La duda eterna

De María Zambrano leo y releo, voy y vuelvo, de su Poesía y Filosofía ya que, como suele suceder con esos libros que fueron creados a partir de una necesidad propia del autor, esa duda luego suele trasladarse al lector de manera casi indefectible. Poesía y filosofía siempre tiene algo nuevo para decirme o para señalarme. El poema que dejo a continuación es una síntesis de la obra de Zambrano. Con voz poética se pregunta y no se responde, deja la pregunta como lo que es: algo que vale en sí mismo y que no siempre ha nacido para ser respondida.

María Zambrano

“El agua ensimismada…”

para Edison Simons

El agua ensimismada
¿piensa o sueña? El árbol que se inclina
buscando sus raíces
el horizonte, ese fuego intocado
¿se piensan o se sueñan?
El mármol fue ave alguna vez,
El oro llama;
El cristal aire o
Lágrima
¿Lloran su perdido aliento?
¿Acaso son memoria de sí mismos
y detenidos se contemplan ya para siempre?
Si tú me miras, ¿qué queda?

Anuncios

6 comentarios el “La duda eterna

  1. Nunca he leído nada de María Zambrano, pero he de admitir que este poema me ha gustado bastante. Después de leerlo por cuarta vez, sigo dándole vueltas y me quedo ensimismado en los pensamientos que fluyen en mi mente gracias a sus palabras. Es precioso.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Conocí a María Zambrano a través de un ensayo filosófico titulado Poesía y filosofía y luego fui buscando más cosas de ella. Es realmente una autora por demás interesante y rica. Me alegro que el poema haya sido de tu agrado.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Grandiosa siempre María Zambrano; el poema que has elegido es maravilloso y como bien dices, define perfectamente su alma de filósofa y poeta.

    “Y así me he ido quedando a la orilla. /Abandonada de la palabra…”
    Por fortuna la palabra nunca la abandonó y nos dejó su importante legado escrito que “brota de un aislamiento afectivo” “con nobleza y esplendor”.

    Muchas gracias y un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sí, esa unión de los dos temas centrales de Zambrano fue lo que vi cuando leí el poema. Conocí a María Zambrano a raíz de la lectura de su Poesía y filosofía; y aunque no he leído mucho más de ella, cada vez que encuentro un texto suyo lo encuentro maravilloso.

      Un abrazo y perdón por la demora en responder (estuve unos días fuera de Morelia).

      Le gusta a 1 persona

  3. Chocani dice:

    Conocí ese texto de Zambrano, junto con el nombre de la autora, hace como un año y me encantó. A la fecha lo sigo leyendo con paciencia y cuidado porque tiene cantidad de reflexiones que desgranar y saborear lentamente. Qué gusto descubrir en otro las afinidades y el aprecio por una pensadora como María Zambrano.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Pues vaya sincronía; más o menos es el mismo tiempo que llevo con Zambrano y su libro… Para mí es uno de esos libros que me permiten entrar y salir en cualquier momentos y por cualquiera de sus páginas (luego de una lectura completa, claro está). Esos libros son los que a la larga me resultan esenciales, ya que se transforman en verdaderos compañeros de charlas; la relación que uno tiene con ellos es de verdadero diálogo.
      Sí, es un enorme placer encontrar a otros con quienes podemos entendernos en estas “minucias” en las que pocos se internan.

      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s