Suicidio asistido.

Suicidio inducido

Estaba inseguro de escribir esta entrada. Lo estaba y lo estoy, a tal punto de que escribo esto casi como un ejercicio introspectivo y no sé si al finalizar irá a la papelera o me animaré a subirlo al blog.

¿Cómo escribir desde la tristeza, desde la desazón, desde el miedo? Sólo con la esperanza de estar equivocado. Y espero estarlo, con todas mis fuerzas espero equivocarme y que el próximo presidente argentino sea el mejor de toda la historia de mi país. No por él, que es sólo un funcionario que está allí para hacer precisamente eso; sino por la gente, por los viejos, por los niños, por todos los que allí viven. Ojalá yo me equivoque y me equivoque por mucho; les doy mi palabra que seré el primero en reconocerlo.

Es muy común decir, cuando un grupo social toma una decisión determinada, que ese grupo social es “ignorante” o algo así. Yo hoy lo digo con toda la seguridad de las pruebas que ellos mismos nos han brindado ayer: la clase media argentina no sólo es ignorante, sino que es algo mucho peor: es una clase pretenciosa, envidiosa, mediocre, inculta, soberbia y sí, profunda y gozosamente ignorante. Sólo así se entiende que alguien vote para presidente a un tipo que nadie en su sano juicio (ni siquiera los que lo votaron, lo sé porque conozco a varios) lo dejaría dormir en su casa. Quien será el nuevo presidente, junto a sus “colaboradores” ya avisó que viene por todo; lo dijo bien clarito y sin ningún prurito. Mintió descaradamente una y otra vez pero eso a la clase media no le importa; porque esa clase media argentina está presa del odio más visceral por sus semejantes, ellos son los típicos hijos de los Mass Media y de la religión más obtusa, esa religión que habla de amor pero que enseña el odio a los pobres o a los diferentes. La clase media argentina después de una crisis como pocos países han vivido puede comprar una TV, una computadora y un pequeño auto y ya se cree oligarquía y así termina votando a un tipo que tiene 214 causas judiciales y que está procesado en otras dos causas penales.

Alguna vez bromée diciendo que si ganaba este individuo no volvería a mi país. Hoy, a pesar de que no puedo asegurar que esas palabras sean cien por ciento ciertas, la sensación profunda que me embarga es ésa: la de no querer volver. Tal vez México me acepte, tal vez sea Colombia o tal vez, emulando a aquella leyenda del judío errante me convierta en el ateo errante que deambule por latinoamérica sin detenerse nunca.

Tengo tanto para decir. Tanto. Pero sólo quiero decirme otra vez a mí mismo: ojalá te equivoques. Ojalá me equivoque al pensar que Argentina acaba de suicidarse.

38 comentarios el “Suicidio asistido.

  1. Gaviota dice:

    No sé quien es no puedo opinar, pero con tus letras me ha dado una gran desazón lo siento mucho.Un abrazo que te arrope

    Le gusta a 1 persona

  2. Sí. Lo que está ocurriendo en Argentina es muy triste. Tan triste como lo que pasa en cualquiera de los países de Europa. Los enemigos no se van nunca. Comprendo tus palabras hacia tu propio país. Mi abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Gracias, Julie. Sin duda, el mal de las derechas es general, cada día que pasa se enseñorea más en el mundo entero (esta dicotomía argentina es la misma que ocurrió en Grecia, en Portugal, en Islandia, y muchos otros países del mundo. Razón de más –luego de tantos ejemplos– para que sea incomprensible el resultado de esta elección). Mi dolor va más que nada pensando en todas aquellas personas que comenzarán a sufrir una desastrosa política económica. Sobre todo por ellos y por todo lo que eso trae aparejado y que puyede significar un daño que se extienda por décadas. Hay que seguir peleando contra ellos, aunque ganen muchas más veces que nosotros, es nuestra obligación moral.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. kaldina dice:

    Pues esperemos que te equivoques, sé lo que siente, cuando acá en Colombia ganó Uribe hace unos años sentí un dolor de patria increíble.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Nada me gustaría más, Kaldina y, como lo dije, seré el primero en reconocerlo. Ahora, también seré el primero en señalar todo aquello que no me guste, ése también es mi derecho como ciudadano. Colombia, Argenitna, México, toda latinoamérica es maravillosa y uso este término en todos los sentidos: económico, social, cultural, geográfico ¿Por qué, entonces, tenemos que pasar por tanta miseria, violencia y atraso? Por culpa de políticos como éste que le toca en suerte a mi país y por la enorme injerencia de los medios de comunicación, que hace que la masa se vuelque a votar “pensando que piensan”.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Rosa Ave Fénix dice:

    Lamento mucho lo que pasa en tu país. No comprendo como una tierra tan rica en ganado que hace unos cuantos años era el paraíso terrenal, en especial para los españoles- haya llegado a ser el desastre de América del Sur. Pero, y no entiendo ni quiero entender de política, que son la mayoría de los países en Sudamérica. Aunque -ya se que no sirve de consuelo- en Europa pasan cosas semejantes. Pongo las noticias y al cabo de unos momentos la cierro pues me pongo de mal humor de oir tantas sartas de mentiras.
    ¿A qué país del mundo podríamos emigrar?… dime uno que sea cabal…me voy contigo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      A pesar de que lo que voy a decir va a sonar a latiguillo marxista de los años setenta, lo diré porque he estudiado este tema a lo largo de toda mi vida y podría hasta dar algunas pruebas al respecto: el problema de nuestro continente es EE.UU. y (parte de) Europa. Me atrevería a decir que el problema del mundo todo es EE.UU. y (parte de) Europa. Los golpes de estado de los años setenta han sido dados con el apoyo de la CIA y por orden direnta del gobierno yanki. Lo mismo sucedió con los intentos golpistas de los últimos años (Venezuela, Ecuador, etc.). Ahora han dado no un golpe militar, sino un golpe económico (lo que se llama en la jerga internacional un “golpe blando”). Sin ir más lejos, se filtró un telegrama de Macri a la embajada de EE.UU. donde se proponía como “el candidato ideal para implementar las nuevas políticas económicas liberales” Más claro, échale agua: “Apóyenme y les doy todo”. Y a ése tipo votaron. Un amigo me digo ayer que Argentina será el primero de los países latinoamericanos que caerá de esta forma. Ahora van por los otros (Brasil, Perú, Ecuador, Venezuela). El imperio se cae y necesita las riquezas que no tiene; de allí que invada países de manera directa y se apropie de otros de manera indirecta.
      En cualquier momento me voy a la selva colombiana (un paraíso) y hago allí una comuna liberal. Te aviso y te vienes cuanto antes.
      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

      • Yo ampliaría el círculo con Israel. Qué parece que no está pero está en todas partes.
        Abrazo

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Claro que sí, Israel es el tercer eslabón en esta cadena. No hay que olvidarse de ellos; aunque en relación directa con Argentina no es un personaje relevante. De todos modos, en cuanto a elemento útil de las políticas imperialistas, es un actor importantísimo.

        Abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • Rosa Ave Fénix dice:

        DE ACUERDO EN TODO!!!!! NO TRAGO A LOS DE EE.UU!!!!!!! además son principales vendedores de armas, sin armas no habría atentados ni guerras… vale con lo de la selva pero primero me he cuidar la pierna que se me rompió el femur!!!!!!!! Abrazos!

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        ¿En serio; qué te pasó? ¿Estuviste haciendo esquí o corriendo en moto? Espero que mejores pronto y que el proceso no sea muy molesto.

        Abrazos cuidadosos.

        Me gusta

  5. Shira Shaman dice:

    Reblogueó esto en Inventar mi verdady comentado:
    CONFIANZAS
    se sienta a la mesa y escribe
    «con este poema no tomarás el poder» dice
    «con estos versos no harás la Revolución» dice
    «ni con miles de versos harás la Revolución» dice

    y más: esos versos no han de servirle para
    que peones maestros hacheros vivan mejor
    coman mejor o él mismo coma viva mejor
    ni para enamorar a una le servirán

    no ganará plata con ellos
    no entrará al cine gratis con ellos
    no le darán ropa por ellos
    no conseguirá tabaco o vino por ellos

    ni papagayos ni bufandas ni barcos
    ni toros ni paraguas conseguirá por ellos
    si por ellos fuera la lluvia lo mojará
    no alcanzará perdón o gracia por ellos

    «con este poema no tomarás el poder» dice
    «con estos versos no harás la Revolución» dice
    «ni con miles de versos harás la Revolución» dice
    se sienta a la mesa y escribe

    Relaciones (1973)
    Juan Gelman

    Le gusta a 2 personas

  6. Siento tu desazón y me apena. Desde que la política se convirtió en una profesión…no se puede decir que los políticos estén al servicio del país. Deseo que te equivoques con todo mi corazón por el bien de Argentina y tuyo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Soy el primero en desear estar equivocado (pero mucho me temo que no es así, no hace doce horas que ganó Macri y ya un diario está pidiendo que se libere a los genocidas que han sido enjuiciados y condenados. Esto es solo el principio). El problema no es tanto el político profesional, sino esa incomprensible fauna que tenemos en latinoamérica que prefiere quedar bien con EE.UU. y Europa antes de que con sus coterráneos. No puedo entender que un tipo haga sufrir a millones con tal de que un yanki le palmee la espalda. No lo voy a entender nunca.

      Un abrazo.

      Me gusta

  7. Loretta Maio dice:

    Ay, Borgeano… Así como muchas veces coincidí con vos y muchas veces me asombró tu inteligencia y muchas otras tu talento, si soy una amiga de verdad debo decir que no comparto en lo absoluto tus palabras. No sólo eso, sino que me entristece tu actitud. No sólo tratás de “idiotas” -en otro espacio social- a los que no piensan como vos sino que también aquí tratás de ignorantes, y mucho más, a los argentinos que tomaron una decisión opuesta a la que vos tomarías. Me sorprende…

    Vos sabés que no soy partidista. Voté a lo largo de mi vida a justicialistas, peronistas, radicales, kichneristas… en búsqueda de lo que creí en cada ocasión la mejor opción para mi país. Me equivoqué, no me equivoqué, pero hice lo que debía: elegir, y así como yo el resto del pueblo argentino.
    Me pregunto entonces ¿por qué merecemos ser insultados por elegir algo distinto? No lo entiendo.

    Acá estoy, acá estamos los argentinos ignorantes, en Argentina, viviendo las consecuencias del actual gobierno (buenas y malas, como en todo gobierno hasta el día de hoy), luchándola a diario, hablando de lo que vivimos a diario, gozando y padeciendo a diario, buscando la manera de tener un mejor país, unidos, sin banderas políticas ¿y vos cómo podés hablar estando tan lejos sólo por lo que leés o lo que otros te dicen? Estamos acá, querido amigo, buscando soluciones…

    Tu tristeza, dolor, bronca, no te acredita para menospreciar a nadie. No sos dueño de la razón, así como yo también puedo estar equivocada. Sabremos dentro de algunos años si los “ignorantes” nos equivocamos o no, si los “idiotas” nos equivocamos o no, pero somos libres de elegir tanto como aquellos que eligieron otra cosa.

    Vos me conocés bastante, sabés en qué tono te digo todo esto (aclaro porque este medio suele ser nefasto). Te lo digo con respeto, con dolor, con cariño.

    Abrazo grande.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Yo sabía que alguien iba a decirme algo con respecto a ese punto. Bien, me explico un poco más, entonces. Creo que estás confundiendo el alcance de la palabra “democracia”. Ésta palabra nombra a un sistema de gobierno o a un sistema electoral particular, pero de ningún modo implica una normativa social. El conocimiento no es democrático. El conocimiento se tiene o no se tiene o se tiene en parte, pero no es de ninguna manera democrático. Cuando vamos al médico no discutimos con él sobre síntomas y tratamientos; cuando vamos al mecánico no discutimos sobre arreglos o repuestos. Ellos saben, nosotros no. En este caso en particular creo (y tengo el derecho a expresarlo así) que la gran mayoría que votó a Macri lo hizo desde la ignorancia o, peor aún, desde el odio. Primera pregunta: ¿Por quién votaron los intelectuales en Argentina? ¿Cuáles son los intelectuales que apoyan a Macri? El único que yo vi fue el vergonzoso Marcos Aguinis (hay que leer sus libros para ver su carácter “intelectual”) apoyando a Videla y criticando a Estela de Carlotto… Sigo: como bien se sabe, las masas se manejan de manera diferente a como lo hacen los individuos; cuando yo hablo de votantes ignorantes lo hago en cuanto a la masa, no personifico. La democracia tiene eso: ganó la mayoría y se debe aceptar esa elección. Yo lo hago, pero no me pidan que no me exprese, aún cuando esté equivocado. Y aquí viene un punto central: si estoy equivocado, que me lo demuestren; seré el primero en cambiar mi discurso y mi forma de pensar. Pero para ello necesito pruebas y argumentos. No discuto tonterías como si la presidenta tiene zapatos de marca o no. Si alguien quiere discutir conmigo, acepto el reto, pero discuto de política, economía y filosofía política. Soy una persona que a lo largo de mi vida no he hecho otra cosa que intentar aprender y elevar mi intelecto en la medida de mis posibilidades; he trabajado en ello (y sigo haciéndolo) cada uno de mis días y es por eso mismo que tengo derecho a decir “éste no sabe de lo que habla”. Porque algunas cosas sí sé y aquí no se aplica la idea democrática de “todos valemos igual”. Sé que esto no suena muy amable, pero la verdad es así: a veces es poco amable. Y si estoy equivocado, pues veamos esos argumentos.
      Con respecto a Macri en sí es tanto lo que podría decir, probar y argumentar que, como dije en la entrada, no me alcanzaría una extensa entrada diaria por una semana. Veamos sólo un punto: acabo de llegar de la calle y veo que el diario La Nación (uno de los portectores de Macri) en la editorial de hoy pide que se liberen a los genocidas presos. ¿Ves? Hace doce horas que fue electo y ya empiezan. Claro, Macri salió corriendo a decir que los juicios a los genocidas seguirán. Es decir, que va a hacer lo mismo que hizo el kirchnerismo ¿Entonces dónde está el cambio? Segunda pregunta, para ti y la cual me gustaría que la respondieras: ¿Qué piensas de los genocidas, deben estar presos o deben ser liberados?
      Loretta, yo no tengo nada en contra tuyo, no lo tomes de manera personal; pero tengo el derecho de expresarme y lo seguiré haciendo. Veamos qué nos dice el tiempo.
      Por último. No he visto a nadie hablar a favor de Macri (aunque conozco a varios que lo votaron); todos estaban muy escondidos, casi avergonzados de antemano; ahora que ganaron las elecciones salen a señalar con el dedo (cuando no a amenazar) y a pedir explicaciones. Yo siempre he dicho lo que pensaba y me he declarado en apoyo o rechazo a tal o cual persona o institución; ahora, que gente que nunca abre la boca y que se considera “apolítica” como si esto fuese una virtud venga a pedirme explicaciones, me parece una postura demasiado cómoda. Así cualquiera señala al que dice. Así cualquiera tiene razón.

      Un abrazo afectuoso, aunque desde la otra orilla y con muchas más cosas que decir.

      Le gusta a 1 persona

      • Loretta Maio dice:

        Borgeano, estoy de acuerdo en cuanto a la libertad que cada quien tiene de expresarse, ¡obvio que es un derecho!; no me disgusta que lo hagas, sólo me entristece ciertos recursos de expresión -como los insultos, por ejemplo- Ya sé que no se trata de algo personal, tranquilo; sólo expreso lo que siento y pienso del mismo modo que vos lo hacés.
        En cuanto a los intelectuales… dejálo ahí, porque la intelectualidad no siempre va de la mano de la sabiduría.¿Sabés por qué? porque suele suceder que el mucho conocimiento va acompañado de ausencia de humildad. La soberbia anula el sentido común y hace perder el rumbo.
        En cuanto a la información que recibimos a través de los diversos medios ¿me vas a decir que todo es veraz? Como dice el doctor House “todos mienten” (incluso el ocultar también es un tipo de mentira). Estoy cansada de leer tanta pavada: “que este hizo tal cosa, que el otro dijo tal otra”… (con eso no llegamos a ningún puerto).
        Vos no oíste a nadie hablar a favor de Macri pero, perdón que lo diga, el que vos no lo hayas oído no significa que eso no haya sucedido. Además, eso de “estar escondidos” y de “señalar con el dedo” (o amenazar) no es exclusivo de aquellos que votaron al ingeniero… la agresión viene también de quienes favorecen al kichnerismo.
        Si alguien te pide explicaciones ¿no se te ocurre pensar que se interesa por vos? (quien te importa un bledo te da lo mismo lo que diga o piense ¿no?. En cuanto a señalar ¿quién señala a quién? ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?
        Pasaría horas charlando con vos, de las cosas en las que coincidimos y de aquello en lo que pensamos diferente (no soy tan buena como vos con las palabras) pero este medio es insuficiente y poco claro.
        Te agradezco por responderme tan extensamente.
        Abrazo afectuoso.
        Feliz semana.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Querida Loretta, no creo que vayamos a ponernos de acuerdo, y no hablo de política, sino de lógica. Tu segundo párrafo, por ejemplo, es la antítesis de mi pensamiento y es lo que no va a dejarnos que lleguemos al mismo puerto. Eso no está mal, claro; pero insisto en que si no podemos estar de acuerdo en ello inútil será que sigamos discutiendo. Pero me explico para que veas lo que quiero decir y sume algo a ello si lo considerases necesario.
        Decís “En cuanto a los intelectuales… dejálo ahí, porque la intelectualidad no siempre va de la mano de la sabiduría.¿Sabés por qué? porque suele suceder que el mucho conocimiento va acompañado de ausencia de humildad. La soberbia anula el sentido común y hace perder el rumbo”. Si bien es cierto que la intelectualidad no va de la mano de la sabiduría, tampoco lo contrario es necesariamente así; pero, de hecho, en general debemos aceptar que la sabiduría está más cerca del intelectual que del ignorante. Luego, la falta de modestia, aunque nos moleste, no significa nada con respecto a la verdad. Mucha gente juega el rol de modestos y buenitos y son mucho más dañinos que quienes honestamente dicen lo que piensan, aunque pequen de “soberbios”(fijate que ese mote de “soberbios” siempre está dado por aquellos que están seis escalones más abajo y que no pueden entender de los que esos “soberbios” hablan). Ejemplos de modestos dañinos: sacerdotes varios, la Madre Teresa, el Papa. Para salir de los religiosos, diría la despreciable señora Mirtha Legrand y toda la fauna “paqueta” de Barrio Norte. los caballeros del campo argentino con sus buenos modales y su tono canchero mientras tienen a la peonada muriéndose de hambre en los campos eternos. Ejemplos de soberbios que han hecho mucho por los demás: Friedrich Nietzsche, Schopenhauer, Mariano Moreno, Sarmiento, etc. “La soberbia anula el sentido común y hace perder el rumbo” El sentido común es el menos común de los sentidos. No te fíes de él. Realmente, Loretta, creo que ese párrafo no esta a tu altura. Sos mucho más inteligente que eso y creo que podés dar mucho más que ese párrafo que parece copiado a un mal cura de barrio. En síntesis la verdad es mucho más sencilla: hay gente que con buenos modales te afana hasta el alma y hay otros que no hablan tan bonito pero que jamás van a fallarte. El argumento de la soberbia y de la modestia no sirve, al menos para demostrar qué es verdad y qué no.
        Acá lo que se debe discutir (y estoy de acuerdo en que éste no es el medio adecuado para hacerlo, pero el tema es éste y no otro) es de política, de economía y de filosofía. No importa si uno es soberbio o modesto del mismo modo en que no importa si uno es negro o blanco.

        Un fuerte abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • Loretta Maio dice:

        En algunas de las cosas que aquí expresaste coincido con vos, y en otras no; eso sucede porque somos felizmente diferentes. No considero este diálogo como discusión sino como algo productivo, porque para mí siempre es un placer charlar con vos. Además, de nada quiero convencerte ni de nada tenés que convencerme, es tan sólo disfrutar de la gran fortuna que tenemos al poder compartir nuestra forma de ver las cosas y, a pesar de las diferencias, mantener la amistad.
        Otro abrazo. Grandote.
        Feliz martes.

        Le gusta a 1 persona

  8. danioska dice:

    No tengo ni el conocimiento ni las herramientas para opinar con sustancia sobre el tema, pero me sumo a tu deseo de que estés equivocado, de que estés, más que nunca y sobre todas las cosas, equivocado por completo y a ese país que quiero entrañablemente le vaya bien. Lo deseo de corazón y te abrazo con el ídem.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Gracias, D. Todos esperamos lo mismo, todos, al menos, que poseemos esa empatía indispensable para reconocer en el otro a un otro, precisamente. A un otro que merece lo mejor y que no merece ser sumido en la desgracia para beneficio de unos pocos.
      Con que esté aquí ya tengo suficiente.

      Abrazos, sí.

      Le gusta a 1 persona

  9. nuryart dice:

    Aquí en España sucede lo mismo, que por muy corrupto que esté el partido gobernante le siguen votando y va primero en las encuestas. Yo tampoco entiendo al electorado que lo vota, ya que los demás pagamos por las consecuencias. Lo que ocurre en Argentina, creo, es el desinfle y la mala prensa del kirchnerismo, alejada totalmente del origen del peronismo y la gente se cansó. Ánimo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Gracias, Nuryart; es muy amable de tu parte traer esta reflexión aquí. Sí, en parte estoy de acuerdo contigo en cuanto al problema argentino. Los medios de comunicación han tenido una injerencia enorme en esta elección, hasta tal punto que ayer se hablaba de que “Ganó Clarín” (el diario más poderoso de Argentina). Macri es un títere, un imbécil; y eso torna todo más peligroso, porque no sabemos quién es el que realmente manda. Creo que se avecinan tiempos complicados en mi país. ruego por que no sea así, aunque mucho me temo que éste sí sea un error mío.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  10. Como dice Nuryart, aquí en España la situación es similar. Y mira que con el asunto de la independencia de Cataluña podrían aprovechar para cambiar la constitución, y volver a la República que nos arrebataron por las armas los padres y abuelos de los que ahora mandan.
    Pero, claro, se oyen comentarios de personas que dicen que votarán a Sánchez porque es guapo, toda una declaración de principios de la inteligencia… así nos va, y así nos ha ido en estos nefastos cuarenta años de ¿transición?
    Me apena mucho la situación de Argentina, allí tengo buenos amigos, y más o menos estoy al día. Pero las líneas generales de la política ya no están en manos de los políticos, puertas giratorias y otras manipulaciones, coacciones… el mundo está para apearse de él… y como dice un cantautor de mi tierra; nosaltres no som d’eixe món (nosotros no somos de ese mundo)

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Ayer, ni bien se dio a conocer que Macri había sido electo presidente, una amiga subió una foto a su facebook y el primer comentario de una amiga de ella fue “Qué guapo nuestro presidente”. No, si cuando digo que la TV es la lavadora perfecta no lo digo en vano. ¿Cómo pueden considerar cuestiones tan triviales cuando se está votando por el destino de un país y de millones de personas? No es un misterio ni mucho menos; es manipulación lisa y llana. Claro,cuando uno dice estas cosas enseguida lo tildan de “conspiracionista” y demás, acabando así con el debate antes de comenzar. Estoy preparando una batería de material (iba a incluirlo en otra de las respuestas, de hecho, la más extensa que dejé) para probar que mis palabras no son fruto de un “se me ocurrió” sino que son algo pensado y elaborado; entre ese material está La rebelión de las masas, de Ortega y Gasset, referencia precisa para los tiempos que corren. Por último, estamos de acuerdo en que nosotros no somos de este mundo, lástima que la mayoría sí.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  11. Florencia Alva Torres dice:

    Ay Borgeano…comparto pesares, y lo que alguna vez fue una “identidad argentina”…ahora quien sabe…como se titula mi última entrada ha ganado “el discurso del amor” (Pero cuál) https://ethosantropologico.wordpress.com/2015/11/23/cuando-gana-el-discurso-del-amor/

    Le gusta a 1 persona

  12. Intenso, el post, los comentarios… Creo que la única forma que tenemos para cortar con la corrupción, la violencia y demás males que parecen oficiar de preponderantes en nuestras sociedades (cosa que dudo), es simplemente practicar lo que creemos.

    Es decir, discutir sobre el bien y el mal, más allá de ser entretenido, no lleva muy lejos. En nuestra historia no hay personaje, idea o cosa alguna que no trace una línea en donde quede dividida la realidad en dos polos. Los humanos, al momento de hoy, no somos grandes unificadores, más bien, preferimos separar las cosas, los procesos y ponernos de un lado o de otro para ensalzar lo que creemos y desdeñar lo que no. Puede que se tenga razón? Si, puede, así mismo, los otros así lo creerán. Todos presentaremos pruebas y así sucesivamente al infinito. La propia historia es la prueba de esto. Si crees tener pruebas, los otros también, si crees tener razón, los otros también.

    Otro tema es la manipulación de los mass media. Es y no es. Tu como los manipulados están en la misma sociedad, qué los diferencia, qué hace que unos sean manipulados y otros no? Acaso no se podría decir que todos son manipulados? Por qué crees que hay una parte afuera de la rueda (no podría funcionar si una parte está fuera)? El intelecto, el conocimiento hace la diferencia? No, claro está que hay en ambos bandos toda clase de personas.

    Divide y vencerás, es la premisa más simple y efectiva mejor encubierta. Las así llamadas democracias tiene sus ciclos, donde un tiempo gobierna la izquierda, el país mejora, y después el propio sistema capitalista se encarga de la crisis, pasamos a la derecha, venden liberalizan, etc., generan plata rápida, una ilusión que dura unos años, hasta que el sistema otra vez colapsa. Y después lo mismo. El problema está en creer que ciertos humanos tienen intereses diferentes. Cosa, que calando hondo no es así. Todos buscamos lo mismo. Creer que buscamos cosas diferentes (sin importar el camino, musulmán o judío, alemán o colombiano, etc.), es uno de los palos más grandes en la humanidad (pero esto si que da para largo, la dejo aquí).

    Pero hay algo en el fondo que descuidamos mientras discutimos: la cultura, los valores que estamos gestando. Ahí es en donde realmente se corta el bacalao. Son las ideas el terreno que mueve la historia, si bien el impacto de un gobierno es concreto en una generación o varias, lo que da sustento a los procesos son las ideas.

    Es un tema por lo demás complejo, del cual podemos hablar mil años más sin llegar a término. Volviendo, espero como humano, que los argentinos no se hayan inflingido como sociedad, un nuevo autoengaño, lo cual me toca. Las fronteras y las banderas, cada vez me importan menos, hay una frase que me gusta mucho y reza algo asi (sin ser del todo literal) “hasta que todos y cada uno de tus hermanos no sean libres, nadie lo será”. Y la libertad es casi indefinible, pero si es cierto que es un concepto que no concibe enemigos.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Diego, gracias por pasar por aquí y por tomarte el tiempo de comentar de manera tan extensa. Debo decir que no estoy para nada de acuerdo con tu comentario. La premisa que se extiende a lo largo de todo tu comentario es “cada cual tiene su opinión y todas las opiniones son válidas”. Nada más erróneo. Llegas a decir cosas como “El intelecto, el conocimiento hace la diferencia? No, claro está que hay en ambos bandos toda clase de personas”. No creo que nadie pueda decir eso en serio. Mi estimado amigo, no es lo mismo leer a Borges que a Paulo Coelho; no es lo mismo escuchar a Mozart que a Damas Gratis; no es lo mismo que te opere un cirujano con diez años de experiencia a que lo haga por primera vez un médico recién recibido. Lo mismo puede decirse de esa idea de que “cada cual tiene su opinión y todas son válidas”. Creo que confundes el derecho que cada `persona tiene a pensar lo que quiera con el derecho que tiene de que eso que cree sea considerado como verdadero. Hay gente que cree en la astrología, en la homeopatía, en los fantasmas, en el monstruo del Lago Ness, en ángeles, en la Tierra hueca, en la Tierra plana, etc. Ellos tienen derecho a creer eso, nadie lo niega, pero eso no significa de ningún modo que eso sea verdad. Hay cosas que son verdad y cosas que no lo son y eso es independiente de que si se cree en ellas o no. Cuando a Galileo la iglesia lo condena a prisión domiciliaria (luego de obligarlo a abjurar de sus dichos) por sostener que la Tierra giraba alrededor del sol y no al revés, como sostenía esa iglesia, él era el único en todo el globo terrestre que sabía la verdad, mientras que todo el resto estaba equivocado. Hay grados en el conocimiento, hay grados de acercamiento a la verdad y hay una enorme diferencia entre la democracia como sistema político (sin ser maravilloso es el mejor que se ha creado hasta ahora) y la democracia como sistema de igualamiento sociológico. Cuando enfermamos vamos al médico, pero no nos ponemos a discutir con él sobre lo que tenemos o sobre los pasos que debemos seguir. Eso sería ridículo. Aceptamos (sabemos) que él tiene el conocimiento y nosotros no y eso no va en detrimendo de nosotros; simplemente la realidad es así y punto.
      Lo que dices de la crítica que hago a los medios de comunicación cae en la misma tónica. Dices: “Es y no es. Tu como los manipulados están en la misma sociedad, qué los diferencia, qué hace que unos sean manipulados y otros no? Acaso no se podría decir que todos son manipulados? Por qué crees que hay una parte afuera de la rueda (no podría funcionar si una parte está fuera)”. Pues bien, para empezar “Es y no es” es una expresión que no tiene sentido: “Es O no es” En filosofía nunca se ha conocido algo que al mismo tiempo “Sea y No sea”. Yo hace cinco años que no miro TV (ni siquiera tengo el aparato de TV) y me dedico a leer y a estudiar, precisamente, éste tema. ¿Qué me hace estar por fuera de la “rueda”? Eso que acabo de decir y que demuestra que puede hacerse. Pensar, vivir por y para el arte, estudiar, leer, viajar, hablar con la gente. Se puede, créeme.
      Por último, dices: “Pero hay algo en el fondo que descuidamos mientras discutimos: la cultura, los valores que estamos gestando. Ahí es en donde realmente se corta el bacalao”. no sé de quién estarás hablando, pero puedo asegurar que no estás hablando por mí. Vivo por y para la cultura, como dije más arriba. Escribo, doy clases de música, dicto talleres de literatura y no pasa un día sin que asista a charlas, exposiciones, debates, conciertos. Ésa es mi vida y por eso digo que hay grados de conocimiento y de acercamiento a la verdad.
      Cuando se trata de cuestiones políticas como las que impulsó esta entrada, hay temas que son de importancia y que no “es lo mismo” si hay gente que opte por cada uno de ellos (aunque, insisto, tienen el derecho de hacerlo). Me refiero, por ejemplo, a las decisiones económicas. ¿Qué sistema debe elegirse, el sistema clásico de Adam Smith, el neokeynesianismo o el neomarxismo? No importa cuántas personas opten por cada uno; NO ES LO MISMO porque la verdad no es cuestión de democracia. Y así podríamos seguir con los temas más importantes de este momento: economía, política y filosofía. A discutir, entonces, pero no desde el “Es la verdad porque votamos por ella”, sino desde el razonamiento y las argumentaciones.

      Un abrazo.

      Me gusta

      • Gracias Borgeano, por tomarte el tiempo para leer y responder mi comentario. Disfruto mucho del intercambio. A decir verdad me impacto un poco que dijeras que no estabas “en nada de acuerdo”, lo cual era demasiado a mi gusto, pero que viva la diferencia…

        Tomo unos minutos más de tu atención, haciendo uso del derecho a la replica.

        Con la frase “El intelecto, el conocimiento hace la diferencia? No, claro está que hay en ambos bandos toda clase de personas”. Simplemente afirmaba que tanto en la derecha como en la izquierda hay intelectuales, no se puede decir que los intelectuales solo son de izquierda, eso es un error. “Hay cosas que son verdad y cosas que no lo son y eso es independiente de que si se cree en ellas o no.” Esta es una afirmación con la cual no estoy de acuerdo, pero como ya lo he dicho, trazada la línea, se abre paso el blanco y el negro. La verdad es un construco, y no hay cosa en el paso de la historia que haya cambiado más que lo que las sociedades han legitimado como verdad. Lo que ahora crees como verdad, estimado ciudadano del mundo, será un retazo de lo que en 20 años científicos, filósofos y toda clase de humano común piense. Estamos en una época fermental, en medio de la transición de paradigmas (a todo nivel).

        Mira esta frase: “Cuando enfermamos vamos al médico, pero no nos ponemos a discutir con él sobre lo que tenemos o sobre los pasos que debemos seguir. Eso sería ridículo.” Cambia la palabra enfermamos por “necesito informarme” y “médico” por politólogo, qué queda? Se que esa afirmación no saldría de ti… Pero está latente amigo… Es como si unos cuantos libros elevan a unos humanos por encima de otros… y no es así. Por eso pueden haber médicos que experimentan en humanos o usan sus conocimientos al servicio de la tortura.
        El conocimiento disciplinar es solo una herramienta para una parte o espacio de la maquinaria de la vida. Por ello la ganancia de la democracia en ese sentido. Un docto también se puede equivocar y no puede presumir que sus intereses son los mejores y más adecuados para el resto porque tiene (cree, diría yo) conocimiento de algo (qué de hecho casi todo pensamiento humano tiene un detractor y un seguidor, por ende la validez de la creencia queda en disputa). Se asume que tácitamente, tu voluntad es igual a la de cualquier otro. No profundizo en esto (cuando alguien tiene conocimiento, escucho, eso no es lo que estoy discutiendo), espero que más o menos este claro.

        Otra: “En filosofía nunca se ha conocido algo que al mismo tiempo “Sea y No sea”.” Con esto amigo, te das el lujo de eliminar el 90 % de la filosofía oriental en una línea. Segundo, el pensamiento paradojal es parte de muchos filósofos y corrientes filosóficas. Paradigma de la complejidad de Edgar Morin, por decir uno antes de que me preguntes.

        Tampoco tengo TV, una similitud sin peros. Pero dudo que eso sea suficiente para estar fuera del sistema mass media. Si estoy de acuerdo que se puede construir la alternativa. En el punto siguiente, de tu comentario, claramente no hablaba de ti. Creo que al contrario, te veo como bien dices, trabajando en el plano cultural.

        La verdad no es cuestión de democracia, claro que no, pero si de juegos de poder (por lo menos al nivel que estamos planteando). Hablo desde el binomio Saber-Poder de Michel Foucault. Sin más, mis más sinceros agradecimientos por el intercambio y espero que los Argentinos transiten lo mejor posible su decisión.

        Saludos.

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        El problema de debatir por este medio s que no se puede profundizar como corresponde ni ser lo suficientemente claro. Por ejemplo, leo este comentario tuyo y no me queda más que concederte la razón en cada uno de los puntos; pero lo hago con las reservas del caso, ya que estoy de acuerdo contigo desde antes de mi comentario anterior, el asunto es que, como dije antes, no es éste el medio adecuado para semejante debate.
        Por ejemplo, soy consciente de que dejé de lado toda la filosofía oriental (filosofía que me parece sumamente atractiva); sé que un diploma no es signo de sabiduría (de hecho en mis textos suele colarse a menudo esa idea, la cual a veces la incluyo de manera consciente: personas humildes que saben más que muchos profesionales) pero a lo que apuntaba en la entrada (un punto demasiado nietzscheano, lo reconozco, pero al que sigo sostentiendo) era a un hecho puntual de la elección en argentina. Hay ocasiones donde el peso de la masa ignorante es demasiado evidente, demasiado palpable. No estoy de acuerdo con la aplicación de esa idea a la generalidad de los casos, pero, insisto, sí puede aplicarse en casos particulares y creo que éste es uno de esos.
        También concedo (porque pienso así) que la verdad es una construcción; pero debemos conducirnos, en determinados momentos, como si ésta existiera. Una cosa es la postura filosófica (basada, otra vez, en Nietzsche) y otra la realidad práctica. En el momento de una elección entre blanco y negro (elección que puede significar el hambre y el dolor para miles o tal vez millones de personas) se debe tomar una decisión basada en la realidad y se deben dejar las posturas filosóficas para otro momento. Aquí estoy tratando de “bajar” la discusión “a tierra”, como suele decirse. Creo que estamos más de acuerdo en los términos generales que lo que pensé la primera vez, pero insisto, hay dos niveles en esta discusión. Con respecto a la TV yo sí sostengo que puede uno manejarse en un alto grado por fuera de su influencia. Reconozco los alcances de la episteme foucaltiana y, en ese caso, todo parecería indicar que no puede salirse de ella, pero creo que la influencia de los mass media está en relación directa con el tiempo que se está en contacto con ellos. Su influencia se ve mermada de manera notable cuando uno toma la suficiente distancia. En ese sentido –y la relación es casi literal–, son como un foco viral, alejándose lo suficiente uno puede minimizar los daños a los que se ve expuesto. Además, siguiendo con la analogía, también hay medicinas potentes que actúan en su contra. La lectura es la principal de ellas.
        Espero, como tu, que los argentinos transiten estos años con madurez y que los daños sean los mínimos posibles. Yo soy argentino pero no me encuentro en mi país en este momento. Claro está, quiero lo mejor para mi país y para su gente, haya votado por quien hubiere votado.
        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • Gracias nuevamente, por compartir el diálogo y el intercambio.
        Estoy totalmente de acuerdo, a veces queremos condensar años de historia y varios tomos en un párrafo, lo que hace un tanto complicada la tarea comunicativa. Pero de algo estoy seguro, más allá de estas complicaciones prácticas, no dejaremos de hacerlo.

        Un abrazo, seguiremos compartiendo.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Que así sea. En poco tiempo y poco espacio hemos podido darnos cuenta de las limitaciones de lo que hemos expresado, sin duda que si dispusiéramos de mayores comodidades podríamos profundizar y mejorar este diálogo.

        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  13. […] pasado 23 de noviembre escribí un artículo en el cual declaré mi deseo de estar equivocado con respecto a lo que se […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s