Desencavernándonos.

Pequeño ejercicio intelectual. ¿Cuándo fueron dichas las siguientes palabras?

“¡Ésta es una época extraña del mundo en la que los imperios, los reinos y las repúblicas vienen a pedir a la puerta de un hombre corriente y le cuentan sus problemas al oído! No puedo coger el periódico sin encontrarme con un desdichado gobierno, acorralado y en sus últimos días, que me está pidiendo a mí, el lector, que lo vote. El pobre Presidente entre conservar su polaridad y cumplir con su deber, se encuentra perplejo. Los periódicos son el poder dominante. Si un hombre se niega a leer el Daily Times el gobierno se pondrá de rodillas ante él porque esa es la única traición en estos tiempos”.

image007

Bien, el fragmento en cuestión pertenece a Henry David Thoreau, está tomado de su ensayo Una vida sin principios y fue escrito en 1863; es decir hace 153 años. Thoreau me está enamorando profundamente, debo reconocerlo. Lo siento casi como a un hermano mayor (y no precisamente como al Big Brother orwelliano, sino todo lo contrario) quien dice esas cosas que uno debería haber escuchado cuando era un muchacho, no cuando ya es un hombre que busca, aunque no quiera, la salida.

Más allá de todo eso, encontrar una oración como “Los periódicos son el poder dominante” y su posterior análisis me deja entre perplejo y asustado. Perplejo porque uno de inmediato piensa en la lucidez y lo “adelantado” de quien escribió eso; asustado porque el paso siguiente es darse cuenta de que las cosas parecen no cambiar nunca. Se tiene la sensación de que no salimos de la caverna platónica, o que salimos de ella para encontrarnos con una caverna más grande, nunca con el exterior absoluto.

Me voy a seguir leyendo a Thoreau y, claro está, lo voy a seguir trayendo aquí. Si vamos a permanecer en la caverna, al menos hagámoslo en buena compañía.

Anuncios

13 comentarios el “Desencavernándonos.

  1. Realmente superactual…
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. furien2001 dice:

    Este comentario me recuerda el libro de Umberto Ecco “Número Cero”; una crítica sobre la utilización del periodismo para modificar voluntades. No obstante,tengo la impresión de que nosotros mismos, aún habiendo diferente líneas de prensa, siempre nos acercamos a la más alimenta nuestros propios prejuicios.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Es cierto, Furien; (aunque no es el mejor libro de Eco, eso no importa ahora). Tienes mucha razón, también, en que cada uno de nosotros busca a aquellos medios que “alimenten nuestro propio prejuicio”. Muy acertada tu apreciación.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. danioska dice:

    Me encanta su Walden, su desobediencia, su voz instransigente. Me encanta esto que posteas, aunque cale.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Thoreau es uno de esos tipos que siempre se ven citados y que nunca se leen, lo cual no deja de ser una pena, porque es maravilloso. Creo que todo o casi todo Thoreau cala, molesta, duele. Es lo que siempre ocurre cuando un lúcido nos desnuda.

      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        He leído poco de su Walden y nada de lo demás. Debería acercarme, darle tiempo de incomodarme, pero no ahora. Un día que esté bien plantada en mis dos pies.
        Besísimo.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        No necesariamente, querida; a veces esto de la lectura es tan personal que a pesar de lo maravilloso no siempre eso significa que eso pueda ser compartido. Como bien ejemplificas con tus dos hermosos piecitos, tal vez las huellas de los míos no calcen a la perfección con los tuyos. De todos modos hay muchísimas lecturas que sí compartimos y esas son las que valen más que cualquier otra.

        Besazo.

        Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Ya a estas alturas vivo convencida que lo más valioso ni siquiera son las lecturas que compartimos, con todo su peso en oro, sino las vivencias que las respaldan. Como dijo José Gordon: “Leer es asomarse al incendio que ocurre dentro de la piel de otra persona”. Por Fortuna hemos sido capaces de asomarnos a esos incendios del otro incluso sin lecturas de por medio. Vaya privilegio de vida.

        Me gusta

  4. Poli Impelli dice:

    Maravilloso Thoreau, en todas sus luces y sombras. Gracias por traerlo, un placer leerte 🙂

    Le gusta a 1 persona

  5. […] hace mucho que dejé por aquí una cita que tenía más de 150 años y que parecía tan fresca y actual como cualquiera dicha por […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s