Todos somos súper cultos ¿O no?

egocentrismo

Desde hace mucho tiempo vengo escuchando la misma frase de boca de diferentes personas, lo curioso es que la frase, siendo la misma, parece ser un mantra con un sentido que va más allá de quienes la pronuncian. Casi no tiene variantes y se pronuncia del siguiente modo: Lo único que puede cambiar a nuestro país es la educación. Bien, todos de acuerdo con ello, por lo visto. El único problema es que esa frasecita la dicen, generalmente, personas que no agarran un libro ni por casualidad, que no piensan ni aunque les paguen y que no saben qué es lo que están diciendo ni por asomo. No hay más que preguntarles algo como ¿De qué tipo de educación hablas? Seguramente no podrán ir más allá de otras frases hechas e igualmente huecas: “Hablo de ir a la escuela; de estudiar, de…” Como si los hijos de puta fuesen todos analfabetas o como si los políticos, los corruptos, los abogados, los policías o quien fuere no hubiese pisado nunca un aula. La escuela no es la solución para todo; aunque, claro está, es fundamental para muchos aspectos de la vida actual (aclaración necesaria cuando se habla de estos temas; no va a faltar el que diga que me opongo a la educación básica). Lo más difícil de la educación no es enseñarle a la gente a leer y escribir; eso es lo más fácil (es lo que necesitan las empresas para obtener mano de obra ligeramente calificada); lo más difícil es enseñar a pensar, a discriminar, a analizar, a crear. Ésa es la verdadera educación que libera y no es, precisamente, la que se enseña en un aula. Tan así es esto que precisamente cualquier persona puede decir “Lo único que puede cambiar a nuestro país es la educación” sin entender que no es ella misma el ombligo del mundo ni, mucho menos, que es el mejor ejemplo de aquello que intenta expresar con palabras que no entiende.

Anuncios

22 comentarios el “Todos somos súper cultos ¿O no?

  1. A esa frase le falta un adjetivo fundamental, BUENA. LA BUENA EDUCACIÓN, y no me refiero a lo que normalmente se entiende por “bieneducado”, sino a la educación bien entendida, más allá de la teorización y de las aulas. La buena educación empieza ya en el seno de la familia, en la sociedad y por supuesto en las aulas. Pero no podemos dejar todo, y te hablo como profesora, en manos del profesorado, puesto que nuestra misión es fundamentalmente ENSEÑAR, y por supuesto también EDUCAR. Pero un adolescente ya tendría que llegar al aula con parte de ese recorrido hecho y por desgracia hoy en día no sucede así. La BUENA EDUCACIÓN es responsabilidad de TODOS.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Exacto, María, así es. Ese punto lo dejé afuera (entre otros) para que la entrada no se hiciera eterna. Muchas veces hemos charlado de ese tema en privado y estamos de acuerdo en que la educación debe comenzar en el seno familiar y no dejar todo en manos de la escuela, la cual tiene otra función muy diferente (no voy a decir nada más aquí ya que la que sabe más de esto, sin duda, eres tú). Es muy común hoy en día que ciertos padres eviten responsabilidades pretendiendo que otros las tomen en sus manos y ello se debe a la mala interpretación del término “educación”. El problema no es sencillo, no cabe duda de ello, y no soy el más indicado para proponer una solución, pero alguien debería comenzar a trabajar en ello, ya que se tiene la sensación de que ese problema se va agravando día a día.
      Gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Qué difícil es enseñar a tener un pensamiento crítico, o quizás no sea tan difícil y lo que pasa es que en muchos lugares los que mandan quieren evitar ese posible aprendizaje de pensar crítico… por lo que pudiera pasar…
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Es en realidad muy difícil enseñar a tener un pensamiento crítico, ya que éste es básicamente libre, y la educación tradicional no permite muchas libertades que digamos. Claro está que la educación formal no apunta hacia ese aspecto, ya que como bien dices, no le es conveniente. Siempre recuerdo la frase de Bertrand Russell que la sintetiza de manera maravillosamente irónica: “Mi educación fue excelente, hasta que me la interrumpió el colegio”.

      Un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

  3. Matt dice:

    Concuerdo con tus “hijos de puta”. Si los ciudadanos son educados, la sociedad en educada y, por lo tanto, más elevada.Pero no creo que tenga que ser un cambio muy superficial, sino un cambio en las bases del sistema educativo. Yo asistí a un colegio algo particular, que no les importaba tanto si aprobabas o no, sino que se concentraban en tu formación como persona y de darte las herramientas para salir al mundo con una mirada critica y apreciativa, para absorber todo lo positivo que encontráramos. Obviamente tener una base de matemáticas, lengua, física y química es importante. Pero mi colegio se concentraba en un nivel más personal y social (para la sociedad). Me parece.
    Saludos.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Me alegra saber que hay colegios así, que priman el sentido crítico por sobre el clásico y casi omnipresente sistema de puntuación (el cual tiene entre otros defectos el de potenciar un sistema competitivo muy desigual). El cambio en el sistema educativo, como bien dices, debería ser profundo, lo cual es bastante difícil que se lleve adelante. En este mundo donde lo único que parece tener sentido y valor es la producción es muy poco probable que los gobiernos se dediquen con afán a mejorar la vida de sus ciudadanos; les basta con que éstos sean buenos empleados y que sean pobladores manipulables y de fácil control; para ello nada mejor que darles algunas herramientas limitadas y hacerles creer que esas herramientas son las mejores que existen. El ego humano se encarga del resto.
      Gracias por tu comentario, Matt.

      Un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

      • Matt dice:

        Por suerte quiero creer que mi generación, o una más arriba de la mía, están más concentrados en la ciudadanía que ellos mismo. Pero creo también que ya ven a la política como un nido de víboras donde no se quieren meter. Probablemente solo soy un ingenuo.
        Saludos.

        Le gusta a 1 persona

  4. Verdaderamente es un tema muy complicado y de difícil solución a nivel institucional. Lo que sí puedo garantizar es que a nivel personal, esta profesora de lengua y literatura que os escribe trabaja cada día para que sus alumnos aprendan a utilizar el sentido común (que como les repito, paradójicamente no es tan común como parece), la lógica, el espíritu crítico y su propio criterio. Tratando además de enseñar de forma positiva, ponderando sus capacidades y habilidades a nivel personal, y no sólo desde el punto de vista teórico. Y puedo añadir que en algunos institutos se están llevando a cabo proyectos en este sentido, tratando de cambiar el enfoque de la enseñanza tradicional.Pero insisto, es un tema complejo, que requiere tiempo y espacio para tratar de forma más profunda.
    Un saludo a todos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Soy consciente, María, de que hay muchos profesores que realmente se preocupan por la buena enseñanza y que muchos llevan su dedicación más allá de lo que le exigen las normas. Por desgracia, eso no debería ser la excepción, sino la norma. Esperemos que el ejemplo cunda y que el magisterio se transforme en una profesión honorable, donde el mismo acto de enseñar tenga más importancia que los beneficios que prácticos que conlleva (he conocido varios casos de profesores que sólo lo son porque cobran bien y por los beneficios que les reporta el horario).

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. Desde mi punto de vista hay que ver la educación, a secas, sin adjetivos, qué función cumple en el sistema social actual. Y por qué es obligatoria en la mayoría de paises.
    Una sociedad de hombres libres y con pensamiento crítico no interesa. La historia reciente nos demuestra que esto es así. Ferrer i Guardia asesinado en España. Steiner perseguido por los nazis. Malatesta otro tanto en Italia. Y gente como Montessori, Escuela Summerhill, Waldorf.. son minoritarias.
    Sin embargo, no hay que perder de vista el objetivo de estas nuevas pedagogías que es desarrollar las capacidades latentes en los niños, en un marco de libertad, creatividad, digamos que holístico.Si esto repercute o no en el conjunto de la humanidad esta por ver. Por mi experiencia en el tema creo que sí, pero es un proceso lento.
    Cambiar un país implica un cambio de paradigma, una forma distinta de pedagogía es inevitable para el cambio.
    Pero, fundamentalmente, el objetivo de las escuelas libres es llegar a la plenitud de ser, y la felicidad… algo literalmente antagónico y opuesto al objetivo de las escuelas actuales donde lo que priva es el mantener el sistema esclavista-capitalista que genera tanto alienamiento e infelicidad.
    El tema es apasionante, en mi juventud estuve muy interesado en estas pedagogías. Y mi militancia libertaria estaba más en la línea de gente como Ricardo Mella, o el citado Errico Malatesta.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Uno de los problemas aquí (como bien lo destacó María más arriba) es que mucha gente confunde el término “educación”, y piensa que con solo dejar a los niños en la escuela ésta se ve obligada a devolverles un ser completo, cuando la educación moral debe ser algo que al niño se le imparte desde la misma cuna, es decir, en el seno de la familia. La escuela tiene otro objetivo y ése sí que es otro tema por demás complejo. Creo que ambos estamos de acuerdo en que el sistema educativo tiene poco de loable, aun cuando las nuevas escuelas pedagógicas tiendan a llevar cambios a las aulas, éstos todavía no son masivos ni mucho menos universales. En ese aspecto aún estamos en pañales.
      Gracias por tus palabras y por la cantidad de información que nos has compartido.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Comparto la idea fundamental de que la educación empieza en el hogar. Y la función de la escuela es otra. Sin embargo, por mi experiencia como hijo primero y, como padre después, ne genera ciertas dudas de que esto sea así siempre. Entiendo que existe unos condicionamientos en el desarrollo de la personalidad del niño (en psicología denominados fenotipos) tales como el entorno familiar y social… y otros determinantes o genotipos. Por qué hijos que han compartido el mismo tipo de influencias sociales y la misma educación familiar son tan distintos. En mi caso cada una de mis hijas son diferentes. Y no hablo de pequeñas diferencias.
        ¿Existe relación entre la genética y la psicología? Es un tema que me atrae, y complementa al meramente pedagógico.

        Un fuerte abrazo

        Me gusta

  6. danioska dice:

    Claro, y entra en juego la nadasutil diferencia entre un analfabeta que no sabe leer ni escribir y un analfabeta funcional, que sabe leer y escribir pero no lee ni escribe porque no le apetece. De acuerdo contigo, para variar: lo que urge en México es contagiar el gusto por la lecura, por el discernimiento, por la crítica.
    Abrazos letrados.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      De esa gente es de la que hablo en la entrada: el enorme cúmulo de personas que no tiene idea de lo que habla pero que repite frases que parecen tener sentido pero que en el fondo no son tan claras ni ciertas. Es cansador ver cómo se repiten tonterías como si fuesen verdades reveladas sin el menor asomo de pensamiento critico. Lo peor es que la modernidad (o posmodernidad, como se quiera llamarla) les ha brindado el falso status de igualdad (tengo un texto escrito por ahí, pero no lo he subido al blog porque es demasiado extenso) en el que cualquier tonto dice “bueno, todo es opinión” y con eso da por zanjada toda diferencia.
      Ahora, el tema en sí no es privativo de México, la misma frase la he escuchado en Argentina y el algún otro sitio también. Todos creen que son lo suficientemente cultos como para repetirla sin detenerse demasiado en su significado. En definitiva lo que están diciendo es que “todos deberían ser cultos COMO YO”. Eso es lo que más rechazo me produce.

      Abrazos letradísimos, gracias al cielo por tenerte ahí.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Es de esos conceptos (como la defensa a ultranza de los animales incluso por sobre las personas, como la postura ambientalista, como tantas otras) que son “incuestionables”, de una seguridad aterradora porqué quién se atreve a ponérseles enfrente. El principio de la corrección política es de asco justo por eso, porque implica no cuestionar, no analizar, no sustentar, sino adherirse a una frase o a un concepto “muy cool”, con el que siempre quedas bien, aunque no creas en sus principios de fondo.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Firmo al pie y lo doy a la imprenta.

        Le gusta a 1 persona

  7. “Lo más difícil es enseñar a pensar, a discriminar, a analizar, a crear. Ésa es la verdadera educación que libera y no es, precisamente, la que se enseña en un aula”.

    A pesar de estar parcialmente de acuerdo con su afirmación, me parece demasiado dura. Puede que en las aulas no se enseñe directamente a discriminar, analizar y crear (dejaría a un lado lo de pensar), pero sin duda se sientan las bases para poder hacerlo. Cierto que quizá a la educación escolarizada le falte alcanzar a dar ese último paso, pero el bagaje cultural que acumulamos a lo largo de nuestros dilatados estudios es el que nos permite pensar, discriminar y analizar con cierto sentido, sin aturdir a los demás con lo que sería la opinión del tonto, que no resulta ni interesante ni necesaria.

    Me parecía necesario recalcar esto por la creciente moda de señalar lo malo que es nuestro sistema educativo (hablo del caso de España), sin pararnos a meditar casi nunca que es ese sistema el que nos ha dado lo que tenemos (intelectualmente hablando), y que, a pesar de sus carencias (todo las tiene), tan malo no será, pues no hemos salido todos y cada uno de nosotros hechos unos redomados zotes.

    Y por cierto, enhorabuena por este interesante blog.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sin duda, tienes razón en lo que destacas, Fernando; de todos modos insisto en que el sistema educativo está cada vez más centrado en la productividad que en el proceso formador de las personas (más aún cuando se siguen dejando fuera materias humanísticas en detrimendo de otras no menos importantes pero que sólo apuntan a la creación de seres meramente prácticos). Sé que hay excepciones a esta regla, no todo es tan terminante, es cierto. De todos modos, el punto central al que quería apuntar es a esa idea de que la educación escolar es de por sí la solución a todos los problemas y, más que nada, a la idea de que todos están convencidos, al decir la frase en cuestión (“Lo único que puede cambiar a nuestro país es la educación”), que ellos son el ejemplo incuestionable de que ello es así.
      Sin duda, insisto en que tienes razón al decir que todos nosotros somos ejemplos de seres formados en escuelas actuales; pero aún así me gustaría saber cuántos de nosotros somos creativos por haber ido a la escuela o por alguna otra cuestión o influencia personal. sé que este tema es imposible de cuantificar; de allí la complejidad para poder llegar a una conclusión efectiva.
      Gracias por tu comentario y por tu concepto sobre este sitio.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  8. “Lo difícil en enseñar a pensar”, Claro!!! Enseñar a pensar y a hacerse preguntas!!! Eso es fundamental!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Ése es el punto, Ana: hacerse preguntas es el primer paso para comenzar a pensar. No por nada es la base de toda filosofía. Fíjate que en muchas escuelas se enseña precisamente lo contrario: la idea es la de que el alumno se quede quiero y acepte lo que el profesor le diga y, en no pocos casos, que ni siquiera tenga criterio propio (lo que dice el profesor es palabra santa o poco menos). De allí la importancia de la educación en casa, en la familia, donde podamos enseñarle a nuestros hijos el valor de la duda, del cuestionamiento, de la búsqueda constante.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s