Geografías personales.

SONY DSC

No voy a ser yo quien niegue mi hiperdesarrollado costado lúdico. Éste toma muchas formas, pero como ya les conté aquí alguna vez, el relacionar cosas disímiles es una de ellas. Saltar de un tema a otro, enlazar ideas o conceptos o, lisa y llanamente dejar de hacer lo que sea que esté haciendo para empezar otra cosa que posiblemente deje más tarde para comenzar una tercera suele ser el modo más común. Sea como fuere, ayer encontré este poema de Cristina Peri Rossi que me hizo recordar algunas de esas costumbres mías.

.

.

.

Geografía

Vuelvo con pequeños trofeos en la mano:
un bolígrafo del banco
un calendario de bolsillo
un encendedor publicitario
un billete de metro sin usar.
.
Los nuesvos objetos
triviales, perecederos,
son mi mapa, mi nueva geografía:
.
a través de ellos
sé qué camino he recorrido hoy
qué calles he visitado
y qué espacio he transitado
.
El billete de metro
el recibo del banco
la moneda con una efigie diferente
la ficha para llamar:
.
guías menos sublimes que Virgilio
para este viaje a Lo Desconocido
a la Nueva Ciudad
a sus paraísos de sex-shop
grandes almacenes
y preservativos de colores.

Cristina peri Rossi

Al transcribirlo recordé aquella entrada mía de hace poco más de un año: Turismo local. La busco, la releo y la confirmo. Geografía, turismo local, lo mismo da porque son dos caras de una misma moneda: dejar en parte que nuestro costado lúdico tome las riendas por un rato y nos guíe o nos sirva de mascarón de proa.

Anuncios

5 comentarios el “Geografías personales.

  1. danioska dice:

    Moriría por sentar a la mesa a Peri Rossi, amiga de la casa, y a ti, amigo queridísimo. Me imagino la conversación, saltando de aquí para allá, como un caballo de ajedrez que sigue su lógica propia y cuando menos lo esperas, Touché!, te hace un jaque mate.
    Abrazos para los dos (o los muchos que son ustedes).

    Le gusta a 3 personas

    • Borgeano dice:

      Un comentario tan delicioso como éste no merece ninguna réplica, sólo unas pocas palabras como agradecimiento (por cierto, tú no te quedarías atrás en esos saltos constantes ¿no?)

      Abrazo grupal.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Sí, pero en la segunda hilera. Y no lo digo desde una falsa modestia, para nada (que no la tengo), sino desde la objetividad que ustedes pasan de la filosofía a las matemáticas y la ciencia con una facilidad que envidio bestialmente.
        Abrazos.

        Me gusta

  2. María dice:

    Y dejarse llevar de un lugar a otro, como niños que fuimos (somos) y que buscamos la sonrisa en la sorpresa que nos trae el juego.
    Besetes, amigo mío, al regreso de mi viaje.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Me enamoré de los dos comentarios que me han dejado en esta entrada. Yo, en muchos aspectos, me sigo reconociendo como un niño y eso lo disfruto muchísimo. También disfruto el hecho de que no somos pocos y que, precisamente, esa gente es con la que mejor me llevo. Dejarse llevar, exacto, de eso se trata…

      Besos mil, mi querida María, yo de viaje azaroso (es decir: no sé dónde estaré ni cuánto tiempo ni dónde iré después).

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s