La prueba.

jorge-luis-borges

El título de la entrada de ayer es la primera línea de un poema de Borges que siempre me llamó la atención. Como bien se sabe, la poesía de Borges es una poesía intelectual; lo que quiere decir que siempre hay algo que se nos dice allí que excede al alcance de la mera estética de los versos que la componen. La prueba es uno de los ejemplos que, para mí, llevan esta cuestión al extremo. Aquí, el poema:

.

La prueba.

.

Del otro lado de la puerta un hombre
deja caer su corrupción. En vano
elevará esta noche una plegaria
a su curioso dios, que es tres, dos, uno,
y se dirá que es inmortal. Ahora
oye la profecía de su muerte
y sabe que es un animal sentado.
Eres, hermano, ese hombre. Agradezcamos
los vermes y el olvido.

.

“Del otro lado de la puerta un hombre / deja caer su corrupción” Cuando leí por primera vez estos versos dudé; cuando llegué a los versos “oye la profecía de su muerte / y sabe que es un animal sentado” sencillamente no pude creerlo ¿En serio Borges estaba hablando de esto; en serio Borges incluyó en un poema la imagen de un hombre defecando? Volví a leer el poema (y ya no sé cuántas decenas de veces lo he leído) y sí, ahí estaba, Del otro lado de la puerta… El poema se completó, luego del asombro, con versos de una fuerte línea metafísica: En vano / elevará esta noche una plegaria y, sobre todo, la implacable sentencia: Eres, hermano, ese hombre. 

Esto es para los degenerados de los que hablé ayer; pero el mismo Borges me dice que no pierda tiempo en enojos improductivos: Agradezcamos / los vermes y el olvido. El tiempo es breve y no hay que desperdiciarlo. Sigamos en la buena compañía de los amigos y los libros. Lo demás es hojarasca.

Anuncios

15 comentarios el “La prueba.

  1. Rosa Ave Fénix dice:

    Pues yo, aunque soy una gran profana del tema, no lo he entendido como tu, entiendo que Borges quiere decir, que la vida va deprisa y que debemos aprovechar el tiempo y no perderlo en tonterias. No se si puede tener esa intención, pues Borges es mucho Borges y yo solo una piedrecita ante tal mole.
    Por favor. dime de verdad lo que piensas de expuesto por mi. Lo volveré a leer aunque sea trescientas veces!
    Un saludo muy meditabundo…

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Querida Rosa, ya en otra ocasión te dije (y hoy lo sostengo) que no debes minimizar tus conocimientos o el alcance de tu razón; no hay nada de malo en no saber esto o aquello (seguramente tú sabes muchas cosas que yo no ¿no es así?), lo malo está en no saber, precisamente, esto último. Bien, entrando en tema te digo que el poema de Borges apunta a algo que debí decir en la entrada y que, por dejarlo para lo último, lo olvidé: si te fijas, Borges habla de un hombre en la privacidad del baño; luego dice “en vano elevará sus plegrarias” y luego dice (ésta es una imagen muy fuerte, por cierto) “oye la profecía de su muerte”. En sintesis: la prueba de la inexistencia de dios es que el hombre tiene que defecar. Un ser que defeca es indigno de la vida eterna; y un dios perfectoo no pudo haber creado a un ser que defeca. Eso es todo; la última línea “Agradezcamos los vermes y el olvido” es una idea clásica de Borges: demos gracias por estar aquí. Demos gracias por haber tenido la posibilidad de haber vivido; y cuando nos toque morir, demos gracias por el olvido (que la vida siga, aunque sea para otros). yo tomé ésta última idea, también, como valor de la vida en sí; en ese sentido Borges también nos está diciendo: “Vive, no pierdas el tiempo en tonterías”. Cruzar estas palabras contigo, Rosa, tiene mucho de eso: de conversar, de aprender, de crecer; y eso nunca será una tontería y, mucho menos, el acto de una persona de pocas luces.
      Gracias por estar acá.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  2. Veronica dice:

    Vengo a vos y aquí al encuentro de buena compañía. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Shira Shaman dice:

    Me parece que eres un hombre apasionado; lo reflejas en lo que escribes, en la entrada de ayer nos demuestras tu postura sin tapujos; hace poco alguien me dijo que yo nunca expreso una opinión propia por temor a mojarme; me ha dejado pensando; mas cuando te leo consigues que te admire profundamente justo por eso, porque defiendes con pasión tus ideas, sin importar el agrado o el desagrado de los demás; eres un gran maestro y amigo con el que me encanta conversar y aprender cosas nuevas, por ello no desperdiciemos el tiempo en enojos improductivos, disfrutemos de la música, la literatura,el arte y de las buenas compañias.
    Besos mil querido Borgeano 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Vaya, qué bonito comentario, Shira; gracias una y mil veces por esas palabras. Defender lo que pienso es algo que aprendí con el paso del tiempo; sobre todo cuando comencé a ver que quienes no tenían razón (en aquellos casos en los que las subjetividades quedaban de lado) salían siempre vencedores sin merecerlo. La fuerza o vehemencia con que uno defiende sus ideas depende –al menos en mi caso– de lo importante que sea el tema. Temas como la injusticia, por ejemplo, no pueden tratados de manera ligera. Espero que te mojes mucho, no hay sensación mejor que ésa.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  4. Se quedó tu post enredado entre mis conexiones neuronales, divagando tropecé con la palabra exacta… Escatológico. Creo que es lo que mejor define el poema de Borges. Siempre me hizo gracia la palabra desde que la descubrí de pequeño. Aquí donde habito es típico poner la figurita de un hombre sentado cagando en el Belén de Navidad. Creo que esa fue la descarga eléctrica que activó el recuerdo de Escatológico…
    Me encanta tu post.

    Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Desconocía esa costumbre de la figura sentada en el pesebre de Navidad. Espero que cuando llegue la fecha me compartas una foto, será todo un acontecimiento, no me cabe duda de ello. En cuanto al tema del poema en sí, claro, la escatología está allí; pero Borges, muy cuidadoso, se manejó con un par de metáforas bastante interesantes que le permitieron esquivar lo que de otro modo hubiese sido un desastre. ME imagino este poema escrito por Bukowski, por ejemplo, y no puedo menos que reír ante ese posible resultado.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. danioska dice:

    De escatología en escatología, que verseando ando. Genial, tu lectura del poema y mejor todavía que nos compartas tu reflexión ante el texto, que nos lleves de la mano a leerlo contigo, desde ti (¿hay mejor lectura que la propia?). Y sí, coincido contigo en la interpretación: una genialidad, la del buen amigo Georgie. Me voy, antes de seguir diciendo pelotudeces.
    Abrazos de miércoles (y de jueves, y de viernes…)

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Gracias, querida, por tu lectura de mi lectura. En algún sitio leí que le preguntaron a un poeta (hace ya demasiados años, así que no recuerdo quién fue el poeta que lo dijo) cuál era el significado de un poema en particular, a lo que él contestó “¡No sea estúpido, léalo!” Más allá de si existió el insulto o no, siempre me pareció que esa postura era en exceso soberbia. Para empezar nada indica que el poeta en cuestión haya podido transmitir con precisión su idea (si es que existe tal cosa, claro está); y en segundo lugar, aunque es cierto que el texto debería valerse por sí mismo, pero esto no siempre ocurre por diversos motivos. A lo que me refiero es que a veces una mirada o un análisis ajeno pueden ayudar mucho a la comprensión (y por ende, al disfrute) de un texto. Es en ese sentido, entonces, que me animé a subir esta entrada. Por último, no, no has dicho ninguna pelotudez (¡Qué buen manejo de localismos sureños, mi amiga!).
      Abrazos de noviembre, diciembre, enero…

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Abono a lo que dices: los teóricos de la recepción (Jauss y compañía) pusieron sobre el estrado el hecho de que ninguna lectura de un texto es más válida que otra. Es más, ni siquiera la del autor del texto es más certera. Así que coincido contigo, se vale y se aplaude enloquecidamente buscar acercamientos, compartirlos, echar luz a los renglones para tratar de enriquecerlos. Si no , ¿para qué estamos por aquí?

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Gracias, querida, otra vez. Ahora, me gustaría que reserváramos un tiempo (en algún momento, en algún lugar) para discutir el tema de la validez de las diferentes lecturas, porque en ese tema también tenemos diferencias marcadas. Claro está, es un tema complejo y extenso, así que por ahora lo dejamos como un tema pendiente.
        abrazos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s