Tecnología y la &@#$^@$%#^*&^(%&*

sell-Broken-Laptop-e1447823394670

Un mes atrás sufrí un percance que seguramente a todos, de una u otra forma, les habrá sucedido. Un golpe dañó el disco duro de mi laptop. Los problemas posteriores son varios: además del gasto de dinero, lo peor es perder información; en mi caso casi todo el trabajo que hice en los dos últimos meses, por ejemplo (sí, sé que hay que hacer respaldos y todo eso; y lo hago, pero a veces uno se confía, se deja estar y pasa esto). Luego de arreglar el problema —en la medida de lo posible—, me dedico a reorganizar el nuevo aparato. Luego de unos días el feader, ese adminículo que nos avisa de las entradas de los blogs amigos, decide borrarse por sí mismo; ahora es el teclado el que decide declararse en rebeldía y bajo una estricta autonomía, hace lo que se le antoja. Desaparecen los signos y hasta alguna letra (la ñ, por ejemplo) y hay que andar buscándolos por todo el teclado hasta que por suerte se las encuentra en el otro extremo. De todos modos no sirve de mucho, cuando a la degenerada se le antoja vuelve a la configuración anterior y otra vez comienza la búsqueda de un signo de interrogación o de un acento.

No hace mucho tiempo que se hablaba del fin del libro y tonterías similares. Aquí tenemos un argumento de peso sobre un valor añadido al acto de recopilar la información importante en papel. Tenemos libros que llevan cuentos de años encima y que, por supuesto, son perfectamente legibles; cosa que no pasa ni pasará con las modernas tecnologías. Cuando apareció el CD parecía que se había encontrado la panacea universal ¡Toda una biblioteca cabe en un pequeño disco plástico! Al diablo con ello, los CD tenían una vida limitada (limitadísima) y por si fuera poco, las mismas tecnologías se ocuparon en que quedara caduco en menos de una década. Ahora con las plataformas digitales y demás, todo el saber humano cabe en… vaya uno a saber dónde. Hace unos días leí un artículo sobre las futuras computadoras cuánticas o atómicas, las cuales podrán guardar el equivalente a todo lo que los seres humanos han escrito en una memoria del tamaño de un sello postal. Eso sí, que no se te corte la luz, hermano, porque vas a quedar, literal y metafóricamente, bien a oscuras.

Anuncios

11 comentarios el “Tecnología y la &@#$^@$%#^*&^(%&*

  1. Me identifico con cada una de tus palabras, internet es una nube que depende de la electricidad y cuando quiere hace de las suyas, nos emborrona todo y nos deja en la nada en un instante. Abrazos. Un placer siempre leerte. Estaré unos días ausente, pero volveré a visitarte.

    Le gusta a 2 personas

  2. danioska dice:

    ¿Estamos aquí todos los miembros del Club del libro impreso? Creo que sí. ¿Qué puedo añadir? Nada, claro, más que un sonoro: el libro impreso siempre es mejor.
    Abrazos.

    Le gusta a 3 personas

  3. Yo no renuncio a nada. Adoro el libro impreso, pero también me fascina el mundo de posibilidades que se abre con la tecnología. Solo por el hecho de poder consultar libros que de otro modo estarían vetados para mí, ya es motivo suficiente https://www.wdl.org/es/ Es verdad, mañana podemos perder algo de información si se nos fastidia el PC, pero como se dice por ahí, nadie nos quitará lo bailado 😉 ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  4. Lo siento de verdad, por eso es conveniente guardar en un pen drive, de vez en vez; creo que a todos nos ha sucedido y con el consabido disgusto 😦

    Me gusta

  5. cano95 dice:

    Sin duda que pacen este tipo de cosas saca nuestro abuelo cascarrabias que vocifera “En mis tiempo no pasaban estas cosas”, nada es perfecto y nuestras tecnologías actuales apenas están puliendo, y aun que no lo parezca muy jóvenes, justamente hace poco mas de un año como respuesta a este tan típico problema de perdida de información, llegaron los discos duros sólidos(SSD), mas rápidos, menos delicados, y por supuesto mas caros.
    y la propia imprenta de de un libro es su tiempo fue una tecnología novedosa, y estoy seguro que a día de hoy se sigue perfeccionando.
    Hace un tiempo tome el hobby ir a la ferias de libro y comprar novelas muy viejas de hojas amarillas, que siempre están en un montón a descuento, todas me han encantado, pero no puedo compartirlas con nadie por que son tan frágiles las hojas y pastas se despegaron con el simple pasar de pagina en pagina.
    El papel se puede romper, arrugar, manchar, y si nos ponemos fatalistas quemar y mojar.
    Al cesar lo que es del cesar, y hay cosas que el papel es mucho mejor, yo soy de la opinión que un libro se disfruta mas en físico.
    Pero siempre es mas cómodo, rápido y eficiente que al cometer un error puedas darle a la tecla borrar o Crtl + z, que tener que usar un corrector o directamente volver a empezar.

    Le gusta a 1 persona

  6. Shira Shaman dice:

    Pues creo que debes estrenar la moleskine y dejar tus escritos plasmados en papel, te imaginas que hubiera pasado si las letras de Kafka o Pessoa se hubieran confiado a un ordenador ? Abrazos y espero que las musas te visiten por duplicado para que tu pluma vuelva a retomar esas letras extraviadas.
    Besos

    Me gusta

  7. ckpanozo dice:

    Es muy terrible perder cosas por culpa de la tecnología… No sólo trabajo! En mi viaje de luna de miel, perdimos todas las fotos de nuestra estadía en París! Yo lloraba a mares por la pérdida de nuestros recuerdos (la memoria es tan falible). Pero al final, eso nos dio la excusa perfecta para volver 🙂
    Sin embargo, también estoy de acuerdo con Cano95, con respecto a que, si nos ponemos fatalistas, al papel también le pueden pasar una infinidad de cosas. Antes de vivir juntos, mi marido perdió parte importante de su biblioteca personal cuando la casa en que vivía ¡se inundó! Y recuerdo un profesor que una vez me contó que uno de sus recuerdos más penosos fue de haber tenido que quemar sus libros en tiempo de dictadura. Se pueden tomar resguardos, pero a veces hay pérdidas de todas formas… es parte de la vida, supongo!

    Me gusta

  8. ¡Lo siento! eso de depender de las tecnologías tiene sus inconvenientes. ¡Animo y a por otra! Saludos.

    Me gusta

  9. zamoranita dice:

    Todo tiene sus pros y sus contras pero reconozco que no hay nada como leer un libro y poder sentir sus hojas ebtre mis dedos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s