Si lo dice Berger…

without-publicity-capitalism-could-not-survive-john-berger

“La publicidad es la vida de esta cultura —en la medida en que sin publicidad el capitalismo no podría sobrevivir— y al mismo tiempo la publicidad es su sueño.

El capitalismo sobrevive forzando a la mayoría, a quien explota, a definir sus propios intereses lo más estrechamente posible. Esto fue logrado alguna vez por privaciones generalizadas. Hoy en día en los países desarrollados se está logrando imponiendo un falso estándar de lo que es y lo que no es deseable”.

La cita de John Berger pertenece a Ways Of Seeing, libro publicado en 1972, el cual reunía los textos escritos para el documental producido por la BBC ese mismo año. Creo que hoy habría que cambiar ligeramente la oración final de dicha cita, ya que el poder de la publicidad que impone un falso estándar no sólo se aplica en los países desarrollados, sino en todo el mundo por igual. De eso se trata, precisamente, la globalización; no de promover un desarrollo igualitario entre países y personas, sino de considerarnos a todos como potenciales consumidores.

Anuncios

11 comentarios el “Si lo dice Berger…

  1. Ana dice:

    Me temo que tienes mucha razón ¡controlan nuestros sueños!

    Por cierto el libro de Berger muy interesante ¿has visto los documentales? Están en Internet.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sí, los documentales, por suerte, pueden verse en la red; sólo espero que lo vea la mayor cantidad de gente posible. Hay mucho material y bueno dando vueltas por ahí; sólo hay que encontrarlo y compartirlo.

      Saludos.

      Me gusta

  2. Rosa Ave Fénix dice:

    La publicidad ha invadido nuestros hogares como un potente extraterrestre… ha logrado poseer todos los cerebros y miles de gentes si no tienen tal marca de coche, una casa a orillas del mar u cualquier cosa que se ve en los anuncios, se consideran desgraciados. Hasta en los paises más paupérrimos puede verse una botella o anuncio de Coca Cola… asi va el mundo…llegará el momento que nuestra cabeza no pinse por si misma.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      La publicidad, sin duda, es un cáncer que será difícil de erradicar. En su base o en su sentido estricto, la publicidad en sí no es mala, ya que es una forma de comunicación; el problema es cuando se la utiliza sólo para vender un producto o, peor aún, para crear una necesidad falsa; ése es el modo en que se somete a las personas y es contra esa publicidad en particular contra la que hay que luchar.
      Y aunque corra el riesgo de que alguien se ofenda o se moleste, yo tengo la seguridad de que la mayoría de las personas no piensan (por desgracia).

      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Mientras no se prohíba la publicidad estaremos dominados y manipulados por los grandes intereses del poder y sin embargo nos dejamos embabucar tan fácilmente… Pero el futuro todavía es más triste con la ya popular “realidad virtual”, lo que nos faltaba para fomentar la estupidez humana. Me resultan muy interesantes tus palabras porque me hacen pensar. Gracias amigo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      La publicidad, de una herramienta útil y necesaria (después de todo no es más que un medio de información) ha pasado a ser, como siempre ocurre cuando algo cae en manos del capitalismo consumista, en una herramienta de manipulación. ¿Sabes que siempre dices algo que me deja pensando en algo más allá de lo que yo había dicho? En este caso en el tema de la realidad virtual ¿cuánto tiempo pasará hasta que comiencen a proyectar publicidad en esos aparatos? Tiemblo de sólo pensar en una persona inmersa en una publicidad… ¡Es un mundo feliz, de Huxley!

      Abrazo agradecido.

      Le gusta a 1 persona

  4. Por ejemplo, Meca Cola y Mac Arabia en los países árabes, Coca Cola en China… el capitalismo avanza en todos los rincones con paso firme. La publicidad ha ayudado a la globalización pero para ello ha sido necesario preparar el terreno. Se ha tenido que anular, poco a poco, la capacidad del libre pensamiento, de la reflexión… en mentes débiles y dóciles es sencillo insertar códigos de comportamiento basados en la manipulación, el consumismo, etcétera.
    Es un tema profundo, como todos los que sueles plantear, y hay muchos elementos que analizar.
    Resumiendolo mucho diría que hemos dejado de ser nosotros mismos…

    Un abrazo, querido Roberto.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Claro, la publicidad, hermana de la propaganda, ha recorrido un largo camino para llegar a ser tan efectiva en sus alcances. Creo, por desgracia, que ahora el terreno está más que preparado para que todo se acentúe aún. Cuando comencé a tratar el tema del boycot como posibilidad o como herramienta, la gente que se me oponía (una gran cantidad, por cierto) lo hacía con argumentos provenientes de la publicidad. Por momentos me sentí realmente frustrado ¿cómo pelear contra un enemigo tan poderoso? La publicidad no es el mejor detergente para los cerebros, ahora también los enjuaga y los deja relucientes. No sólo quita herramientas para la discusión o el debate, ahora también niega, siquiera, la posibilidad de la rebeldía. Entonces ya no me siento frustrado, me siento asustado.

      Un fuerte abrazo, compañero.

      Le gusta a 1 persona

  5. Exactamente… Nos crean “falsas necesidades” para volvernos consumistas voraces de sus mercancias. Aqui hice un articulo hablando de eso pero desde mi perspectiva como venezolana.
    https://chocandoelcarro.wordpress.com/2017/06/13/crisis-de-venezuela-sobre-el-consumismo-capitalista/

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Gracias por el enlace “chocando”; tu artículo es por demás preciso y eso se agradece. Es claro que no solo la sociedad latinoamericana vive bajo el imperio del consumismo; desde la victoria del capitalismo por sobre el comunismo el consumismo es el amo y señor del planeta, y así lo estamos destruyendo.
      Es un tema que abarca muchas más cosas, por lo cual esto no se agota aquí, claro está.
      Por mi parte, desde hace unos años vivo con lo mínimo indispensable. Dejé todo atrás y “comencé de nuevo” a mis cincuenta años. Como dije alguna vez aquí mismo, fue una de las mejores decisiones que tomé en mi vida. La libertad que gané con ello es algo que pocas veces había sentido con tanta fuerza.

      Un abrazo y espero que podamos seguir charlando de éste y de otros temas.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s