El oficio de escribir.

PAVESEEstoy leyendo, entre otras cosas, El oficio de vivir, de Cesare Pavese. Es una lectura ideal para estos momentos en que mis tiempos son caóticos y mi concentración se ve mermada por diversos motivos. El oficio de vivir reúne los diarios del escritor italiano donde abundan las notas sobre literatura, historia, sexo y lo que sería la suma de todos estos componentes: la vida en sí. Como todo volumen de diarios, puede entrarse por cualquier sitio y dejarlo y volverlo a tomar en cualquier momento; pero, a diferencia de otros textos similares que he leído, El oficio de vivir es tan intenso que uno sabe que en cualquier página que lo habrá encontrará algo de valor; algo que lo hará pensar o que lo llenará de asombro. Por ejemplo, leo en la página 159, anotación al 3 de mayo:

“La parte que sufre en nosotros es siempre la parte inferior. Como también la parte que goza. Solamente la parte serena es superior. Sufrir, lo mismo que gozar, es ceder a la pasión. La única diferencia es que el placer se parece a la serenidad y por eso engaña y hace perder más tiempo, mientras sufrir constriñe enseguida por reacción a endurecerse y estar en tensión.

En resumidas cuentas, para transformar el placer en serenidad hace falta que éste se haya convertido en tedio. También el dolor, para convertirse en creativo, debe hacerse antes tedio”.

Inmediatamente después, en la entrada al 4 de mayo, Pavese continúa desarrollando la idea:

“Hacer algo que no sea un fin en sí mismo (como, por el contrario, sufrir y gozar) sino en vista de una obra, proporciona serenidad porque interrumpe el tedio sin comprometernos en la cadena sufrida de sensaciones y sentimientos, y permitiéndonos en cambio ver desde lo alto (serenidad) un organismo que acata leyes de nosotros (nuestra obra). 

De todo el trabajo humano, y en consecuencia también del arte, el elogio más grande es que nos consiente vivir con serenidad, es decir, huir del determinismo e imponer nosotros una ley a la materia y contemplarla desinteresadamente en su acción”.

Hace unos días, un texto de Marguerite Duras despertaba en mí algunas reflexiones sobre la escritura; hoy la enriquezco con esta idea de Pavese: el acto de escribir como huida del mundo en sí y, por ende, como una forma de evitar la pasión; la cual es siempre hija del sufrimiento o del gozo. Huir de ellos es encontrar la serenidad y escribir (o crear cualquiera de las formas del arte) es la mejor manera de hacerlo.

Pavese 02

Anuncios

6 comentarios el “El oficio de escribir.

  1. Rosa Ave Fenix dice:

    Vaya con las frases!!!!! me han hecho reflexionar… las volveré a leer ya que encuentro en ellas verdades como templos! y casi especialmente la de la página 159,3 de mayo. Miraré si encuentro ese libro en Barcelona.
    Y como remate lo que dice Marguerite Duras, ojalá so supiese escribir para huir un poco del mundo… bla..bla…
    Gracias y un gran abrazo…

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Pues sólo es cuestión de empezar Rosa. Tus comentarios son siempre atinados y están bien escritos; así que sólo deberías tomar una hoja en blanco y dar rienda suelta a tu imaginación o a tu necesidad de expresión. No hace falta que nadie lo sepa, excepto tú. Yo, por ejemplo. suelo dibujar y pintar, pero como no sé hacerlo bien a nadie muestro lo que hago. De todos modos, como me produce placer el pintar, lo hago igual, pero en privado. Anímate y luego me cuentas.
      El oficio de vivir tiene varias ediciones; no es un libro fácil ni tampoco creo que sea apto para leer de corrido; aún así, vale la pena echarle un vistazo (puede probar con alguna edición en línea o con algunos fragmentos que puedan encontrarse en la red).

      Abrazos y gracias a ti.

      Me gusta

  2. Loretta Maio dice:

    Desconocía ese libro, parece ser interesante, al igual que resultó tu entrada. Me quedé con lo de “tiempos caóticos” y “concentración mermada”, y deseo que pronto puedas ordenarlo todo para tener mayor tranquilidad. De todos modos, el talento que tenés no disminuye ni aún con el peor desastre; te admiro por eso. Abrazo enorme, Borgiano. Que tengas una linda semana.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Hola Loretta. El libro me parece muy interesante aunque, como le dije a Rosa más arriba, no necesariamente sea un libro para todos. Es algo denso y críptico por momentos, de allí, también, que lo lea a los saltos. lo de “tiempos caóticos” y “concentración mermada” es literal y espero que todo pase pronto; necesito imperiosamente volver a encontrar mi centro; sobre todo mi centro emocional y espiritual; por ahora soy un trompo que gira y gira sin cesar. Y dejá de admirar que no vale la pena, hay cosas que lo ameritan más que yo.

      Abrazos enormes.

      Le gusta a 1 persona

  3. Muy buenos pasajes! Justo me encontraba debatiéndome entre mi parte inferior y superior! Sin lugar a dudas acuerdo con Pavese. La serenidad proviene del desapego tanto del dolor como del placer (porque ambos son, digamos, adictivos). Gracias, Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s