La honestidad bien entendida.

libros-encadenados-1Una biblioteca encadenada es una biblioteca donde los libros están unidos a su estantería por una cadena, la cual es suficientemente larga como para permitir que los libros sean sacados de sus estantes y leídos pero no retirados de la biblioteca misma. Esto, claro está, se hacía con el fin de evitar el robo de los materiales expuestos. La práctica era habitual para las bibliotecas de referencia; es decir la gran mayoría de las bibliotecas desde la Edad Media hasta aproximadamente el siglo XVIII. Sin embargo, dado que el proceso de encadenamiento también era costoso, no se usó en todos los libros. Sólo los libros más valiosos en una colección eran encadenados. Esto incluia libros de referencia y libros de tamaño grande.

El procedimiento estándar para las bibliotecas encadenadas era tener la cadena encajada en la esquina o cubierta de un libro. Esto se debía a que si la cadena se colocaba en el lomo, el libro sufría un mayor desgaste por el estrés de moverlo sobre y fuera del estante. Debido a la ubicación de la cadena unida al libro (a través de un anillo) los libros se alojan con su lomo mirando hacia la parte interior del estante; es decir, al revés de lo que estamos acostumbrados en la actualidad. Esto se hacía así para que cada libro se pudiera quitar y abrir sin necesidad de ser dado vuelta, evitando de esta manera que se enredara su cadena y lastimara su cubierta. En los raros casos en que era necesario quitar el libro de la cadena, el bibliotecario utilizaba una llave.libros-encadenados-2

En todo el mundo, sólo cinco bibliotecas encadenadas han sobrevivido con sus muebles originales, cadenas y libros. Estas incluyen la biblioteca construida en la iglesia de San Walpurgis, en Zutphen,  Países Bajos. La biblioteca de Malatestiana, en Cesena, cerca de Bolonia en Italia. El museo de mapas y librería de Hereford, Inglaterra (La biblioteca de Hereford es la biblioteca encadenada superviviente más grande con sus cadenas y libros intactos). La Biblioteca encadenada en Wimborne Minster. Por último, la biblioteca encadenada que todavía sobrevive en la catedral de Wells en Inglaterra.

libros-encadenados-3Una nota extra: cuando un donante local, Roger Gillingham, entregó 90 libros en 1695, insistió en que los libros fueran encadenados pero también que la Biblioteca fuera abierta, libre, para los habitantes de la ciudad, siempre que fueran «tenderos» o Mejor Clase de persona”.  Se ve que esa “mejor clase de personas” no eran lo suficientemente buenas como para no robarse los libros de la biblioteca.

Anuncios

12 comentarios el “La honestidad bien entendida.

  1. Muy interesante tu comentario.
    Ladrones hay y hubo en todas las épocas.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Por lo visto los libros siempre fueron un objeto por demás codiciado por ladrones de gustos exquisitos (en tiempos antiguos, donde el libro no era un objeto común, supongo que conseguir muchos de ellos era algo por demás complicado). Creo que ésa es la única ventaja del libro electrónico; pero no es suficiente como para vencer al libro de papel, tenga éste cadenas o no.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. danioska dice:

    Como soy hija de la mala vida, seguro que el solo hecho de ver un libro encadenado haría que me picaran los dedos por robármelo. Tú me entiendes, claro.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Usted es un caso raro, Señora. Sé que es hija de la mala vida pero aun así no puedo verla menos que como una delicadísima dama de alta alcurnia. Una verdadera ladrona de guante blanco, blanquísimo. Y sí, claro que te entiendo.

      Abrazos.

      Le gusta a 2 personas

  3. Que curioso, lo desconocía completamente. Aquí en lugares públicos como bares y cafeterías es habitual ver la prensa escrita encadenada a la barra,

    Abrazo desencadenado

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Tu imagen de la prensa encadenada a la barra me sabe a “la decadencia de occidente”, dicho esto con una amplísima sonrisa irónica. Algo así como la del Guasón en plan bizarro. Supongo que en tiempos pretéritos, cuando los libros no eran algo tan común como hoy, conseguir ciertos ejemplares bien valía la pena correr el riesgo de ser atrapado en el robo. Sí, el mundo está lleno de cosas curiosas, no cabe duda de ello.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. María dice:

    Muy curiosa tu entrada. Nunca había oído hablar de estas bibliotecas. Y aunque sé que a veces, no somos mucho de fiar, no sé si me gustaría ver un libro de esa manera.
    Siempre me sorprendes, amigo mío.
    Un besazo de principio de semana.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Supongo que hoy los veríamos con los mismos ojos con los que miramos estas fotografías: curiosidad llana y pura. Claro que ver un libro encadenado no es algo que en un primer momento nos agrade, pero aunque hoy nos cueste creer que alguien robe un libro, en tiempos pasados ellos eran el mejor modo de entretenimiento. imagino que en un futuro alguien se sorprenderá al saber que en el siglo XX la gente robaba televisores… Ay, qué tristeza acaba de apoderarse de mi…

      Besos mil, querida.

      Me gusta

  5. ckpanozo dice:

    Yo tampoco sabía nada de estas bibliotecas encadenadas… pienso que debí imaginarlo, pero ¡qué sorpresa! (Gracias por esa experiencia).

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Me encanta ver que tanta gente se ha sorprendido con esta entrada (claro está, el primero fui yo; de allí que buscara más información para compartir); algunos se sorprendieron gratamente (o comprensivamente) mientras que otros no tanto. De todos modos, la sorpresa es lo que vale la pena.
      Gracias a ti por estar por aquí y por tus palabras.

      un abrazo.

      Me gusta

  6. susansutherlandcruz dice:

    Me encantan las fotos. Siempre se aprende algo nuevo. 🙂

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      El eterno encanto del conocimiento, Susan; también ese saber implícito de que siempre tendremos algo nuevo por conocer en nuestro futuro. Me alegra saber que la entrada fue de tu agrado.

      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s