Razones personales

Vila-Matas

“Piensen cuáles pueden ser las razones básicas para la desesperación. Cada uno de ustedes tendrá las suyas. Les propongo las mías: la volubilidad del amor, la fragilidad de nuestro cuerpo, la abrumadora mezquindad que domina la vida social, la trágica soledad en la que en el fondo vivimos todos, los reveses de la amistad, la monotonía e insensibilidad que trae aparejada la costumbre de vivir”. Enrique Vila-Matas, París no se acaba nunca.

Se hace difícil seguir la lista que un impecable Vila-Matas propone en su novela de 2003. Me atrevería a sumar una o dos muy íntimas: la locura o cualquier otra forma de sinsentido, la pérdida de la libertad. Otras, más generales pero no menos dañinas, son la cobardía social, el desapego emocional, el simple y cruel egoísmo. Les dejo algo de espacio a ustedes .¿Cuáles son sus razones personales para la desesperación?

Anuncios

20 comentarios el “Razones personales

  1. Yo lo resumiría en un todo, quizás exagerado y extremo; Vivir.
    Porque si unes su lista y la tuya, que con ambas estoy de acuerdo… más mi pensamiento pesimista en otras muchas parcelas, casi estoy cubriendo todo mi abanico de vida.
    Vivir es desesperación. A cada paso sentimos la frustración de manera latente, y el desengaño sobre todo lo que percibimos y sobre las actitudes de los que nos rodean surgen a diario. Aunque nos engañamos a nosotros mismos para no caer en el desamino absoluto diciéndonos que disfrutamos más de lo que padecemos en nuestro camino hacía nuestra extinción y que la vida es así; a ratos doliente. Y aun así, queremos vestir esos ratos –más o menos continuos- con otro habito, dándole una pátina de optimismo para creer que nos rodea menos mezquindad desesperante de la que vemos, sabiéndonos realmente equivocados, si somos algo críticos.

    NA: Quizá lo piense así por ser simplista y por ser un tipo que no sabe hacer listas. 🙂
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Creo, Alberto, que lo que dices no es para nada simplista. Tu filosofía de vida es exactamente igual a la mía (puro Schopenhauer, además). Me gustó mucho la síntesis que lograste al decir “Vivir es desesperación”, pero de todos modos, queremos seguir aquí. La constante lucha contra todas esas adversidades que expones hace casi insano este luchar diario que llevamos adelante.Aún así, aquí estamos y seguiremos estando mientras no podamos evitarlo. Creo que allí reside el verdadero misterio de la vida, más que en “el sentido de la vida” en sí.

      Un abrazo, y gracias por un comentario perfecto.

      Le gusta a 1 persona

  2. Reconozco que pocas cosas me desesperan, lo que no quiere decir que este de acuerdo con ellas, pero procuro sacar de cada cosa negativa un poquito de luz para seguir adelante sin desesperacion. Siempre hay motivos para seguir…

    Le gusta a 1 persona

  3. zalman5k dice:

    Excelente entrada!
    Te invito a dar una mirada a mis lineas http://zalman5k.com/2015/11/21/estas-listo/
    un abrazo
    Zalman

    Le gusta a 1 persona

  4. Genial exposición. Me desespera no estar informada, con tanto aparatito vivimos un mundo de desinformación, sí, creo que manipuladora. Ya que cada día aumenta la estupidez humana.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Eso es muy cierto, Julie. Con tanto aparatito vivimos en una burbuja de fantasía (aunque algo puede hacerse para salir de ella). Hacer estas listas, además de servir como mero juego, también puede ser una buena fuente para reconocer qué es lo que realmente debemos sacar de nuestras vidas.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. Rosa Ave Fénix dice:

    Reconozco que hay momentos, horas o días que me harta de la vida, la hipocresía, maldad, egoismo, odio… y más, que nos rodea a todos, unos más otros menos con diferentes razones, pero creo que se ha de estar muy desesperado para decir todo lo que abruma a Enrique Vila. Yo tambien, como digo antes, estoy hastiada… pero por ahora… no se si más adelante (tal como se comporta el mundo) diré tan categoricamente esas palabras.
    Abrazos con un poco de esperanza de que cambien las cosas….
    Dicen que la esperanza es lo último que se pierde y..
    un poco de humor… yo digo que mi esperanza era verde y se la comió un burro…

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Lo de Vila-Matas es parte de una novela, de un juego literario aunque es posible que mucho de eso sea cierto. Lo más probable es que esas cosas lo agobien cada tanto y de a una por vez, pero la lista me pareció interesante como juego al menos. ¡Pobre Enrique si llega a sentirse así en todo momento!

      Un abrazo verde, para que vuelva.

      Me gusta

  6. Shira Shaman dice:

    Bueno generalmente delego algunas de mis razones personales de desesperación, como cuando escucho el llanto de perreta de un niño, o música estridente; pero también admito que debo analizar que medesespera de mi; me cuesta trabajo en ocasiones comunicarme y expresar algunas cosas eso me causa mucha ofuscación; sin duda me dejas meditando 🙂 Abrazos antidesesperación.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Shira, has sido la primera y la única en señalar algo propio como fuente de desespero y con ello nos has dejado el ojo morado a todos, incluido quien escribió esta entrada. Eso es algo que deberíamos aprender: a vernos a nosotros mismos antes que a los demás. Me voy cabizbajo y con la esperanza de que no me vean en tamaño error conceptual.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  7. danioska dice:

    “Amar es una angustia”, dijo Xavier Villaurrutia. Y sí, el amor y el desamor son las razones más frecuentes de mi desesperación, pero también suscribo lo señalado por Alberto: vivir implica, en el fondo, una desesperación y lo dicho por Shira: yo misma me desespero con harta frecuencia.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      El comentario de Alberto fue brillante (¿Ves, ves? Schopenhauer está detrás de todos nosotros de un modo u otro). Lo de Shira fue muy preciso también y sentí que me dejó un ojo morado. Luego, también estoy de acuerdo contigo sobre el amor y el desamor, pero no olvidemos que el amor está sobrevalorado y… ay, cómo me gustan algunas cosas sobrevaloradas… En fin, concedo el punto.

      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Plagio aquello de Manuel Acuña para reconocer la omnipresencia de tu filósofo, querido (de tu filósofo querido): “Y en medio de nosotros, Schopenhauer como un dios”, Me pregunto. ¿qué sería de nosotros sin las cosas sobrevaloradas? Nada. Absolutamente nada.
        Abrazo que no se cotiza en el mercado de valores

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        I’m speechless ¿Sabes hace cuántos años que estoy buscando ese poema? Estos cruces contigo me resultan cada vez más asombrosos. Te cuento brevemente la historia: hace muchos años llegó a mis manos uno de esos volúmenes antiquísimos de “poesía hispanoamericana” o “Antología de…”, tú sabes. Cuando leí ese poema, deboi reconocerlo, estallé en carcajadas (y sí, no es para menos). presté el libro por ese y otros textos y lo perdieron a los pocos días. No recordaba el nombre del poeta (de hecho siempre pensé que ewra español) ni del poema y así pasó mucho tiempo, donde cada tanto, cuando recordaba esas líneas, lo buscaba aquí o allá sin éxito. Y hoy apareces tú y no solo me dejas la cita exacta, sino hasta el verso mismo. Mira con qué poco me siento feliz…
        Con respecto al jefazo, sí, siempre anda por allí, pero en determinados momentos hay que dejarlo en la biblioteca.

        Abrazo sorprendido.

        Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        ¡Qué cosa lo que me dices! FIgúrate que ese fue uno de los primeros poemas que conocí. Como dices, estaría en alguna antología en casa y me encantaba por su sonoridad, entonces ¡me lo aprendí de memoria! Sí, todas las estrofas, y mira que son varias (y cursis). Tanto, que a la fecha recuerdo muchas de ellas, aunque la memoria flaquea en algunas. Así que me resulta interesantísimo que sea un poema que buscabas, no puede ser. O sí, por qué no, si partimos del principio de que estamos conectados desde un par de vidas antes, como hemos dicho. En fin, ahí está otra razón de pasmo (amo la palabrita).
        Abrazo que ya no se sorprende, pero celebra.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Tenemos que llegar al fondo del asunto, D. Ver quiénes fuimos y qué lazo nos unió en ese pasado (me encanta esa idea). Por lo pronto celebremos estos puntos de unión los que, cuanto más extraños, más encantadores, ya que destacan esos momentos únicos.

        Abrazos.

        Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        No había querido decírtelo por mantener un cierto misterio (siempre funciona), pero una pitonisa me dijo hace tiempo que vos fuiste un centurión romano y yo, la modosita sierva en tu tienda. O era al revés? Yo, el centurión y tú, la fámula trémula? Ya no recuerdo esos detalles. Al final, son lo de menos. Y que en una vida anterior uno fue el pirata Rata de palo y el otro, el loro en el hombro. Y antes, uno Pinocho y el otro, el grillo de su conciencia. Y dos locos que se divertían jugando con palabras y miradas. Y un juglar y un trovador cantando por los caminos. Y un par de caníbales que dibujaban en la cueva. Y…

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s