Elogio de la fragmentación (II).

Juan O´Gorman - Retrato (múltiple)

Uno no es un ser unidimensional, sólido, inamovible, incondicional; uno es un ser formado por capas o fragmentos de seres distintos que, al mismo tiempo, somos inevitablemente nosotros. La palabra persona proviene del latín personare (“resonar”; en referencia a la máscara que usaban los actores en ese momento) y su significado directo es precisamente el de máscara. Es así que eso es en realidad lo que somos: una máscara; pero aun más que eso: somos varias máscaras que se alternan en sus funciones o según nuestro estado de ánimo o nuestra necesidad. Somos seres múltiples: padre, madre, hijo, amigo, hermano, socio, jefe, miembro variopinto de la sociedad.

Conocí la obra de Juan O´Gorman cuando pude visitar el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México; y su obra Autorretrato múltiple me parece perfecta para ilustrar la idea anterior: una obra dentro de una obra dentro de una obra. O´Gorman es el modelo y el artista, los diferentes ropajes nos remiten a diferentes momentos temporales, la mano que se asoma con un pincel por el ángulo derecho nos señala al autor de carne y hueso, pero sólo lo señala, ya que la verdadera mano del artista está ya fuera del marco de la obra (otro paso atrás en la metaimagen). Es así como creo que somos nosotros: fragmentos. Fragmentos de tiempo, de espacio o de espacio-tiempo; pero siempre algo inconcluso, algo que aún se está creando.

Algunos detalles de Autorretrato múltiple. Para ver las imágenes en mayor tamaño hace clic sobre una de ellas.

Anuncios

5 comentarios el “Elogio de la fragmentación (II).

  1. María dice:

    Una vez más, Borgeano, estoy de acuerdo contigo.
    Creo que nunca llegaremos, por lo menos con una sola vida, a ser seres conclusos. Las máscaras se van interponiendo y con cada una de ellas, ofrecemos una imagen distinta, pero a la vez enriquecedora porque cada una de ellas, nos enriquece.
    Besetes, amigo mío, desde aquí.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Creo que eso que dices, María (lo de que en una sola vida no llegaremos a ser seres conclusos); no está del todo mal. ¿Qué ocurriría si así fuera? ¿Cómo seríamos si llegáramos a una meta o a algo parecido? Nuestro constante devenir es lo que nos forma y nos crea, claro,, también tiene sus bemoles, ya que el movimiento constante no es apto para todos; pero para quienes preferimos no estarnos quietos, ese devenir del que hablé sabe a gloria.

      Besos transoceánicos.

      Me gusta

  2. danioska dice:

    O’Gorman era un genio y supo captar esa polifonía que nos define en nuestra individualidad (parece juego de palabras pero no lo es). A celebrar las máscaras, pues.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      En el aspecto artístico, México me está dando muchas, muchísimas satisfacciones. O´Gorman ha sido una de ellas (entre tantas otras que debería empezar a tomar notas para no olvidarlas). Celebremos las máscaras, sí; también con aquellos con quienes solemos usar sólo una o dos.

      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Eso, que nadie vaya por ahí presumiendo que no usa ninguna. Como dices, celebremos más con quienes podemos darnos el lujo de dejar de lado las demás y quedarnos con la que guardamos para nosotros mismos.
        Abrazos. Más.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s