Andar por andar andando.

tumblr_o0fdntkGSD1twt4dho1_540

Dice Enrique Vila-Matas: Andar, que es la forma más natural y primitiva de desplazarse, puede convertirse en la actividad más luminosa y la más creativa, porque tiene la velocidad humana; parece producir una sintaxis mental y una narrativa propia”.

Caminar es uno de los placeres más sencillos, simples y grandiosos que tenemos a nuestra disposición. Salir a caminar cada día un “rato” o si es posible un par de horas es algo para mí indispensable. Puedo llegar a ponerme de muy mal humor si por alguna razón no puedo hacerlo (no siempre, claro) y en general siempre encuentro un momento del día en que puedo salir a dar vueltas por la ciudad o donde sea que me encuentre en ese momento. El hábito tiene, entre sus ventajas, el de poner orden en mis pensamientos. En ese sentido funciona perfectamente como una forma de meditación, podría decirse. No por nada salir a caminar fue el pasatiempo favorito de casi todos los filósofos. Recuerdo a Fernado Savater, quien en la introducción de su Diccionario de filosofía, establece en la movilidad de los antiguos griegos el propio origen de la filosofía: Desde luego, la filosofía no la inventó gente que no se movía de casa ni sentía curiosidad por los extraños. Pío Baroja aseguró en cierta ocasión que el nacionalismo es una enfermedad que se quita viajando: por lo visto la filosofía es una enfermedad que se contrae viajando o conociendo a viajeros… De modo que las disquisiciones en que a veces aún se incurre sobre si existen filosofías nacionales […] siempre me han resultado particularmente insulsas. La filosofía es una actividad inventada por griegos viajeros, por griegos planetarios (recordemos que «planeta» en griego significa «vagabundo») y por tanto, en cierto sentido, toda filosofía es griega y, en otro, nunca puede dejar de ser cosmopolita.
Insisto en el carácter de viajeros o exiliados, en suma, desarraigados, de los primeros filósofos…”

Ya he hablado muchas veces sobre este tema, de una u otra manera. Desde aquella entrada titulada Turismo localhasta las diversas entradas en las que he contado algún aspecto de alguno de los sitios que he tenido la suerte de visitar, creo que el caminar siempre estuvo muy presente en este sitio. Tal vez porque como dice Vila-Matas, el caminar tiene una narrativa propia; y con eso es más que suficiente. 

Anuncios

12 comentarios el “Andar por andar andando.

  1. Precioso. Gracias por compartirlo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Genial.
    Me has recordado un libro de mi juventud; “El zen del correr” de Fred Rohé.
    En aquella época hacía, por gusto y a mi aire, media maratón. Hoy me conformo con paseos cortos, también, como tú, para aclarar pensamientos.
    Leí hace poco un libro de Lewis Carroll sobre el arte de caminar, ciertamente hay muchas referencias literarias. Y lo que dices de la filosofía es también muy interesante, desconocía la relación entre la palabra planeta y vagabundo (por cierto, es una palabra que desde pequeño siempre me ha fascinado. ¿Será por mi espíritu nómada?)

    Gracias amigo

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No he leído ninguno de los dos libros que nombras, Xabier, pero el de Carroll me llama la atención, porque lo he leído todo (o lo que yo creía que era todo) y ése ni siquiera sabía de su existencia. Es cierto, sí, que hay muchísimo material o citas que podríamos traer aquí, y es qu el acto de caminar es tan rico que, dentro de la unicidad del acto en sí, cada uno le encuentra su propia vuelta de tuerca, su propio sabor, su propia importancia.
      Al margen, alquilé una pequeña habitación, que es donde estoy ahora, y la adorné con una reproducción de una obra de Francisco Toledo ¿Título? El vagabundo. “Éste soy yo” me dije cuando la encontré; y ahí está, mi yo planetario saludándome cada mañana.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Mi alzheimer es galopante, jajajajaja
        tienes razón no es de Carroll. Le acabo de preguntar a mi hija y me dice que es de William Hazlitt y Robert L Stevenson. Alguna cita debía haber en el libro que mis conexiones neuronales las mandaron al lugar inadecuado.
        Me hago viejo, carajo!
        Ahora no me equivoco. Libro que me impactó de adolescente fue: “El vagabundo” de Khalil Gibran.
        Y, cómo no, uno de mis primeros poemarios lo titulé: “Vagabundo en llanto”

        Un abrazo

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Pues ahora sí… me aboco a su búsqueda. Veo que lo del vagabundeo es un bien compartido. Nada mejor que el nomadismo, al menos para alguno de nosotros (en algún momento ese nomadismo tuvo que ser llevado adelante durante mucho tiempo desde una sala de estar, por ejemplo). Pero el aire y el camino llaman y uno no puede negarse por mucho tiempo.
        Abrazo viajero.

        Le gusta a 1 persona

  3. cristinafra dice:

    Qué bien lo has descrito. El caminar es un placer que hemos dejado a un lado por la comodidad.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Lo bueno es que se lo puede retomar en cualquier momento! Para mí ha sido una constante a lo largo de mi vida; y ahora lo está siendo mucho más. Eso que dije en la entrada de que si no puedo hacerlo “me pongo de mal humor” es literal. Aunque sea un rato cada día, pero debo hacerlo. Es como una droga, sólo que absolutamente beneficiosa.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Otro de mis placeres…
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  5. Genial entrada, Borgeano. Únicamente he echado de menos una referencia, cuando hablabas de filosofía griega (disculpa la redundancia), a los peripatéticos.
    En otro orden de cosas, ¡Uf! ¡Qué envidia me dais los caminantes! Yo últimamente lo intento, pero ando escaso de tiempo. Y de mi paseo por estos comentarios y respuestas, quiero agradecer la aportación de “El vagabundo” de Khalil Gibran Khalil, que he buscado entre mis diez libros del poeta y pintor libanés y es una carencia importante en mi biblioteca.

    Me gusta

  6. Olvidaba decirte que en la la última y extensa entrada de mi blog http://ildefonsodiazruiz.com/2016/03/31/por-fin-pintare-mis-huevos/ utilizo mucho de lo que de ti he aprendido y creo recordar que hago explícita referencia a tu persona.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s