Nunca es tarde

Nunca es tarde

Cada tanto las noticias nos acercan casos puntuales de ancianos que terminan su carrera universitaria o de abuelos que a avanzada edad han comenzado, por ejemplo, a aprender a leer y escribir. Esos casos son presentados como ejemplos a seguir y, en cierto sentido, lo son y muy dignos de aplauso. Pero también hay algunos ejemplos que son más puntuales y directos para aquellos quienes ya estamos corriendo contra reloj y que aún no hemos publicado o que estamos recién en vías de hacerlo. Hace poco una persona muy querida me acercó esta infografía que muestra algunos ejemplos de escritores que empezaron a escribir o a publicar a una edad que muchos ya consideran como tarde o, tal vez, algo peor. Allí tenemos, entre otros, a Amy Tan, Raymond Chandler, Stieg Larsson, y al más grande de todos: José Saramago. Faltan algunos otros que también comenzaron a escribir pasadoos los 50, como Laura Ingalls Wilder, quien publicó La casa de la pradera a los 64 años; el Marqués de Sade quien comenzó a escribir a los 40 años pero publicó su primer libro, Justine, a los 51 años; Giuseppe Tomasi di Lampedusa, quien empezó a escribir a los 58 años, luego de asistir a un premio literario y que tardaría dos años en terminar y publicar El gatopardo; o Isak Dinesen, quien publica un volumen de relatos a los 50 años, poco antes de publicar su famoso Memorias de África.

Sí, estamos de acuerdo y valga el dicho popular: Nunca es tarde. ¿Dónde hay una hoja de papel?

Anuncios

15 comentarios el “Nunca es tarde

  1. La historia nos demuestra que nunca es tarde. Yo conocí un señor que se licenció en la universidad pasados los ochenta. Y rodó su primera película con ochenta y dos.
    En mi caso particular empecé a escribir joven, pero no me decidí a realizar estudios universitarios. Ahora viéndolo retrospectivamente pienso que fue una mala decisión, pero no podemos volver atrás en el tiempo. Así que no descarto estudiar alguna carrera, filología, filosofía… cuando me jubile.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Esto es válido más allá de los aspectos creativos; sin duda, aunque en este caso se haya puesto el énfasis en lo literario. Aquí tenemos otro punto en común, Xabier; yo también comencé a escribir de joven e incluso publiqué durante algunos años (sobre todo como guionista de cómics, en los dorados años 90 de este género) y algunos cuentos o poemas cada tanto; luego, por razones que no vienen al caso, dejé de publicar (aunque nunca de escribir) por un buen tiempo y eso es lo que estoy retomando ahora con mayor énfasis. Estudiar es algo que también dejé y que me encantaría hacer, aunque reconozco que estoy muy disperso en estos momentos como para sentarme a estudiar sólo un tema específico. De todos modos, la idea es válida: nunca es tarde.

      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Rosa Ave Fénix dice:

    Por supuesto…. hay que seguir aprendiendo toda nuestra vida, y el editar libros, nunca es tarde!!!!! La mayoría de los escritores que arribas mencionas, están en mi lista, he leido todos los libros de Amy Tan, the Chandler varios de sus libros de misterio, de Saramago que te voy a decir y seguiría, y ya los conocemos, grandes autores que empezaron tarde.
    Yo lo inbtenté varias veces, hice algunas cosillas que guardo para mi, no me siento capacitada para crear más, por ello animo con todas mis fuerzas a todos vosotros… que sigais dándons placer!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Pues hagamos que nuestros nombres se sumen a ella! Estar en la compañía de Saramago –aunque sea en una lista como ésta– ya sería un premio inolvidable. En realidad esa frase “nunca es tarde” es un lugar común, el que se dice a menudo pero sin el sentido profundo que gana en un caso como éste, donde se muestran tanto las edades como el peso que esos nombres han ganado a lo largo del tiempo; aquí vemos que el “nunca es tarde” es realmente algo profundo y que nos puede servir a todos aquellos que alguna vez dudamos de nuestras capacidades. No lo dejemos pasar, entonces.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  3. danioska dice:

    Genial entrada e infografía, esperanzadoras ambas, ahora que la palabra está tan feamente manoseada (porque hay manoseos bonitos). Los que empezamos a publicar “tarde” agradecemos en lo profundo este espaldarazo y decimos a coro griego: ¿y si formamos nuestro grupo de autoayuda y ponemos como santo de cabecera a Saramago?
    Abrazos.

    Le gusta a 3 personas

    • Borgeano dice:

      Sí, es esperanzadora y si bien la palabra está algo manoseada (ambas) podemos seguir usándola y es más: tenemos el derecho y la obligación de usarlas (a ambas). Hace unos días hablamos de el uso de ciertas palabras (creo que se viene una entrada al respecto…) y me animaría a pedirte que no vuelvas a escribir “tarde” así, entre comillas. No lo haz hecho, no lo haces y tampoco lo harás. Publicaste cuando pudiste o quisiste o cuando sentiste que así debías hacerlo. Eso no es “tarde”, eso es solamente “el momento justo”. Entiendo que hubieses querido publicar Rabia de vida a tus 23 años ¿pero esa Julia hubiese podido escribir ese libro? Difícil pregunta. Todo está bien así, querida. ¿Qué diría Matthieu Ricard al respecto? Lo mismo que Matthieu Borgeano: no cambies nada, todo (TODO) está perfecto así.

      Mi querida Erato, siempre a sus pies.

      Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Y por cierto: me apunto, me apunto, me apunto al club o grupo o lo que sea bajo la imagen tutelar de Saramago. Somos varios y somos todos geniales, así que a hacerlo, aunque sea de manera virtual.

        Abrazos.

        Me gusta

      • danioska dice:

        Empecé a escribir muy temprano y mi primer libro se publicó a los veintitantos, pero no era poesía, no me atrevía. El segundo libro llegó a mis 40 y este año se publicó mi primer libro de poesía. A eso me refiero con “tarde”, perdón, a que tuve que juntar el ánimo de mostrar mis poemas (baja la cabeza y masculla un “usté disculpe”), pero coincido en que en mis veintes no hubiera escrito Rabia de vida. En fin, no lo digo como un lamento sino con un hecho puntual, descriptivo. Ahora, a seguirle dando.
        Un abrazote, mi querido nereido.

        Le gusta a 1 persona

  4. María dice:

    Querido Borgeano,
    Escribiremos pues, ya que como bien dices, nunca es tarde para hacer aquello que nos ilusiona, nos mueve, nos conmueve o nos ayuda a mantenernos vivos.
    Besetes en un día de noviembre.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      En estos tiempos que nos tocan vivir, querida María, decir “tarde” me parece una tontería y una falta de respeto, sobre todo, para con nosotros mismos. Creo que tenemos el derecho, además de la oportunidad, de no rendirnos y de hacer aquello que siempre quisimos hacer. No hay nadie que pueda decidir por nosotros. Es nuestra prerrogativa y a nadie podemos culpar si seguimos dejando que el tiempo o las críticas tengan más peso que nuestros deseos. ¡A publicar, diablos!

      Un fuerte y cariñoso abrazo.

      Me gusta

  5. Shira Shaman dice:

    Un buen escritor como un buen tango necesita de los años de experiencia, que enriquecen lo que nos quiere transmitir; la lectura alimenta a esos buenos escritores y creo que llevas varios años transitando por ese camino, a veces lo que uno necesita es dar ese salto, atreverse a volar, tocar puertas, alguna se abrirá; abrazos en espera de tus próximas publicaciones. 🙂

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Somos varios, Shira y sé de primera mano que vos también sos una gran componente del grupo. Espero que pronto vos misma puedas editar tu disco y así que seamos muestras vivas de que “nunca es tarde”; sé que tenés la capacidad y el talento para hacerlo y que estás en un momento justo como para darte ese gusto. Digamos que el 2016 tiene que ser el año de todos nosotros (todos quienes me han dejado un comentario son personas a las que les rindo un sincero afecto y nada me gustaría más que ver que todos nosotros pudiéramos acceder a eso que tanto queremos). ¡Dale pa´lante!

      Abrazo apretado.

      Le gusta a 1 persona

  6. Gracias Borgeano, me das esperanzas!! 🙂

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Acabo de responderle a Shira Shamán, Alberto y no puedo menos que seguir con la misma idea: si hay algo que me gustó de esta entrada ha sido el encontrarme con todos estos comentarios de gente a la que aprecio de la manera más sincera y profunda. También sé que todos tienen méritos como para formar parte de ese grupo de los que se han dicho “Nunca es tarde” y que han llevado adelante sus proyectos con convicción (y que nos han regalado, además, magníficas obras). Seamos, entonces, dignos de ingresar a ese grupo. Además del “nunca es tarde” sumemos un “¿Por qué no?” y la verdad, hombre ¿Por qué no?

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  7. Plumas Afiladas dice:

    Gracias por la nota. Más allá de todo y de nada, somos fascinantes. La vida misma opaca a la edad. Si. Somos tan fascinantes..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s