De cómo una simple foto…

20160626_181025

Caminábamos con Lourdes por la avenida Madero cuando, al pasar un poco más allá del acueducto nos encontramos con una esquina que nos invitó imperiosamente a que la fotografiáramos. Subí esa foto mi cuenta de Facebook un par de días después y de inmediato llegó el primer comentario. No pasaron más que unos pocos minutos para que se sumaran otros amigos y comenzara un cruce más que rico y variado. José Agustín, Gerardo, Andrea, Betty tenían algo para contar de esa esquina. José Agustín me dice que allí funciona la panadería de los Ortiz y que allí tomó su primer taller de poesía (también dice que ese taller le pareció malo; yo tomé, no hace mucho un taller con el mismo poeta/profesor y coincido con él: el tipo es realmente malo); Gerardo me dice que vivió su infancia en esa calle y que más tarde, en la época de su adolescencia iba a jugar al billar justo enfrente de esta esquina; Andrea me recomienda los panes con queso, los que ella solía comprar luego de sus clases de inglés; y Betty me cuenta que a sólo tres casas tenía una amiga de la infancia donde solía pasar las tardes, al salir de la escuela.
En tan solo unos minutos mis amigos cambiaron la manera en que veré a esa esquina a partir de ahora. Ya no podré verla despojada, sólo un sitio bonito con unos árboles coloridos donde una vez pasé y nos tomamos un par de fotos. No, a partir de ahora esa esquina tiene una carga de memorias compartidas que la hará especial a mis ojos. Cada vez que pase por allí no podré dejar de ver a mis amigos correteando por esas calles, comprando un pan con queso recién salido del horno, tomando un taller de poesía con un mal profesor o robando un beso adolescente a la sombra del atardecer (esto no me lo han contado, pero sé que lo han hecho y que no lo han contado por pura y educada reserva). Sí, de cómo una simple foto…

8 comentarios el “De cómo una simple foto…

  1. danioska dice:

    No conozco la esquina pero ya empiezo a salivar con la historia que podría crearme en ella…
    Me encanta cómo cargas de sentidos y ecos un hecho tan cotidiano como compartir la foto de un lugar, querido.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

  2. María dice:

    Ya ves, amigo mio, has dotado de vida una esquina desconocida e inerte.
    Un beso bien vivo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Creo que eso lo hicieron maravillosamente bien mis amigos; yo sólo subí la foto y tomé nota de lo que ellos iban diciendo además, claro está, porque para mí eso fue lo esencial, de sentir en mí mismo cómo se iba modificando mi visión de esa esquina. Eso para mí fue lo mejor de todo. Un pequeño regalo inesperado.

      Besos perennes.

      Le gusta a 1 persona

  3. Los lugares especiales guardan historias especiales, solo hay que saber buscarlos, a los lugares y escuchar las historias y apreciarlas. Así también nace la poesía.
    Bello lugar sin duda.
    Una esquina entre muchas
    Testigo mudo del tiempo
    De los juegos infantiles
    Y de robados los besos.
    Un lugar para soñar
    Para guardar un recuerdo
    Y vivir otro momento
    Deteniendo en él el tiempo

    Le gusta a 1 persona

  4. Borgeano dice:

    Hace un año yo estaba formando parte de una caravana cultural como profesor de música; viajamos por diez locaciones del estado y nos quedábamos una semana en cada sitio. Las clases eran para adultos mayores y los sitios, en general, eran pueblos pequeños. Sentarnos a oír lo que los viejitos tenían para contar era una maravilla; en muchos sitios terminamos diciendo que nosotros aprendimos más de ellos que ellos de nosotros. Saber escuchar a quien tiene algo para decir es un arte que poco a poco se está perdiendo y que no debería quedar en el olvido (¿Quién nos escuchará a nosotros cuando tengamos algo para decir o contar?).
    El poema que improvisaste con el tema de la entrada es estupendo. sintetizaste en cada verso una frase del texto. Me sorprende esa capacidad que tienen algunas personas (obvio, entre ellas tú) de poder decir en poco espacio aquello para lo que yo necesito dos páginas.

    Besos sorprendidos y agradecidos.

    Le gusta a 1 persona

  5. Shira Shaman dice:

    La alegría que nos brindan las pequeñas cosas consiguen que se transforman en algo grande. Que cada trocito de ciudad deje buenos recuerdos, como el que lograste evocar con tu foto enmarcada en bugambilias o Camelinas como aquí suelen llamarlas, Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s