El niño detrás del genio

mozartchild_1

Todos sabemos que Mozart fue un genio incomparable; todos sabemos de su notable capacidad para escribir y ejecutar música y posiblemente todos conozcamos algunas de sus anécdotas. Lo que por lo general no sabemos es de dónde provienen estas anécdotas; quién tomó notas de ellas y en qué circunstancias. En general me he encontrado con que el cine es la fuente principal para muchas personas, aunque esto parezca un delirio o algo así; y si bien la genial Amadeus, de Milos Forman, es una gran película, no por eso hay que pensar que Salieri era un compositor mediocre o que Mozart era un imbécil que se reía de cualquier cosa.

En Account of a Very Remarkable Young Musician, de Daines Barrington podemos encontrar un testimonio de primera mano de una actuación de Mozart, de 8 años de edad, en 1769:

“[…] después de esto él ejecutó una lección difícil, que ya había estudiado un día o dos antes: su ejecución era asombrosa, teniendo en cuenta que sus dedos pequeños apenas podían alcanzar una quinta en el clavicordio” […] “Su asombrosa preparación, sin embargo, no surgió sólo de la gran práctica; tenía un conocimiento profundo de los principios fundamentales de la composición, ya que, al producir un triple, inmediatamente escribió una base debajo de él, el que, cuando comenzó a sonar, tuvo un efecto excelente”. […] “También un gran maestro de la modulación, y sus transiciones de una clave a otra eran excesivamente naturales y juiciosas; él practicó con un pañuelo sobre las teclas delmozart2 clavicordio por un tiempo considerable” […] “De los hechos que he estado mencionando he sido yo mismo testigo ocular; a lo que debo añadir que dos o tres músicos capaces me han informado de que Bach, el célebre compositor, había iniciado una fuga y se había detenido abruptamente, y que el pequeño Mozart la había tomado de inmediato y la había trabajado de una manera magistral”.

Barrington nos deja, también, una nota que saca a Mozart de esa imagen de robot que también solemos considerar en estos casos:

“Aunque, sin embargo, no dejaba de ser un niño de 8 años. Por ejemplo, mientras él estaba tocando para mí, entró a la sala su gato favorito, así que inmediatamente dejó su clavicordio y no pudimos traerlo de vuelta por un tiempo considerable”.

El niño-genio era, después de todo y simplemente, eso: ambas cosas.

Anuncios

2 comentarios el “El niño detrás del genio

  1. danioska dice:

    Qué bellecita, el genio jugando con el gato. Me encanta.
    Smack, pum, crash.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s