para seguir adelante”. Lleva por fecha el 14 de diciembre de 1977. Ese mismo día la mataron.

elsa  04Lleva por fecha el día que la asesinaron, el 14 de diciembre de 1977. La última carta de Estela a su madre. Es breve, escrita con una intensa premura, pero sin desaliño, con una caligrafía que intenta no desfallecer. Cada carta, cada nota, en aquellos días, tenía una textura nerviosa. Da la impresión de que la carta a Elsa es también una carta necesaria que Estela se escribe a sí misma. No es difícil imaginarla murmurando hacia dentro, empujando el trazo para darle a Elsa la noticia de la muerte de Marina sin nombrar la muerte. Como en El Eternauta, el tiempo de la carta es un Continum 4, una especie de futuro del pretérito: “Marina ya no está con nosotros y ese dolor ya no hay nada que lo pueda mitigar, pero quiero que sepas que murió heroicamente como vivió”.

elsa 03

Elsa Sánchez, Germán Oesterheld y sus cuatro hijas.

“Primero mataremos a los subversivos; después, a sus simpatizantes, y por último, a los indiferentes”, era el lema de los cerdos torturadores. Para Héctor Oesterheld, la mayor tortura a la que le sometieron fue mostrarle las fotos de sus hijas muertas poco antes de matarlo.

Cómo pudo soportar Elsa el seguir con toda esa carga durante tantos años sólo se comprende al saber que en algún momento ella pudo recupera a su nieto Martín, hijo de Estela, y que lo crió en silencio y a al sombra como lo que es: suyo.

Hace unos algunos años, el Presidente Néstor Kirchner le brindó el espacio que se merece; el de una mujer que es un emblema total: una víctima de la dictadura más cruel que haya gobernado a la Argentina; una mujer que se sobrepone a lo más terrible que puede pasarle a un padre, una mujer que jamás clamó venganza, sino que sólo pidió justicia.

A pesar de haber pasado una semana de su fallecimiento, quiero recordar a Elsa Sánchez. Siempre la tuve como un ejemplo en todo el amplio espectro de la palabra; Hoy que no está con nosotros me niego a dejarla en el olvido; ésa es la palabra que los dictadores y fascistas adoran: olvido y Elsa, para mí, seguirá siendo un ícono viviente y eternamente presente.

Elsa 02

Anuncios

13 comentarios el “Elsa.

  1. Estremecedor relato, historia viva de lo que el terror nacido de la tenebrosa mente humana es capaz de llevar a cabo. Te honra esta entrada, Borgeano, honrando la vida de Elsa y de su familia, y de tantas y tantas otras… El artículo es magnífico, estremece, y aún más con las fotos de la familia.
    Por mi parte darte mi más sincera felicitación y las gracias.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Me ha dolido mucho la muerte de Elsa porque, como lo dije en la entrada, ella era para mí un ejemplo único de lucha, coherencia y, sobre todo, fortaleza. Las circunstancias de su vida son muchos más complejas que lo que yo he podido poner aquí.
      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. danioska dice:

    Qué historia más desgarradora, qué brutalidad más sin nombre la que tuvo que vivir esta mujer. Gracias por ponerla en el radar, por traer a la memoria una vida que no se dejó vencer por la muerte. Coincido con Isabel: esta entrada te honra.
    Abrazos apretados

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Nuestros países, Danioska, tienen este doloroso costado que parece que nunca va a tener fin. Les agradezco a Isabel y a ti sus conceptos, pero al lado de gente como Elsa, Germán y sus hijas yo, práctica y literalmente, soy nadie; por eso sólo puedo recordarlos y, como dije, intentar de un modo brevísimo y modesto tratar de que esa palabra buscada por el poder –Olvido– nunca se aplique en estos casos.

      Abrazos apretados, sí.

      Le gusta a 2 personas

  3. María dice:

    Que relato tan terrible! Que poco vale la vida humana en determinados momentos y para algunos monstruos. Gracias por esta entrada que nos habla del dolor y un poco más de como eres, Borgeano.
    Un abrazo inmenso y próximo.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      No hay país que no tenga en su pasado alguna historia oscura o lamentable. Argentina no es la excepción y esa historia oscura, además, es relativamente reciente. Insisto en lo que para mí es el punto central: no olvidar. Si conseguimos eso la triste muerte de Germán Oesterheld y de sus cuatro hijas no será en vano, aunque nadie podrá quitarle lo horroroso ni lo incomprensible.
      Un abrazo inmenso y próximo, sí; venga que lo necesito.

      Le gusta a 1 persona

  4. Gaviota dice:

    De terror de los peores Borgeano me has puesto los vellos de punta.
    Feliz lunes

    Le gusta a 1 persona

  5. Mariel dice:

    Te abrazo en silencio

    Me gusta

  6. Franco dice:

    Estimado autor, tuve la suerte de conocer a Elsa – y reencontrarme después con ella después de tantos años- y sobre todo de compartir militancia con Beatriz (María) y Marina (la Flaca Liliana). Aquí te dejo una carta de despedida que Marina nos escribió a sus compañeros de San Isidro a finales de 1975, cuando por motivos de seguridad tuvo que dejar su ámbito en la UES de Zona Norte. Después de tantos años y gracias a un compañero que, desafiando la orden de destruirla, como era obvio y aconsejable en aquellos años, decidió sin embargo preservarla para ir sumando un trozo más en este rompecabezas de la memoria colectiva.
    Un abrazo desde España.
    (el `Poli’ de la carta)

    Carta de Liliana (Marina Oesterheld, UES San Isidro); finales de 75.

    Cumpas:

    Me dio mucha bronca la despedida que tuvimos que darnos, o mejor dicho la no despedida, ese corte que como es bien conocido por nosotros se produjo por un desencuentro, de pronto me puse a escribirles porque a mi me quedaron cosas en el tintero para charlarlo con todos y cada uno de ustedes, pero las cosas pasan y no todas como nosotros lo quisimos, y así es como nos tenemos que tragar las broncas y habrá peores.

    Seguramente las cosas seguirán en el tintero, pero iremos creciendo de a poco con cada una de esas cosas q conocemos y q compartimos desde cada lugar.

    No quiero pensar que no los veo por un desenganche, sino que no los …. no los vea, pero sé que una vez por semana o más mis jetas que hasta hace unos días las sentía mías se volverán a encontrar y a decir boludeces o grandes verdades pero siempre dialogando. Sé que los voy a extrañar a pesar de que sé y espero encontrar otras jetas semanales a las que voy a sentir mías, pero no serán las jetas de Poli, de Namba, de Lalo, de Ruso, de Kitty, de Leonor…

    Escribiendo algo parecía ver a esas caras pero pienso un cachito en todo eso y realmente no sucede, principalmente todos sabemos por qué, por la evolución, la de cada uno pero principalmente la de todos.

    Pensar q en cualquier momento nos vamos a encontrar quién sabe dónde porque de esta manera es lindo cruzarse en la puerta del colegio.

    No quiero ponerme ni ponerlos nostálgicos, simplemente quería darles la despedida que no se pudo hacer porque se hace importante dejarlos. Por esas razones un tanto confusas que más claramente sabemos todos pienso que les va a pasar lo mismo o algo parecido.

    Quiero saludar a lo …, a Poli, a Pelito, a Tito, que hace como dos meses que no los veo y ahora se hace cada vez más difícil. Transmítanle mis broncas y mis ganas de verlos a todos, incluso a los que estaban o están por venir, por favor díganle, no se olviden.

    Deseándoles suerte, que sé que la van a necesitar.

    Hasta luego, suerte!
    Liliana

    Libres o muertos, jamás esclavos
    Hasta la victoria, siempre
    Perón o muerte
    __________________________________________________________
    . Kitty: Florencia Villagra (asesinada por el Ejército en Martínez,10-05-1976)
    . Namba: María Fernanda Noguer (desaparecida en Acassuso, 04-06-1976)
    . Tito: Daniel Gort, compañero del Nacional de San Isidro (fallecido el 23-10-1987)

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Estimado Franco; antes que nada quiero pedirte una disculpa por no haber respondido a tu comentario antes; creo que por esos días (febrero de 2017) estaba de viaje y se acumularon varios mensajes de esa misma fecha sin que tomara nota de ellos; así que me disculpo, si no respondí en el momento no fue por mala intención, sino por desconocimiento de tus palabras.
      Con respecto a lo que me dejas en el comentario, pues no puedo menos que estar agradecido y conmovido por ese documento que me compartes. Es difícil sintetizar lo que uno siente ante nuestra historia y, también, por nuestro presente. Es difícil por incomprensible o por absurdo, hasta es difícil saber qué calificativo tenemos que darle a todo esto.
      Argentina siempre será un misterio, creo (aunque no somos los únicos, claro; hay muchos otros países incomprensibles por allí); siempre será esa cosa pendular incomprensible o absurda.
      No sé, le doy vueltas al asunto y siempre me detengo ahí, en esos dos términos de la ecuación.

      Nuevamente agradezco tus palabras y, sobre todo, que hayas compartido conmigo ese documento, esa carta, esas palabras de Liliana.

      Un fuerte abrazo desde México.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s