¡Viva Porrúa!

page

Hace poco charlaba con una amiga sobre libros, editoriales y ediciones. Ella me decía que no le gustaban los libros de Editorial Porrúa debido a su pobre calidad y presentación; y esos fueron dos puntos en los que debí darle la razón. Los libros de Porrúa —sobre todo los de su colección Sepan cuántos…— no son, lo que se dice, los más estéticos, ni el papel en el que están impresos es el de la mejor calidad, eso es cierto. Pero esa colección tiene un par de puntos a su favor que a mí me parecen muy fuertes. Por un lado, el precio, más que económico. Por el otro, sus títulos, muchos de los cuales son imposibles de conseguir si no fuese por estas ediciones de Editorial Porrúa. En este momento tengo cuatro de ellos conmigo: Los Ensayos, de Montaigne (éstos sí pueden conseguirse en otras ediciones, pero a un precio cuatro o cinco veces mayor), uno de mitología griega, Las metamorfosis de Ovidio y De Rerum Natura, de Lucrecio. mi amiga deberá reconocer que, si bien estos libros no son exquisitos, al menos vienen a llenar un nicho que otras editoriales no digamos que descuidan, sino que lisa y llanamente ignoran. La suma de ambos puntos es el mejor argumento favor de Porrúa y su colección “Sepan cuántos…”. Insisto, conseguir a mi amado Lucrecio por el valor de dos paquetes de Marlboro no es poca cosa y uno debe ser consciente de que, por ese precio, no puede exigirse una edición de lujo. (Y como corolario, digamos: No hay excusas, entonces, para no leer).

Anuncios

21 comentarios el “¡Viva Porrúa!

  1. No conozco esa editorial. Pero lo importante es el texto, claro que no presentado de cualquier forma. Ha de tener un mínimo de dignidad. No es éste el caso, supongo. Y, sí. Hay editoriales que ya no publican según que textos, y otras que los precios están desorbitados. Sobre todo teniendo en cuenta lo que recibe el autor. Jajajaja en el caso de Lucrecio les sale gratis.

    Bueno, en mi caso, la excusa para no leer, es que tengo poco tiempo. El viernes cogí prestado en la biblioteca el libro de Saramago, La caverna. :-(( aún no he empezado. (Estoy escribiendo todas las recetas para un nuevo restaurante y no doy pa más)

    Abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Soy un muy buen cocinero y tengo mucha experiencia en el ramo (he sido Maitre, y hasta gerente de un excelente restaurant con algo más de quince años en el rubro; lo digo por si necesitas de alguien que pruebe tus platos y te de el visto bueno… sé que eso lleva tiempo, así que se entiende lo de la falta de tiempo). Lucrecio les sale gratis ¡y con lo interesante que sería enseñarlo en clases! Claro, adiós a la episteme religiosa, pero ése es otro beneficio añadido. Los libros de Porrúa están muy bien en cuanto al texto en sí. El ejemplar de Lucrecio que tengo conmigo está versificado y la traducción creo que es muy buena (no he tenido demasiadas oportunidades de compararla, para ser sincero; pero es legible y comprensible. Además esta colección tiene siempre unos estudios preliminares muy interesantes. En Argentina tengo varios libros repetidos, uno de ellos es El origen de las especies, una edición es muy bonita, tapas duras, etc. La otra es la de Porrúa y esa edición la tengo por el extenso y muy buen estudio preliminar. La edición bonita sólo trae el texto de Darwin).
      Por último, La caverna es uno de las últimas novelas que leí de Saramago y es una de mis favoritas. Espero que te guste y que cuando encuentres tiempo para leerla no haya nada que te distraiga; vale la pena.

      Un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

      • Pues tendremos que quedar en algún sitio, y probamos los platos. ;-))
        Pero son vegetarianos, aviso!!!
        Ya comentaré como ha ido la lectura de Saramago.

        Abrazo culinario, ¿qué cómo sabe un abrazo culinario? a canela y cardamomo…

        Le gusta a 1 persona

  2. Siempre que visito México me traigo algún libro de esta editorial. También de Ediciones Fuente Cultural, y Ediciones Pavlov, me he traído varios y, como bien dices, son libros estupendos, ya que abarcan obras de grandes autores, yo me traje las Joyas de las Literaturas Orientales, alguno de las Razas Aborígenes y tratados de Poesía, para mí verdaderas joyas.Son libros únicos por su contenido. Y asequibles por su bajo precio. Incluso en las librerías del mismo aeropuerto se pueden conseguir. Feliz día. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Claro que sí! Fíjate ese texto que me indicas: Literaturas Orientales ¿Dónde se consigue si no es en Porrúa? No voy a decir que son maravillosos en su factura; porque distan mucho de ser ediciones de colección; pero uno accede a buen material a un costo muy económico, y eso es una gran virtud. En mi caso particular, por ejemplo, donde hay libros que no quiero subrayar, suelo comprar una edición económica y subrayar ese segundo volumen (no, no estoy enfermo, al menos no demasiado) en ese caso las ediciones de Porrúa son excelentes para ello (y tienen amplios márgenes para las anotaciones, también).

      Un fuerte abrazo y te esperamos para febrero, cuando presentaré mi primer libro de poesías ¿vale?

      Me gusta

    • Borgeano dice:

      ¡Viva Porrúa! Sería muy interesante que todas las editoriales tuviesen una política de editar libros económicos dentro de su catálogo; al menos algunos volúmenes al año ¿no? Así la gente podría acceder a otros títulos especializados o novedosos.

      Un abrazo.

      Me gusta

      • No conozco Porrúa, pero ¡Que viva! En Venezuela hay editoriales subsidiadas por el gobierno como son “El perro y la Rana” venden los libros más baratos que una cajetilla de cigarros, aunque creo que solo editan novedades, no hay clasicos en su catalogo. Y ya desde hace tiempo no veo ni un libro de ellos.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Las ediciones económicas, sean cuales fueren , deben ser siempre bienvenidas. El acto de leer es liberador y, aunque sí hay diferencias de valor entre libro y libro, promocionar la lectura y permitir el acceso a ella son actos que deben ser aplaudidos.

        Un abrazo.

        Me gusta

  3. Rosa Ave Fénix dice:

    Tampoco yo puedo opinar de esa editorial, no la conozco, hace años compraba -no en las librerías- libros editados en Sud América, especialmente Argentina, ya que aquí estaban prohibidos, y si, la presentación era escasa, pero por supuesto lo que interesaba era el texto. Aquí cuando se edita un libro por primera vez, lo suelen hacer con tapas fuertes y buen papel y si el libro tiene éxito luego lo editan en el sistema “bolsillo”, no es que sean tan pequeños, pero si son de tapas blandas y más pequeños que la primera edición “de lujo”. Yo a estas alturas, que los ingresos son muy cortos, compro de estos últimos, al fin y al cabo lo que interesa es el contenido.
    Un abrazo de editorial de lujo!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No quiero pensar mucho en mi biblioteca, ya que cada vez que salgo de mi país ésta se ve reducida por manos mágicas. La última vez que la vi tenía unos tres mil volúmenes y allí había de todo. Pude conseguir algunas cosas de valor (pero creo que nunca pagué por ellas una gran cantidad; pude acceder a ellas cuando viví en EE.UU., cuya economía es totalmente diferente de la latinoamericana) y, como tú, el resto se trata de obras económicas. Sin duda, lo que vale es el contenido. En Argentina, por fortuna, últimamente se han estado publicando buenos libros a buen precio (sobre todo por periódicos); así fue que pude comprar TODO Saramago en una muy buena edición de tapas duras y demás. Pero al final siempre volvemos a lo mismo: lo que importa es el contenido.

      ¡Abrazo incunable!

      Me gusta

  4. Una pregunta sin mala intención ¿qué es más importante el envoltorio y lo que contiene? Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  5. Shira Shaman dice:

    Como bien dices hay textos que no se conseguirían a un precio tan accesible como en la colección Sepan Cuantos… estos que tienes son exquisitos, o será que yo comulgo mas con la escuela clásica, de cualquier manera me alegra que seas fan de una editorial mexicana.
    Besos 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Mi fanatismo por México tiene variantes muchas, aunque a veces me”sacan canas verdes” como dicen en Argentina (y yo sigo sin saber qué diablos significa eso, pero la imagen me parece bastante gráfica, de todos modos). El problema, querida Shira, es que cuando me vaya no podré llevarme todo lo que quiero. A no ser que deje la ropa y esas cosas…

      Abrazos mexicanos.

      Me gusta

  6. danioska dice:

    Pues sí, con todo y lo feo de sus ediciones Porrúa ha sido cardinal en la lectura de muchas generaciones. sobre todo en lo que toca a lecturas escolares. Yo, por supuesto, conocí muchos clásicos gracias a Sepan cuantos. Por cierto, aporto una de esas perlitas que sé que disfrutas como yo, aunque no tengo la certeza de que sea una historia cierta: el nombre de la colección es Sepan cuantos (sin acento en el “cuantos”), porque viene de la tradición medieval del “sepan quantos esto oyeren”. Se dice que se lo puso Alfonso Reyes… Voilá.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Se lo haré saber a mi amiga, sobre todo porque era yo el que defendía a Porrúa…
      Gracias por la perlita, querida, sí, me conoces bien y sabes cuánto disfruto de esos pequeños detalles. La guardo aquí, en el hueco de mis manos, sea o no sea cierta, vale la pena atesorarla.

      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s