La fastidiosa tarea

lazy-couch-potato

No hace mucho que dejé por aquí una cita que tenía más de 150 años y que parecía tan fresca y actual como cualquiera dicha por el analista social de moda. Hoy les dejaré una cita que tiene las mismas características, pero que tiene nada menos que 232 años de antigüedad:

La ilustración es la liberación del hombre de su culpable incapacidad. La incapacidad significa la imposibilidad de servirse de su  inteligencia sin la guía del otro. Esta incapacidad es culpable porque su causa no reside en la falta de inteligencia sino de decisión y valor para servirse por sí mismo de ella sin la tutela de otro. La pereza y la cobardía son la causa de que una parte tan grande de los hombres continúe en su estado de pupilo ¡Es tan cómodo no estar emancipado! Tengo a mi disposición un libro que me presta su inteligencia, un cura de almas que me ofrece su conciencia, un médico que me prescribe las dietas, etc., etc., así que no necesito molestarme. Si puedo pagar no me hace falta pensar: ya habrá otros que tomen a su cargo tan fastidiosa tarea”.

El texto pertenece a Immanuel Kant y fue escrito en 1784 y no hace falta ahondar demasiado para establecer los nexos con la actualidad. El hombre de hoy sigue tan feliz en su cómodo estado de «pupilo» como antaño. El hombre de hoy vota y pretende que el presidente arregle todos los problemas, como si él no fuese parte de la sociedad en la que vive; pretende que los científicos solucionen todos los problemas del cambio climático y curen todas las enfermedades pero sin tener que hacer ningún esfuerzo para ayudar en esa tarea; pretende ganarse el cielo mediante limosnas, nunca mediante el acto bondadoso o moral; pretende, además, que cualquier tontería que sale de su boca tenga el mismo status que la palabra autorizada del sabio o del estudioso. Eso lo sabía Kant hace doscientos años y parece que lo seguirá sabiendo dentro de otros doscientos. Mientras tanto, el pupilo eterno mirará la TV mientras cree que piensa o piensa que cree.

Anuncios

15 comentarios el “La fastidiosa tarea

  1. Y cómo te echaba de menos…! Es un placer compartir contigo tan buena reflexión. Porque sí, porque me dejaste pensando en la razón que tiene Kant, en el atontamiento de la TV, en mi propia comodidad y lo que nos falta por aprender, en lo poco originales que somos… y en tantas cosas que tienen que ver con la filosofía de la vida, esa que quieren eliminar de la educación. Y esa crítica de la razón, que nos falta por discernir. Gracias Borgeano. Mi abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Gracias nuevamente, Julie; tus palabras son un aliciente constante para seguir dando vueltas por aquí. Con respecto al post en sí no puedo menos que reconocer que me encanta encontrar estos textos que peinan canas y que aún siguen describiéndonos como si hubiesen sido escritos la semana pasada, aunque no hablen muy bien de nosotros, claro; porque lo primero que se piensa es algo así como “¡Qué avanzado que estaba Kant!” (O Thoreau, según la cita del post anterior) y eso es un error conceptual. Ellos estaban describiendo su propia época y la verdad es que somos nosotros quienes no hemos hecho lo suficiente a lo largo de todo este tiempo…
      Espero no volverme reiterativo; pero tengo ya tres o cuatro entradas más tratando temas similares. Supongo que deberé escribir sobre otras cosas entre unas y otras.
      Gracias nuevamente.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Javi B. dice:

    Buenísima reflexión. Al final, en mayor o menor medida, todos somos discípulos. Hay que intentar salir de ese atontamiento que produce la televisión y, como he dicho esta mañana en otro blog, aportar a esta sociedad nuestro granito de arena para intentar que mejore el mundo que nos rodea.

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Así es Javi; aunque la TV no es la única culpable, claro está. El atontamiento está bien orquestado desde muchos frentes simultáneos. De todos modos es nuestro trabajo evitar ser un discípulo más y comenzar a hacer algo con los días que tenemos frente a nosotros.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. No te extrañe, sabes que cuanto mayor es el grupo, es decir, el colectivo, la humanidad, más se diluye la responsabilidad. Solo los que “gritan en el desierto” parece que dicen ¿algo? Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Volviste con fuerza. 🙂
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  5. Conocí un analfabeto que decía que, sin saber leer ni escribir, ya sabía todo lo que hay que saber, sin tener conciencia de todo lo que ignoraba.
    Un poco viene por ahí, cuanto más sabes, más te enteras de lo que ignoras.
    El “Solo sé que no sé nada” sigue vigente.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Claro, el dictum socrático sigue tan vigente como siempre! En particular lo que no tolero es a aquellas personas que no sólo no saben sobre esto o aquello, sino que pretenden, a pesar de ello, dar cátedra sobre el asunto. Cada día que pasa se hace más difícil entablar un diálogo interesante con alguien desconocido (ni hablar de debatir, claro está).
      Gracias por tu comentario, Luis.

      Un abrazo.

      Me gusta

  6. danioska dice:

    Qué gusto tenerte de vuelta por estos lares, querido mío. Dejarse llevar es fácil, claro, lo más “recomendable”. Lo necio es buscar el propio camino.
    P.D. Me gusta la expresión “libros que nos prestan su inteligencia”. Perdón.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s