Rebelión azucarada

rumania

La foto con la que abro esta entrada corresponde a la protesta de hace un par de días en Bucarest, Rumania, donde cientos de miles de personas marcharon para exigir la renuncia del gobierno. Más allá del caso rumano, lo que quiero es enlazar el tema con los asuntos locales; los que nos competen aquí, en México y en América Latina. No hace muchos días también hablé sobre el boycott y sobre los valores que tiene esta forma de protesta (valores que incluyen la poderosísima arma que es el pacifismo como forma activa. El boycott no es sólo práctico por su poder, sino que no lastima a nadie ni permite que nadie lastime a quien proteste de esta forma); y lo que conseguí fue que una amiga me dijera, textualmente: “Yo no voy a boicotear a una empresa sólo porque sea extranjera” y, con respecto a Starbucks en particular, defendió a esta empresa aduciendo que “es un buen lugar donde tener una reunión de trabajo”. Bueno, como que así es algo difícil ¿no? Otra persona terció en el debate criticando a “Doña Chonita” y defendiendo a una empresa extranjera porque allí él puede comprar cerveza “a las once de la noche”, si así lo desea. Esta persona desde el mismo lenguaje ya demuestra su falta de nivel intelectual como para poder debatir con altura; ya que “Doña Chonita” es un término despectivo hacia un comerciante local, mientras que cuando habló del comercio extranjero lo hizo con su nombre correcto. Es decir que para ese mexicano un comercio extranjero tiene nombre propio, mientras que un comerciante local es poco menos que un indio vago e irresponsable.

Y sí, es algo difícil. No hay mayor victoria del dominador que la que logra cuando la misma víctima lo defiende; y eso es lo que veo en una gran medida aquí; demasiado para mi gusto.

Pienso en Mariano Moreno, en Miguel Hidalgo, en José María Morelos, en Isidro Baldenegro (muerto en enero del 2017), en Ernesto Guevara, en Emiliano Zapata, en Rodolfo Walsh, en Pancho Villa y en tantos otros que ofrecieron sus vidas (literalmente, sus vidas) por un estado de justicia para todos y ahora resulta que aquí se me deprimen porque no pueden dejar de tomar una Coca-Cola o porque no pueden comprar un café en Starbucks. Pendejos.

Anuncios

11 comentarios el “Rebelión azucarada

  1. danioska dice:

    Ahora disiento, querido: la idea de boicotear a una empresa meramente por ser gringa me parece algo simplista, de entrada porque habría que hacer un análisis de la composición de cada negocio que opera en México, para saber qué tanto del mismo es extranjero y qué tanto es nacional, lo cual podría dar la sorpresa de que marcas “muy mexicanas” cuentan con altos porcentajes de capital foráneo. Y, por otro lado, las licencias gringas tienen sin duda inversión nacional y dan trabajo a mexicanos. Es decir, es un asunto mucho más complejo de lo que parece a simple vista. Y además está el asunto de criticar a Trump por su feroz nacionalismo para entonces caer en uno ídem, pregonando algo así como que lo mexicano es mejor nomás por nacer en esta tierra. Es parecido a replicar el discurso sexista que tanto nos molesta a ambos: soy mejor por ser hombre / soy mejor por ser mujer, ¿no crees?
    Salud y mis respetos y cariños.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Estamos de acuerdo en que no es una razón de peso el boicotear a una empresa sólo porque es norteamericana; yo no digo que esa sea la razón principal, sólo es la secundaria. Me explico: cuando vamos a un negocio, un restaurant, una tienda, o lo que sea y se nos atiende mal, seguramente no volvemos a ella ¿No? Si todos actuáramos de esa manera el negocio en cuestión debería cambiar su forma de accionar o, de lo contrario, debería cerrar. Ese tipo de activismo es la base del boycott. Nada más que expresar el derecho a ser tratados de una manera respetuosa y digna. Ahora, en el caso puntual que estamos tratando, el accionar debería ser el mismo AL MENOS MOMENTÁNEAMENTE (no estoy gritando, querida; sólo es que no hay cursivas en los comentarios). Ante la agresión de quien sea (una empresa, una persona o un país) la gente debería unirse para demostrar que del otro lado de la trinchera hay alguien que también tiene herramientas poderosas para pelear. No es sólo el imbécil de Trump, es todo el sistema capitalista. Por supuesto que no hay que caer en la tontería chauvinista de que “porque es nuestro es mejor”, nada de eso; el boycott también debe aplicarse puertas adentro. Si el producto local no es bueno o si el comerciante local no me atiende como corresponde o no me vende a un precio justo ¿por qué debería comprarle?
      Insisto en que en este momento de la historia el boycott es un arma poderosa y pacífica; dos herramientas fundamentales para demostrar que es la gente quien tiene el poder.
      Otro temas que tocas es el del trabajo que esas empresas les dan a los mexicanos (o a cualquier otra nación donde tengan una fábrica). Si bien eso es cierto, también es cierto que muchas veces esas empresas hacen perder más puestos de trabajos que los que brindan. El caso más conocido a nivel internacional (incluido los Estados Unidos) es Walmart; quien destruye todo comercio minorista en un radio de 1.6 millas alrededor suyo. Lo mismo sucede con los Oxxo en México; dan trabajo a dos empleados por turno pero dejan sin trabajo a varias personas a su alrededor, incluso familias enteras que deben cerrar sus comercios o sus tiendas. Por último, si por Trump fuera cerraría todas las fábricas de firma norteamericana en México o en cualquier lugar de América Latina, dejando sin trabajo a toda esa gente e importándole nada de lo que fuera de ellos; así que el boycott incluso sería hasta beneficioso para nosotros, ya que el objetivo no es destruir a nadie (y mucho menos por ser de tal o cual nacionalidad), sino hacerles saber que deben sentarse a discutir con altura y seriedad, no tratarnos como a ellos se les de la real gana.

      Abrazo infinito.

      Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Sí, de acuerdo contigo en que el boicot es un arma poderosa y pacífica, pero he visto tal dechado de chauvinismo ramplón que me pregunto si de veras hay forma de evitar en estos momentos la calca del discurso de Trump: “hagamos a México grande de nuevo”. Por supuesto que muchos han aprovechado el momento para recordarnos “nuestra” grandeza azteca y la desgracia española que nos cayó encima, blablabla. Me parece que no avanzamos, sólo damos vueltas en círculos.
        Y en cuanto al asunto de si las empresas gringas dan o quitan plazas de trabajo, claro que ocurre lo que mencionas, pero no con empresas gringas: con empresas. Punto. Es la lógica del capitalismo, del que nos quejamos muchísimo pero nos hace felices por la libertad de elección, por la posibilidad teórica de obtener comodidades a partir del esfuerzo personal. No me peleo contigo, es más bien que me cansan ciertos tópicos ligeros en las redes sociales.
        Abrazo sentido.

        Le gusta a 2 personas

      • Borgeano dice:

        Insisto, querida; en que mi pelea es con el capitalismo en general (postura que mantuve toda mi vida; quienes han pasado por aquí lo saben con creces, esto no es algo que se me ocurre ahora o algo a lo que me pliego por las circunstancias) y, en este momento, contra gringolandia en particular. Sé que muchos aprovecharán las circunstancias para llevar agua a sus propios molinos; pero eso es inevitable siempre que haya peleas de este tipo; siempre habrá quien prime sus propios intereses por sobre los de la sociedad toda. Claro, en mi inocencia rebelde yo hablo de asuntos utópicos tal vez y créeme que muchas veces me planteo esta postura mía. A veces creo que debo dejar que todo se vaya al diablo y dedicarme a mirarme el ombligo.

        Abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Sí, de sobra conozco su postura y sé que si ahora coincide con la coyuntura no es algo buscado.
        Usted a lo que debe dedicarse es a seguir pensando y escribiendo, que sus luces son necesarias en la discusión cotidiana. Hablo por mí y por muchos, muchos.
        Abrazísimo.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Pues has dado en el clavo, porque la verdad es que me estoy sintiendo muy cansado de todo esto. Estos últimos días estuve escribiendo algunas cosas personales (para aclarar las ideas necesito ponerlas por escrito) y veo que estoy preguntándome una y otra vez para qué toda esta discusión, toda esta búsqueda, todo este enfrentamiento (que no por ser intelectual no deja de ser agotador).
        Gracias por estar acá.

        Le gusta a 1 persona

      • danioska dice:

        Estamos en lo mismo, querido, y no me extraña…
        Gracias a vos.

        Le gusta a 1 persona

  2. Shira Shaman dice:

    Coincido con que al final debemos actuar, como bien mencionas estamos viviendo en una sociedad capitalista que también nos da la libertad de elección ( yo prefiero comprar fruta en mercados y tiendas solidarias) pero habrá otros días en que compre cosas en un supermercado,tengo que adaptarme al medio; trabajo cada día por alcanzar mis objetivos al igual que miles de mexicanos y no me siento mal por no dar mi vida en ello. los cambios inician en el pensamiento pero es en el actuar como se concretan, creo que hay que ser congruentes con la realidad que nos tocó vivir, yo también pasó de tanto discurso nacionalista. Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Estamos todos de acuerdo en que no es necesario irse a ninguno de los extremos; jamás fue parte de mi propuesta el destruir a nada ni a nadie; sólo digo que hay que balancear nuestro accionar y ser conscientes de que tenemos en nuestras manos el poder de cambiar cierto estado de cosas. Lo que dices sobre comprar en la medida de lo posible en tiendas solidarias es perfecto. Cuando se te hace imposible, claro está, es lo correcto que te agencies lo que necesitas donde puedas encontrarlo. Ahora bien, lo que me molesta sobremanera es la actitud de la persona que destaco en la entrada; me refiero a esas personas que directamente ven en todo lo local algo pobre, burdo, sin valor mientras que ponen en manos de todo lo extranjero las virtudes que ni siquiera sabemos que tienen. Eso es realmente triste y molesto y no es necesario tener un discurso nacionalista extremo para criticar a esa postura.
      En síntesis, sólo postulo un frente común de defensa frente a un ataque foráneo. Aún con los errores que conlleva estas facetas nacionalistas creo que son menos nocivas que las posturas contrarias (malinchistas, dirían en México; cipayas, se diría en Argentina).

      Un abrazo.

      Me gusta

      • Shira Shaman dice:

        Comprendo tu molestia, espero que todo esto sirva de alguna manera para que como pueblo reaccionemos y no sólo ir en contra de el loco gringo al poder, sino por los abusos que también toleramos de quienes nos gobiernan, no debemos seguir fomentando la discriminación entre nosotros mismos, es hora de apoyarnos unos a otros y trabajar en conjunto, te incluyo porque me alegra que de un modo u otro ya eres Mexitino y te duele lo que le pasa a nuestro país y su gente, es tiempo de reaccionar y de actuar.
        Las revouciones inician en las ideas.
        Abrazo de vuelta

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        ¡Pues me alegra y me tranquiliza saber que alguien entiende lo que quiero decir y el alcance de mi propuesta! Claro que la cuestión no es hacer un “blanco y negro” entre EE.UU. y México o entre los que fueren; en este mundo todos nos necesitamos y si salimos del pozo debemos hacerlo todos juntos. Ahora, cuando es el otro el que pone las cosas diciendo “eres tú o yo”, pues bueno, el asunto ya está más que claro y creo que debemos defendernos a como dé lugar.
        En fin, que ya quedó claro, gracias por ello.
        Por cierto, me apropio del término “Mexitino” ¡Me encanta!

        Un abrazo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s