Aniversario

viaje 01

Hace un año salía de Mar del Plata con rumbo a uno o dos sitios en particular pero, sobre todo, salía a dejarme llevar por el azar y a dejar que éste guiara mis pasos por donde él quisiera llevarme. Debo decir que no lo hizo nada mal y que los regalos que me ha hecho a lo largo del camino han sido muchos, variados y, en muchos casos, memorables. He tenido la fortuna de conocer sitios que ni siquiera sabía de su existencia antes de poner un pie en la ruta; e innumerables personas con las que he compartido de todo, literalmente: de todo. Me he encontrado repitiendo a lo largo de estos doce meses algunas frases que no son menos ciertas a pesar de que a veces ya me suenan a lugar común. Por ejemplo he dicho (y lo sigo haciendo) que hacer este viaje fue una de las mejores decisiones que he tomado en muchos, muchos años. Dije (pero en este caso ya no lo repito) que una selva es igual a otra selva y que ya quería conocer otra cosa. Eso lo dije hasta que conocí a la selva de Costa Rica, la cual te dejaba sin aliento por su tamaño, su espesura y la fuerte sensación de estar ante algo poderoso. Sí, como suele hacer la naturaleza cuando se le ocurre exagerar de esa manera maravillosa que ella tiene. He conocido lugares míticos como Machu Picchu o Tikal; sitios donde uno no puede evitar sentirse en contacto con algo que lo excede y que lo lleva a un estado metafísico inevitable. He conocido sitios bellísimos, pero donde no había nada que hacer, salvo entregarse al ocio y al disfrute de manera completa y total (había, entonces, algo importante por hacer…) y he conocido por sobre todo, repito, a hombres y mujeres increíbles con los cuales nos hemos comportado como amigos entrañables a las pocas horas de habernos conocido y con quienes hemos compartido una habitación, un plato de comida, sueños, dinero, conocimientos, abrazos, buenos deseos y deseos de reencuentro. Hoy me encuentro varado ―y muy a pesar mío, como muchos saben de primera mano― en México; país del que me enamoré y del cual ya me siento parte. Aquí también he conocido sitios y personas maravillosas y, lo que es mejor, todo parece indicar que lo seguiré haciendo. Por supuesto, un año no es poco tiempo y no pocas veces siento añoranzas de mi tierra y de los míos, esos que uno sabe que nunca fallan y que siempre están ahí, para lo que sea. Pero a pesar de esas añoranzas o de algún momento de melancolía un poco más profunda que otras veces, sigo creyendo que ésta es una de las mejores decisiones que he tomado en muchos, muchos años.

viaje 02

Anuncios

17 comentarios el “Aniversario

  1. He leído con admiración y no sin cierta envidia tu relato. Creo que eres un privilegiado por haber podido tomar una decisión que para otros muchos nos es imposible. Así que por mi parte te doy las gracias porque de tu mano y caligrafía he podido sentirme un poquito compañera de viaje y protagonista de tus vivencias.
    Buena jornada y un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Agradezco, como siempre, tus palabras Isabel; pero hoy lo hago con mayor énfasis porque has dado en el centro justo de un punto importante: me he encontrado con gente que, al conocer este derrotero mío ha expresado –casi invariablemente– un “¡Qué suerte tienes!” como si este viaje me hubiese caído del cielo en un bonito paquete con moño rosa. Como bien dices, esto fue fruto de una decisión pensada y no sencilla; de allí que insista en que fue “una de las mejores decisiones que tomé”. Creo que me debo a mí mismo el saber que hice algo bien y que puedo seguir haciéndolo.
      Luego puedo decir que muchos de ustedes me han acompañado –algunos desde antes otros sumándose a lo largo del trayecto– y a todos les estoy infinitamente agradecido, su compañía y apoyo fue tan rico como el viaje en sí.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. redalmados dice:

    Me hace feliz oír eso. Creo que yo tenía más miedo que tú cuando tomaste la decisión, así que escuchar eso me alegra.
    cariños

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Recuerdo ese temor tuyo, R., y sabes que siempre lo agradecí; la buena amistad se demuestra en esos detalles, no en la palabrería grandilocuente peor vacía. El amigo te abraza y sin decir nada te hace saber todo, así te sentí en aquellos días y así seguimos hasta el día de hoy, por fortuna. Cuando regrese te avisaré con tiempo así comienzas a preocuparte otra vez.

      Cariños, siempre.

      Le gusta a 1 persona

  3. danioska dice:

    Para qué evito el lugar común, mejor me regodeo en él. Al fin y al cabo, los lugares comunes lo son, justo, porque nos reconocemos en ellos. Allá voy, advertido estás. Sí, me da envidia tu viaje, el haberte creado las condiciones para realizar algo osado que muchos no nos atrevemos a pensar. Sí, me encanta lo que has compartido a través de este espacio, las fotos y las narraciones, las emociones, las atmósferas y los perfumes. Sí, también me he sentido un poco participante en el periplo, acompañante de aventuras traducidas en palabras. Sí, me ha gustado todo eso que tiene que ver con el “viaje de piel hacia afuera”. Pero hay algo que he disfrutado incluso más: los atisbos del viaje “hacia adentro” del ser humano de a poco se asoma y conmueve, el que tiene los arrestos de atreverse a ser cursi, el que no pretende tener todas las respuestas sino, acaso, plantear preguntas que dejen buen sabor, el que tiene la capacidad de mirarse en un espejo en los ojos de alguien más. Sí, aplaudo y admiro como no te imaginas tu capacidad de invitarnos al viaje/ al baile. A un año del inicio de la aventura, quienes vemos la obra desde la butaca encontramos al protagonista más pleno, sensible, congruente, mucho más ser humano, si cabe la expresión. Y tener el privilegio de asistir a esa obra no puede menos que agradecerse desde los entresijos. Cómo no.
    365 abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Si hay algo que me gusta es esta Julia directa y sensible que deja escapar los siempre aplaudidos lugares comunes. Bienvenidos sean y que no se vayan nunca, lo que no quiere decir que no debamos limitar a ellos. Copio tu comentario y lo guardo con cuidado. Como siempre, aún cuando te sueltes de esta manera, tus lecturas son siempre precisas y muy prolijas. Lo que dices del viaje exterior/interior es más que acertado; me reconozco plenamente en esa lectura y lo hago con el mayor de los placeres y con plena conciencia de querer seguir en él.

      Te abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Rosa Ave Fénix dice:

    Te comprendo muchísimo!!!!!!. Mi locura es viajar; por diversas causas, nunca he podido hacer como tu, digamos un año sabático. Los viajes que yo he hecho simpre han sido en vacaciones. He recorrido muchos paises de Europa, dos veces en USA. una en la maravillosa Costa Rica “·Vida Pura” y bastantes por oriente que me atrae más. Las grandes ciudades como Tokio, Beijing y otras, las visito por supuesto, lo más destacado de ellas, pero me gusta mucho más ir a lugares menos conocidos que a veces te llevas una gran sorpresa pues encuentras cosas magníficas, me gusta entablar “convesraciones” con las gentes locales, si puede ser en inglés… pero si no puede ser, sin duda nos entendemos de alguna manera. Lástima que no lo puedo hacer mucho, el maldito dinero y que los años pasan y el “chasis” cada vez se cansa más.
    Un gran abrazo internacional!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sé que nos comprendemos a varios niveles, Rosa, y éste posiblemente sea el que más coincidencias nos acarree, lo cual no es poco. Lo mío fue algo un poco más loco que tomarme un año sabático; cansado ya de todo le dije a mi familia: “Me voy de viaje. no sé cuándo regreso” y, hasta ahora, por aquí ando. Si pudiera ir a Europa lo haría (era mi idea original cuando decidí viajar); pero si el azar me llevara a otros rumbos iría encantado; creo que todos los puntos cardinales tienen algo para enseñarme. Yo sólo he podido viajar por América. Conocía Sudamérica y algún país de Centroamérica de algún viaje anterior y luego viví seis años en EE.UU. Insisto: me falta Europa y, por supuesto, Asia, así que motivos para seguir dando vueltas no me faltan. Es cierto lo que dices, que el “chasis” cada vez se cansa más, pero también es cierto que si lo dejamos reposar demasiado luego no anda ni la mitad de lo que podría andar, así que hasta que el mío no se queje en serio y siga respondiéndome, lo haré trabajar (y que no se queje que también lo está pasando muy bien).

      Un enorme abrazo intercontinental (te hago española, pero puedo estar equivocado, tú dirás).

      Me gusta

      • Rosa Ave Fénix dice:

        Sí, soy española, vivo en Barcelona y estoy muy segura que mi ciudad te encantaría, se podría decir que estoy enamorada de ella. Te dije que oriente me atrae -quizás algún lejano pariente era de alli!!!-. he estado en Indonesia, Thailandia, China, Japón, India, Vietnam, Camboya y Birmania, Uzbekistán…. espectaculares todos y de cada viaje tengo grandes recuerdos.
        Mi hobby es hacer pps. (power point) y tengo bastentes de viajes, si quieres escribeme y te mando algunos.
        Un abrazo de “esos nuestros” a través de los mares….

        Le gusta a 1 persona

  5. Que buen posteo!!! Nos encanto! Te estamos siguiendo, te invitamos a que lo hagas tambien asi estamos en contacto! Saludos, Francisco

    Le gusta a 1 persona

  6. Shira Shaman dice:

    Pues que sigan los viajes,imagino tu rostro sonriente e iluminado recorriendo nuevos pueblos y ciudades de mi querido México; disfrutando de sus comidas que aunque picantes, están llenas de tradición y de manos amorosas de buena gente que te ofrece con una sonrisa la bienvenida. Que sea un nuevo año lleno de nuevos viajes, paisajes, música y letras. Abrazos querido viajero 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Esperemos que así sea Shira; cuando se encuentra un motivo que centre los días que vive (mira el rodeo que tengo que dar para no decir “un motivo que le de sentido a su vida”, frase que siempre me pareció algo grandilocuente para mi gusto) no hay otro camino que el de entregarse por completo a él. En este momento mi días se enriquecen con lo impreciso de un camino, con la incógnita de lo que vendrá y créeme, eso no es poco; ahora que lo he vivido con más profundidad, puedo decir con total conocimiento de causa de que no es poco en absoluto, por el contrario, es todo un mundo en sí mismo.
      Me encantó esa apertura en el acto de desear: viajes, paisajes, música y letras. Sí pidamos todo eso y un pequeño extra para felicidad de todos.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  7. Loretta Maio dice:

    Bien por vos, amigo querido. Me hace feliz saberte feliz. Te admiro, por motivos diversos, lo sabés, sobre todo por tus ansias de ir más allá de lo conocido. Deseo que el camino te siga deslumbrando con sus maravillas, y que la gente te siga brindando lo mejor de sí. Que nada te falte, que tus manos nunca se encuentren vacías y que tu corazón siempre siga teniendo esa calidez que te caracteriza. Abrazo inmenso, mi gran Borgeano. Sé feliz, siempre.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Muchas gracias Loretta, agradezco tus palabras porque sé del cariño sincero que me tienes (y sabes que es recíproco). Acepto tus buenos deseos porque en este momento necesito, como suele decirse en estos tiempos, de “buena onda” (ay, por favor, que nadie tome nota de esto que acabo de decir…). Seamos felices, es lo único que podemos hacer.
      Abrazos enormes.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s