Mitad y mitad.

Mythology

La mitad de las personas en el mundo creen que las metáforas de sus tradiciones religiosas son hechos; y la otra mitad afirma que no son hechos en absoluto. Como resultado tenemos personas que se consideran creyentes porque aceptan las metáforas como hechos y tenemos otros que clasifican a sí mismos como ateos porque piensan metáforas religiosas son mentiras.

Joseph Campbell, Thou Art That: Transforming Religious Metaphor.

Leer a Joseph Campbell ha sido uno de los grandes, grandes placeres de mi vida. Si alguien me ayudó a poner en claro muchos aspectos religiosos (y sobre todo a limpiar los residuos de la episteme religiosa que permaneces siempre constante en la mayoría de las sociedades) fue el bueno del profesor neoyorkino. La cita con la que inicio esta entrada parece, en un primer momento, contradictoria: ¿Al final las metáforas religiosas son hechos o no lo son? En síntesis: ¿Son verdaderas o falsas? La respuesta de Campbell es sencilla y elegante: no son ninguna de las cosas o, lo que es lo mismo: son ambas cosas al mismo tiempo; porque esas metáforas religiosas no son más que representaciones simbólicas; es decir: pura mitología. Las metáforas religiosas sirven como símbolos en los cuales podemos ver con mayor precisión la psique humana en toda su profundidad y extensión. Esta idea es desarrollada por Joseph Campbell en varios de sus libros (en español puede recomendarse, para empezar a indagar mejor estos temas, Los mitos. Su relación con el mundo actual) y no solo hace referencia a las religiones más poderosas, sino que toma desde religiones tribales muy particulares hasta los tres grandes monoteísmos. De un modo u otro, en tanto seres humanos, todos estamos allí representados. Todos somos, en suma, hijos de los relatos mitológicos; lo importante es ser conscientes de ello y no esconder, como el avestruz, la cabeza bajo la tierra.

Anuncios

20 comentarios el “Mitad y mitad.

  1. Muy buena contestación del escritor, son “representaciones simbólicas”. Tienen un aspecto educativo y como dices, nos explican muy bien la psique humana. Muy buena reflexión. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Carmen dice:

    Buenos días Borgeano pues tendré que leer a Joseph Campbel…ya que yo soy de la mitad atea no sé si me aclarará algo lo veré.
    Gracias amigo mío
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      A mí me ha servido mucho. Siendo ateo (desde siempre), me ha ayudado a poner en claro mis ideas y, sobre todo, me ha ayudado a comprender los aspectos y las necesidades de las personas religiosas. Claro, eso no ha hecho que cambie mi opinión con respecto a las religiones (sigo pensando que, lisa y llanamente, deben desaparecer); pero estas lecturas suman un gran corpus de datos y argumentos que, por lo menos a mí, me fueron muy útiles.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Carmen dice:

    ¿Como ves el Poder del Mito? empiezo por este?

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      “El poder del mito” es un estupendo libro como para comenzar a acercarse a Campbell y a sus ideas; aunque es recomendable leer a Campbell en sí. El poder del mito es la transcripción de un diálogo entre Bill Moyers y Jospeh Campbell. Moyers es un excelente entrevistador y conoce muy bien el tema tratado, así que como una introducción sirve muy bien. Si lo lees espero (de todo corazón) que lo disfrutes; nada me causaría más placer.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. gerafarias dice:

    Sin mitología no hay civilización. La imaginación ha sido parte fundamental de la especie humana: para bien y para mal. ¿Crees que las religiones nunca desaparezcan? ¿Crees que algún día sean totalmente -o en su mayoría- sustituidas por la realidad virtual? ¿Le rezarán algún día los androides a un dios digital?
    Siempre he pensado que el arte y la religión son una especie de hermanas siamesas: ambas nos permiten ver y entender el mundo de una forma distinta a la cotidiana, en efecto, profundizar en la psique humana. Pero por una extraña razón una de esas hermanas se vuelve a ratos siniestra y nos escupe en la cara. Y algunas personas creen que por tener la cara llena de saliva se han convertido en siameses también y eso les da poder para juzgar a los no escupidos, a los no ensalivados, a los que son incapaces de “entender” el milagro. Es difícil distinguir a esas hermanas en ocasiones.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      El tema de las religiones y de su desaparición es complejo, al menos en este momento en que estamos viviendo. Sí creo que deben desaparecer y sí creo que van a desaparecer; ahora hay dos puntos aquí: 1) ¿Cuándo? Pues no parece que vayan a hacerlo enseguida, pero ya se ven los primeros vientos de cambio (Islandia, por ejemplo, el primer país con una generación completa de ateos. En una encuesta reciente todos los menores de 25 años se declararon ateos, al igual que un alto porcentaje de los adultos mayores. Varios países escandinavos también van por la misma ruta) y 2) ¿Por qué serán reemplazadas? Porque yo me refiero a que deben desaparecer, sobre todo, los tres grandes monoteísmos y sus sucedáneos; pero la necesidad de respuestas espirituales es válida. Ya se ha visto cómo muchas veces la gente ante la falta de una respuesta comprensible se aferra a cualquier cosa (la ciencia da respuestas, pero éstas, muchas veces, son incomprensibles para el neófito y eso hace que éste las deseche). En síntesis: que hay que seguir trabajando para aniquilar a la bestia, pero hay que hacerlo con los ojos bien abiertos; no vaya a ser cosa que terminemos creando a un monstruo peor (cosa que me parece difícil, pero uno nunca sabe).

      Un abrazo.

      Me gusta

      • Los hombres habitando la tierra y los cielos deberíamos sentirnos dioses y ser y actuar como privilegiados de inteligencia excepcional para crear, amar, disfrutar, percibir e interpretar el universo por sí mismos comprendiendo que la inteligencia nos une al mundo a los cielos pero sobre todo a los humanos NO al contrario como nos hacen creer que estamos solos somos egoístas por naturaleza..con una perspectiva tan “chata” está muy claro que necesitamos de dioses salvadores y no de hombres solidarios
        !

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Te noto enojada, Clara. Menos mal que te conozco un poco, de lo contrario hubiese malinterpretado el comentario (por lo vehemente, quiero decir). Estoy de acuerdo contigo: deberíamos sentirnos privilegiados y estar a la altura de las circunstancias.

        Un abrazo.

        Me gusta

  5. Me pregunto,¿es la historia de la humanidad un permanente paso del Mito al Logos?
    No lo sé. La única forma de averiguarlo es estudiando. Y cuánto más estudio más descubro el orden y las matemáticas en el universo (uni-verso, que magnífica palabra). Ya sabes de mi devoción por los números, Fibonacci y compañía. Pero en ningún lado se encuentra la fe como razón de la existencia.
    Las religiones no han aportada luz en nuestras tinieblas, todo lo contrario. Ser ateo tampoco te convierte en mejor persona. Volvemos al tema de las sombras de días atrás. Haría falta, en mi humilde opinión, una fusión de la filosofía y la psicología para ir abriendo ventanas internas a la luz.
    Mientras haya ignorancia habrá mitos, y por tanto religiones.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Hay un ensayo de Isaac Asimov (cuyo título se me escapa en este momento, pero ya lo recordaré) en el que habla de “la magnitud del error”. Allí Asimov nos narra los principales “hechos” científicos de diferentes eras; desde la idea de que el sol era una roca ígnea que estaba a unos dos mil kilómetros de distancia (antigua Grecia), pasando por Ptolomeo, Galileo, Newton, Einstein, Hawking… La idea es que todos, en uno u otro punto, estaban equivocados y quien lo siguió fue quien pulió ese error y mejoró la teoría. Ahora bien, la idea que subyace es que si todos estaban equivocados, también lo estarán los científicos de hoy, a lo cual Asimov responde que sí, pero que hay una enorme diferencia en la “magnitud del error”. No es lo mismo creer que el sol es una roca encendida a dos mil kilómetros que lo que sabemos hoy. No sé si la historia de la humanidad es la del paso permanente del mito al logos; quisiera creer que así es, a pesar de la lentitud del proceso o de algunos retrocesos (supongo que inevitables). Una fusión de filosofía y psicología no estaría nada mal (ojo: digo psicología, no psicoanálisis).

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  6. Mariel dice:

    Amigo mio, cada persona es libre de creer en lo que guste así como de no creer, no hay verdades ni mentiras

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Mi querida Mariel, no puedo estar de acuerdo contigo en estos puntos. Si bien legalmente no hay razón para impedir la “creencia” en tal o cual cosa, sí hay facetas morales que hacen a ciertas creencias inmorales y no deben ser permitidas. Fíjate que bajo tu precepto una persona podría ampararse en él para decir que, por ejemplo, él tiene derecho a creer que los negros (o las mujeres, o los homosexuales, o los latinos o el subgrupo que quiera inventar) son seres inferiores por naturaleza. ¿Descabellado,no? Lo mismo sucede con algunas religiones mayores ¿Cómo aceptar la mutilación de genitales femeninos en el Islam o la de los masculinos en el judaísmo? ¿Cómo permitir la idea del asesinato de honor también practicado en el Islam) Ésas son prácticas bárbaras y no deben ser admitidas bajo ningún punto de vista; mucho menos porque alguien tiene “el derecho a creer en lo que quiera”. Tampoco puedo estar de acuerdo con la segunda parte de tu comentario. sí hay verdades y mentiras. Hay hechos y hay fantasías. En este caso sí podríamos aceptar que alguien “crea” en ellas, mientras no dañe a otros, claro está (si alguien quiere creer en la astrología es su problema; si alguien quiere imponer la astrología como verdad, el problema es de todos).

      Un cálido abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  7. danioska dice:

    En los mínimos ratos que he tenido estas últimas semanas para escribir poesía (ya sé, ya sé, estoy dejando lo importante por lo urgente) he trabajado un poema que va en esta línea que mencionas y retomas de Campbell (y de Onfray : el

    Me gusta

  8. danioska dice:

    Ups, lo mandé antes de terminarlo: Onfray, a quien sigo releyendo. En fin, la idea del poema es ver al creyente como creador. En fin, no quiero “vender” mi poema sino sólo decir que la religión vista como metáfora es muy rica.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Bueno, no quisiste pero lo hiciste… No olvides que hay amigos que tienen una sólida dirección de e-mail (bromeo, sé de tu reserva con respecto a tus textos).
      La idea de la religión vista como metáfora es la base de toda la obra de Campbell; el cual a mí me parece magnífico, en toda la extensión del término.

      Abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s