Seamos amigos, buenos amigos.

9ffeea3a9890201cb3d2324e5c16cd64

Leyendo la correspondencia que cruzaron durante tres años Paul Auster y J. M. Coetzze, me encuentro con esta perla: ” […] un comentario que hace Christopher Tietjens en El final del desfile de Ford Madox Ford: uno se acuesta con una mujer para estar en condiciones de hablar con ella. En otras palabras, hace de una mujer tu amante no es más que un primer paso; el segundo, hacer de ella tu amiga, es el que importa; sin embargo, en la práctica hacerse amigo de una mujer con la que no te has acostado es imposible porque quedan en el aire demasiadas cosas sin decir.”

Soy de lo que creen que hoy la sexualidad, la sensualidad y la amistad son partes integrales de un todo mayor que tiene como base la inteligencia y sobre todo, el diálogo. Romper con los paradigmas arcaicos no sólo es deseable sino también —y por fortuna— posible. Vivimos en un tiempo en que podemos decidir y en el que si alguien no lo hace es por su propia y exclusiva responsabilidad. Cada cual a lo suyo, entonces; a sus decisiones y, sobre todo, a sus consecuencias.

Anuncios

8 comentarios el “Seamos amigos, buenos amigos.

  1. Rosa Ave Fénix dice:

    Totalmente de acuerdo, cada persona puede elgir sus amistades, si alguna de ellas pueden ser más que unicamente amistad o más…Sí, podemos por suerte elegir!

    Le gusta a 1 persona

  2. Alejandro dice:

    ¿Si tu estas casado y enamorado te gustaría que tu pareja se acostase con sus amigos?

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      En ningún momento dije tal cosa Alejandro. Vuelvo a leer el texto y presumo que tu error parte, tal vez, del término “amante”, el cual aquí no se usa en el sentido de “pareja extramatrimonial”, sino en el sentido de “amador” (otra conjugación permitida del verbo amar). En el caso que tú presentas, mi respuesta sería “no”, por supuesto, pero eso no implica un error en el texto. Yo sería el amante de mi esposa y viceversa. A lo que hace referencia el texto es a la capacidad que tenemos como adultos de poder elegir nuestras relaciones con madurez y consciencia, además de que destaca que el sexo es una parte integral de las relaciones, de una u otra manera. En síntesis: lo que hagan dos (o más, llegado el caso) personas en su intimidad y de común acuerdo sólo les compete a ellos y nadie puede inmiscuirse en esos asuntos; fíjate en cómo termino mi comentario: “Cada cual a lo suyo, entonces; a sus decisiones y, sobre todo, a sus consecuencias.”

      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

      • Alejandro dice:

        En el fondo el tema da para una enciclopedia. Por supuesto mi mujer es mi amante, amada y amiga y mis amigas no son mis amantes, es lo que me conviene. Mi pregunta iba referida a esta parte de tu texto: “en la práctica hacerse amigo de una mujer con la que no te has acostado es imposible porque quedan en el aire demasiadas cosas sin decir.”. Lo dicho, daría para discutir, que es tan sano como el sexo, hasta llegar a ser amigos. Saludos para ti también.

        Le gusta a 1 persona

  3. danioska dice:

    Tocas un tema importante, querido, y espinoso también, a juzgar por la interpretación de Alejandro. Como hemos hablado muchas veces, entiendo y comparto tu postura: el amor, el deseo y la compatibilidad intelectual como partes deseables de un rompecabezas que no debería rompernos tanto la testa, carajo. Como si no fuera ese puzzle el que de manera predominante nos hace sentir vivos.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      El tema es espinoso porque estamos justo en el filo de esos dos tiempos, el antiguo y el que vendrá de manera indefectible. Creo que si tratáramos el tema un poco más con Alejandro llegaríamos a un acuerdo, ya que nuestras posturas no parecen estar demasiado alejadas, sólo deberíamos conocernos un poco más y pulir el sentido de un par de expresiones. Me gusta mucho la imagen que usaste: ese puzzle me parece ideal para ilustrar el tema de las relaciones humanas. Y también estamos de acuerdo en que estos temas no deberían rompernos tanto la cabeza, pero aún falta mucho por andar para que eso sea una generalidad.

      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Pues sí, el asunto es que en efecto un día pudiéramos Alejandro, tú y yo coincidir en un café. Ya eso bastaría para convencerme que cualquier otro puzzle tiene solución. ¿Será? Por lo demás, sí: no nos quebremos tanto la cabeza. Hay otras cosas que lo ameritan más. Esto dejémoslo para el disfrute.
        Abrazos

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s