El precio del divino fuego.

Fotolia_58319339_S-e1432646121827

“La vida del artista no puede ser de otra manera que una vida llena de conflictos por dos fuerzas que están en guerra dentro de él: por un lado, el anhelo humano común que lo impulsa a la felicidad, la satisfacción y la seguridad en la vida; y por el otro, una pasión implacable de creación que puede ir tan lejos como para anular cualquier deseo personal. Casi no hay excepciones a la regla de que una persona tiene que pagar un alto precio por el don divino de fuego creativo”.
La cita pertenece a al psicólogo suizo Carl Gustav Jung y me gustaría destacar aquí la referencia con que se cierra dicha cita; la nota al fuego divino. En la mitología griega, la figura de Prometeo está íntimamente ligada a la humanidad. Desafiando al dios supremo, el celestial e implacable Zeus, Prometeo intenta favorecer a los hombres entregándoles el fuego —robado a los dioses—; elemento esencial no sólo en el sentido material (como punto de partida fundamental para avances ulteriores en el desarrollo de la civilización) sino también en el orden espiritual, pues el fuego es el símbolo de la vida, de la energía, de la inteligencia que mueve a los humanos. En suma, el fuego representa la sustancia divina en el hombre, que lo diferencia del resto de los animales y lo acerca a los dioses. Es entonces que el alto precio que el artista debe pagar por poseer y poner en acto el don de la creatividad podría ser bien considerado como un acto de empatía hacia la humanidad toda. Sin artistas el mundo sería un lugar mucho, mucho más pobre y, tal vez, sería un sitio donde no valdría la pena hacer el menor esfuerzo; es decir, ni siquiera sería un sitio donde valiera la pena vivir.

Anuncios

11 comentarios el “El precio del divino fuego.

  1. Totalmente de acuerdo con la frase de Jung. La eterna lucha entre la seguridad de lo establecido y la locura de dejar salir la creatividad a borbotones. Me encanta!!
    Sin esta creatividad tienes razón, el mundo sería mucho más gris!!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Esa lucha, también, ha sido el alimento de muchos creadores. Pueden rastrearse fácilmente obras (sobre todo literarias) que tratan ese tema: la “tranquilidad” de lo establecido (potenciado por la tradición, por la sociedad) y la necesidad personal de trascender una vida mediocre. Supongo que va a pasar mucho tiempo antes de que se llegue a una solución a este asunto (si es que eso es algo posible).

      Un fuerte abrazo ¡Y a seguir creando!

      Le gusta a 1 persona

  2. elssamolina dice:

    El fuego de la creatividad y la expresión artística ,llena el espacio de luz compartida con la humanidad.¡¡Es tan bonita tu entrada¡¡Besos borgeano. Elssa Ana

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Muchas gracias, Ana; me alegra mucho que haya sido de tu agrado. ¡Y si alguien debe saber de este tema, ésa eres tú! Tus entradas, plenas de bellas imágenes y de textos más que adecuados para acompañarlas es la perfecta prueba de ello. También, por cierto, es bonito esto de estar acompañados por gente tan creativa y tan amable.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • elssamolina dice:

        Muchas gracias a ti ,querido amigo.Me quedo con tu frase …Es bonito esto de estar acompañados por gente tan creativa y tan amable .Te la dedico a ti, a ese modo tan enriquecedor de expresarte ,de compartir en el espacio preciosas letras …Besos Borgeano.Elssa Ana

        Le gusta a 1 persona

  3. danioska dice:

    Enorme, la cita de Jung y, como anticipabas, dialoga con la entrada que subí ayer, sobre el “monstruo” que habita al artista genial, sobre la tensión implícita en su trabajo y (añado ahora) la dialéctica Eros-Tánatos. En muchos casos ese fuego prometeico, ese soplo divino no es, evidentemente, fácil de sobrellevar. Es un privilegio poder atestiguarlo de cerca… aun a riesgo de que queme. Sé que sabes a qué me refiero.
    Besos.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Claro que sé a qué te refieres y estoy en un todo de acuerdo contigo. También es cierto que esa dialéctica a la que hace referencia Jung es hermana cercana de la más conocida dualidad Eros-Tánatos, aunque para que la referencia sea exacta deberíamos dar vuelta los términos de la segunda ecuación ya que, al menos para nosotros, la seguridad equivaldría a Tánatos y la creatividad a Eros (supongo que un burgués se horrorizaría de esto y eligiría la situación contraria). Sí, ya hemos hablado de esto en otras ocasiones y sé que tu faceta Eros/creatividad/vida es la que (por fortuna) prevalece.

      Besos.

      Le gusta a 1 persona

  4. love the blending of your message and the beautiful image!

    Le gusta a 1 persona

  5. Me encanta tu texto, Borgeano. Magnífica la cita de Jung. Sin artistas, el mundo está vacío. Mi abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Agradezco mucho que hayas destacado mi modesto aporte; creo, modestamente, que ser consciente de esas cosas ayuda a comprender mejor las citas como esta de Carl G. Jung. Y sí, sin duda, sin artistas el mundo sería un sitio mucho menos placentero; es por eso que debemos, aunque sea desde nuestro humilde y pequeño sitio, sumar obras a este mundo que tanto las necesita. Tú eres una buena fuente de ello y eso se agradece.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s