Nubes y regalos.

67295ac3b18e02a8800a67d975ef7936

Para L.

Aquellos que fuimos mal enseñados, los que crecimos bajo el mandato del ceder, del dar a toda costa y a todo el mundo y nunca a recibir con placer y naturalidad, vivimos bajo la eterna culpa del no-merecimiento; de la indignidad de decir, alguna vez, yo.

            En la cubierta del Ferry Express que me cruzaba de Cartagena de Indias, Colombia, a Colón, Panamá; mientras miraba las hermosas nubes que se mantenían como suspensas sobre el horizonte, comencé a escuchar una canción cuyos versos decían: With the moonlight to guide you / Feel the joy of being alive (Con la luz de la luna como guía, siente la alegría de estar vivo) y la sensación de paz y tranquilidad; de placer puro y sencillo fue tan fuerte que ni siquiera tuvo tiempo de hacerse presente el casi inevitable sentimiento de culpa; sólo apareció una expresión opuesta y totalmente válida: “¿Y por qué no? ¿Por qué no merezco esto?” Recibir un regalo tan simple es algo que esas personas no están acostumbradas a aceptar y que deberíamos hacerlo o, más aún; deberíamos obligarnos a regalarnos más a menudo; a diario tal vez, o varias veces al día. Sencillos presentes para nosotros mismos, de esos que no se envuelven con papeles de colores y que sólo nosotros sabemos que aceptamos. Feel the joy of being alive; sólo se trata de eso.

Anuncios

23 comentarios el “Nubes y regalos.

  1. Sentir esa dicha de estar vivo es lo más hermoso que uno puede sentir, Borgeano. Me he identificado contigo viendo unas nubes similares cerca de Huatulco en México… Me hiciste recordarlo. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Es una de las enseñanzas básicas que, paradójicamente, nunca se enseñan. He aprendido, con el paso de los años, a poner –dentro de todo– las cosas en perspectiva. Estoy seguro de que todos, como bien lo ejemplificas con tu ejemplo, tenemos un momento donde sentimos eso que tan bien compartimos; es una pena que muchos pasen a su lado sin darle la importancia y el lugar que se merece.

      Un fuerte abrazo y que el fin de semana te regale un nuevo momento para guardar.

      Le gusta a 1 persona

  2. 🙂
    Sí, creo que mucha gente de nuestra generación, independientemente de la región del planeta que habitamos, hemos crecido con ese sentimiento.
    Arriba te dejo una sonrisa… y me regalo una… gracias, amigo por el recordatorio.

    Fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Lo mío, más que un sentimiento, fue una norma impuesta por la tradición (alguna vez he hablado –y no hace mucho de esto– de la influencia negativa de estas costumbres vía padres). Despojarse de esas costumbres negativas es un trabajo arduo, pero que puede llevarse adelante, por fortuna.
      Gracias por la sonrisa compartida; sé, luego de haberte leído, que compartimos también la génesis de esa forma de alegría: la creación poética y el “abandono” a los juegos, ya sean lingüísticos, matemáticos o visuales; demos gracias, entonces, por ellos.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 2 personas

  3. luisjuli2 dice:

    El pequeño gran disfrute de los ínfimos detalles que nos ofrece la vida. Cada uno tiene los suyos propios, una nube, el aroma al café recién hecho o la melodía de tu canción. Disfrutar eso pequeños momentos es vivir. Y necesitamos vivir!!!!
    Me encanta la sencillez de tu post y lo profundo que me ha llegado. Buen fin de semana!!!

    Le gusta a 3 personas

    • Borgeano dice:

      Es un placer tenerte aquí, Luis; y agradezco muchísimo tus palabras y tus conceptos. Estamos en el mismo barco, por lo que veo (y viniendo de una amiga común como la querida Ana eso no es de extrañar) y me alegra seguir sumando compañeros de viaje. “La vida son las pequeñas cosas que nos ocurren mientras estamos ocupados en las grandes cosas”, dijo alguna vez el bueno de Lennon. La sencillez es algo que la modernidad desprecia pero que sin duda es la que nos termina alimentado y potenciando en todo momento. Coincido, también, en que cada uno tiene sus momentos memorables, esos sobre los cuales deberíamos hacer un pequeño álbum de recuerdos.
      Gracias nuevamente por estar aquí.

      Un abrazo.

      Le gusta a 3 personas

      • Bueno si me permites comento aquí ya que me has nombrado. Los pequeños placeres de la vida, son los más grandes. Salir del trabajo y pasear durante 10 minutos hasta casa es el que yo disfruto cada día. Y cuando uno de mis amigos, entre los que estáis tú o Luis, pone un maravilloso comentario a una de mis entradas, es otro de esos placeres que me permito disfrutar y ahí es justo cuando yo pienso…por qué no? Por qué no me lo voy a merecer? Y me sale una sonrisa que me ilumina el día.
        No nos enseñan desde pequeños a disfrutar de los momentos y nos enseñan a disfrutar de las “cosas” y como dijo alguien “las cosas más valiosas no son cosas”.
        P.D. Me encanta este barco en el que vamos unos cuantos.
        Besos de pequeñi placer compartido.

        Le gusta a 4 personas

      • luisjuli2 dice:

        Me encanta leer los post de Ana… y con ellos tus estudiados y muy cuidados comentarios. Es un placer leeros a ambos por lo que aportáis.
        Respecto a los pequeños detalles… actualmente muchos los desprecian, pues no tienen coste económico, no se ponen de moda (y cuando lo hacen es terrible, como una puesta de sol en un lugar concreto) Solo las personas sensibles como tú, como Ana, y como otros si son capaces de sacarles “el jugo de vida”
        Gracias por acogerme en tu casa, por la bienvenida y no dudes que te seguiré leyendo y comentando.
        Disfruta de un agradable fin de semana, repleto de pequeños placeres!!!

        Le gusta a 3 personas

  4. Lilith dice:

    Tan acostumbrados estamos solo a dar que cuando recibimos algo por mínimo que sea nos sentimos dichosos y no merecedores. Un fuerte abrazo Borgeano.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Es tan dolorosa esa experiencia de dar y dar y dar sin recibir que muchas veces perdemos la perspectiva de lo nefasta que es esa costumbre. Sigo sintiendo un enorme placer en dar a manos llenas siempre que puedo; pero eso no quita que de tanto en tanto necesite recibir algunas de esas cosas sencillas que tanto nos hacen falta a lo largo de los días: un abrazo, una charla entre amigos, un momento compartido, un beso… Sé que suena algo naïv, pero qué va, no podemos negar que eso es lo que nos construye y lo que en definitiva todos queremos y deseamos.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. danioska dice:

    De nuevo siento el aliento del budismo en tu entrada. Y me encanta, lo sabes, porque comulgo totalmente con ese subrayar lo más sencillo, los placeres más cotidianos. Te leo en el momento exacto. Ahora apago la computadora y me salgo a caminar. Gracias por el empujón.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

  6. Shira Shaman dice:

    A veces en efecto, puede más la fuerza de la costumbre o las ideas ajenas respecto al egoísmo, a mi también me ha costado romper con ese pasado y la culpa de regalarme un gusto o aceptar que me den algo , como bien dices a veces lo mas valioso es aquello que no cuesta nada, una sonrisa un abrazo una palabra de apoyo logran que brille nuevamente el sol.
    Abrazos cubiertos de nubes coloridas, Buen fin Borgeano 😃

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      En su momento hemos hablado mucho de esto y sé que estamos de acuerdo, al menos en líneas generales. De todos modos, es algo que debemos tener siempre presente, ya que la inercia social tiende a empujarnos al camino de la masa, es cual es el más común y el más cómodo. Es mejor, sigo creyendo, el camino menos transitado pero más ventilado y con más espacio para moverse.

      Un abrazo.

      Me gusta

  7. Pequeños grandes placeres que son, en definitiva, la vida. Sin grandes estridencias, sin grandes parafernalias. Solo sentir que estás vivo y que el sol te da en la cara porque, como decía la Regenta, «vivir es esto: gozar del placer dulce de vegetar al sol». 😉

    Le gusta a 1 persona

  8. Sentirme viva. Cada segundo y dando “gracias a la vida” como dice la canción… No existe mayor gozo y mayor responsabilidad. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  9. redalmados dice:

    Gracias porque me viene bien leer esto en este momento.
    Cariños siempre.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s