¡Qué monstruo, qué prodigio!

Manhood 00

¿Qué quimera  es, pues, el hombre? ¡Qué novedad, qué monstruo, qué caos, qué contradicción, qué prodigio! Juez de todas las cosas, débil gusano; depositario de la verdad, cloaca de incertidumbre y error; gloria y desecho del universo. ¿Quién esclarecerá esta confusión?

Blaise Pascal

Anuncio publicitario

17 comentarios el “¡Qué monstruo, qué prodigio!

  1. Sumergidos en la dualidad, en la lucha incesante de los contrarios…
    Abandonémonos al fluir de la vida, respirando el silencio, para transcender el caos…

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Rosa Ave Fénix dice:

    En nuestro interior creemos que somos casi perfectos, que nuestras ideas son buenas… lo mismo deben pensar los millones de personas que habitamos el mundo…. Donde está la perfección o lo correcto???? Imposible de saberlo!!!!!!!!!!
    Esta publicación, hace pensar… Saludos,

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sabes que «hacer pensar» es algo que me hace inmensamente feliz, así que tus palabras –como suelen serlo siempre, dicho sea la margen– me hicieron sonreír a pesar del momento poco cómodo por el que estoy pasando. Creo que quienes más se aferran a esa idea de perfección personal son quienes más daño hacen a quienes los rodean (es decir, a todos, ya que de una u otra manera somos todos quienes estamos fuera de ellos). Hay que aceptar lo que se es con humildad y tratar, sobre todo, de no joder al prójimo.

      Un abrazo.

      Me gusta

  3. elssamolina dice:

    Es cierto, las personas que admirables a veces…otras veces llenas de contradicciones. Gracias por compartir estas entradas… que nos hacen reflexionar .Besos Borgeano. Elssa Ana

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Somos seres complejos, Elssa; no cabe duda de ello. Podemos ser lo mejor y también lo peor; esto último sólo debe ser muy a pesar nuestro, creo que eso es lo único válido y lo único que está en nuestras manos, al menos en intento.

      Besos.

      Le gusta a 1 persona

  4. danioska dice:

    Todo eso somos y lo «peor» es que a veces ni siquiera de forma sucesiva, sino simultánea. Por esas contradicciones implícitas nos volvemos locos tratando de definirnos. Ojalá hubiera un dios a quien pudiéramos creerle quiénes somos.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Vaya, no había pensado en esa simultaneidad; y la verdad es que es una idea bastante aterradora. Creo que yo no trato de definirme (al menos de manera consciente) o lo hago sólo cuando no me quedan opciones. Ése es un camino bastante difícil pero que tiene sus ventajas. Cada día intento verme en estado puro o, al menos, trato de llegar a verme así. Esto también me permite ver a otras personas en ese estado de pureza, por así decirlo, despojadas de toda etiqueta. Intento verlos a los ojos y no ver más que lo que ellos me dicen, ver su sonrisa o su ceño fruncido y aceptar que eso es lo que son y que eso es todo. Después me quedo o me voy y ya.
      Ya sé, me fui por las ramas; pero es que me siento tan cómodo aquí…

      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Yo a veces intento «definirme» por un rato, ensayo pensar qué soy más o qué soy primero: ¿mujer? ¿lectora? ¿mamá? ¿escritora? ¿profesionista? ¿practicante de yoga? ¿amiga? ¿hija? No intento que sea un ejercicio definitivo, pero me gusta porque de pronto me dice mucho sobre mí y cómo acomodo mis prioridades del momento. Ya sé que mis actividades no me definen per se, sin embargo, si yo decido dedicarle más tiempo a A que a B, en el mediano plazo voy a «ser más» A que B. No sé, suena enredado pero me gusta el ejercicio como una especie de termómetro personal. Por ejemplo, puedo vivir pensando que mi prioridad es mi hija o que mi escritura es vital para mí, pero si al final del mes resulta que le dediqué mucho más tiempo a Twitter que a escribir o pasar tiempo de calidad con ella, entonces me estoy engañando. Ja, yo también me fui por las ramas. Lo cierto es que me encantó lo de intentar verme y ver a otros en estado de pureza, sin etiquetas. Eso sí que me gusta y me suena a ideal de vida.
        Abrazos

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Me gustó mucho eso de «intentar definirse» y luego ver qué hizo uno durante ese lapso de tiempo. Es como ver el lado objetivo y subjetivo de uno al mismo tiempo. Excelente propuesta, sin duda. Esto de irnos por las ramas me está gustando cada vez más.
        Abrazos.

        Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Te digo, somos netamente arbóreos…
        Abraziño

        Le gusta a 1 persona

  5. danioska dice:

    PD Por cierto, qué belleza de composición hiciste, querido!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Qué lindo detalle! Bien sabes la fascinación que siento por los rostros humanos y lo que me conmueve verlos. Éstos los tomé de una de mis carpetas de Pinterest. Espero que algún día puedas verlas.

      Abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Alguna vez te comenté que Pinterest no me ha atrapado, abrí una cuenta pero casi nunca paso por allá, como sí lo hago por Instagram. En fin, me encantaron los rostros, lo mucho que cuentan.
        Abrazote

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Pinterest no es más que un álbum de fotografías; sin duda. Es útil para no saturar las propias computadoras con material que uno no revisa a menudo. Instagram me gustó mucho, pero no lo utilizo porque el tipo de cuenta que tengo en mi celular.
        Abrazo.

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s