¿Quién es un buen chico?

Hay una tumba en el cementerio de Bosque de Pinos, en Wilmington, Carolina del Norte, que dice lo siguiente:

“JIP” JONES
SEPT. 24, 1894
MAY. 18, 1904

Este fue el único perro que he conocido
Que asistió a la iglesia cada domingo.

4481562379_8fc826eb41_b

En realidad, era común que los perros asistieran a los servicios en otros tiempos. De hecho, hasta el siglo XIX, eran tan numerosos que las iglesias empleaban “perro batidores” para eliminar a los perros rebeldes durante los servicios. La gran iglesia de San Bavón de Haarlem, en los Países Bajos, contiene una talla de un “perro batidor” en pleno trabajo (pueden verlas en las dos fotografías que ilustran esta entrada).

El famoso naturalista del siglo XVIII Carl Linnaeus (del cual volveré a hablar mañana) solía asistir a misa con su perro Pompe. Linnaeus siempre se quedaba una hora después del servicio, independientemente de que el sermón hubiera terminado. Se dice que luego de la muerte de su amo, Pompe llegaba al servicio solo, esperaba la hora habitual y luego se iba.

download

“Al cielo se va por favor”, escribió alguna vez Mark Twain. “Si se fuese por mérito, nosotros nos quedaríamos afuera y los perros adentro”.

Anuncios

Un comentario el “¿Quién es un buen chico?

  1. danioska dice:

    Doy fe de la lealtad y generosidad de los perros, las veo a diario en la mascota de mi hija, aunque en lo personal tengo que confesar que los perros no son lomíolomío. No soy de mascotas aunque, si me apuras, se me dan más los gatos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s