Con la manguera no

12139db53e38f99f863334546d8d1826

No hace mucho tiempo que toqué el tema de la tortura en la TV y en el cine; ahora, mientras leo a Billy Collins en The Trouble With Poetry and Other Poems me encuentro con este poema que al principio me atrapa pero que al final tira con todo lo bueno por la borda. Échenle un vistazo ustedes mismos:

Introducción a la poesía

Les pido que tomen un poema
y lo sostengan a contraluz
como a una diapositiva a color

o acerquen una oreja a su colmena.

Digo que suelten un ratón en el poema
y que lo observen buscar la salida,

o que entren en la habitación del poema
y palpen las paredes en busca del interruptor.

Quiero que hagan esquí acuático
sobre la superficie del poema
saludando al nombre del autor en la orilla.

Pero todo lo que quieren hacer
es atar al poema a una silla
y torturarlo hasta que confiese.

Empiezan dándole con una manguera,
para descubrir lo que significa realmente.

 

¡Lo único que nos falta, tortura en la poesía! No es que yo sea demasiado quisquilloso ni nada por el estilo, pero la verdad que eso de darle con una manguera al poema mientras éste se encuentra atado a una silla… Bueno, que me parece demasiado.
Por otra parte, y jugando levemente a ser serio, me pregunto: ¿Cuál es el problema con no entender algo? Si leo un poema y no lo entiendo, lo releo, busco información o, más que seguro, lo dejo a un lado y sigo con otra cosa ¿Qué es eso de andar torturando a todo aquello que me exponga como ignorante? Típico del fascista; lo que a este tipo de persona se le escapa es algo muy simple: si alguien no entiende algo, el problema es suyo, no de eso que le resulta incomprensible. Pero vaya uno a intentar explicárselo; si no comprenden lo primero, mucho menos comprenderán lo segundo. Lo que sí me atrevería a pedir es que al menos dejen a la poesía en paz; la tortura ya está demasiado saludable en manos de los guardianes de la libertad.

Anuncios

18 comentarios el “Con la manguera no

  1. Pues como siempre!! Intentar aniquilar aquello que no entendemos. No es nuevo. En lugar de reconocer la propia ignorancia, o hacer el trabajo buscar, tratar de entender, imaginar o simplemente PENSAR, lo mejor es eliminarlo para que no suponga problema.Aparte de otra cosa, que es fundamental, la poesía no hay que entenderla, hay que SENTIRLA!!
    “Si no me emociona o te hace pensar” (esta frase es prestada de un bloguero amigo) no sirve” Por lo tanto, dejémosla ir, pero no la torturemos.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      La herramienta del ignorante siempre será la violencia, eso es lo que nos diferencia de ellos. El problema es que creo que ellos se están multiplicando muchísimo en estos últimos tiempos.
      En cuanto a lo que dice tu amigo, pues claro que es así; el poema se siente de inmediato, incluso cuando no se entiende… algo sucede, luego uno va puliendo las diferencias en posteriores lecturas y así es como se avanza, paso a paso y sin descanso.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Javi B. dice:

    Algunas veces me siento muy identificado con una frase que leí hace unos meses “Que la poesía está escrita para otros que escriben poesía, y no para quienes leen”.

    En cualquier caso, torturar/se es un absurdo. Si uno no entiende algo, mejor informarse o dejarlo de lado y retomarlo más tarde desde otro punto de vista.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No sé si estoy de acuerdo con esa frase, Javi; conozco personas que sí leen poesía y, sin embargo, se declaran incapaces de escribirla. He escuchado esa frase con algunas variantes: “Joyce (o Borges, o Faulkner o cualquier otro escritor “difícil”) es un escritor para escritores”; creo que la poesía, como esos autores que nombré tal vez sean un poco más difícil de lo habitual, pero eso no es una razón para no acercarse a ellos. A veces hay que hacer el esfuerzo de adentrarse en esos terrenos poco habituales para nosotros.
      Con respecto a la tortura, como vimos el otro día, se está volviendo un tema demasiado común. ¿Qué es lo que le pasa a los gringos que andan torturando todo lo que se les pone adelante? habría que investigar eso…

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. No es extraño ver cómo las personas que no entienden algo cargan a muerte contra eso mismo. No logro comprender por qué parece tan difícil preguntar a los demás, indagar sobre un tema, observar el entorno… No hay problema en ser un “ignorante”; nacemos completamente desnudos de cuerpo y mente (aunque no considero que la mente se encuentre completamente vacía al nacer, pero eso para otro debate) y sin embargo, vamos aprendiendo poco a poco todo lo que nos hace falta. Llega un punto en el que nos resulta ofensivo ver que seguimos siendo unos ignorantes en determinados aspectos.

    Yo agradezco ser ignorante de muchos temas, porque así puedo maravillarme con ellos cuando los descubro, los exploro a fondo y los entiendo al fin. Es algo espectacular. Surge una energía cautivadora de cada hallazgo que hacemos para nuestra mente. Y la poesía no iba a ser menos.

    Hasta hace pocos meses yo era un lector más que de vez en cuando se dejaba caer por una o dos poesías, pero descubrí en ella algo que jamás había visto en la narrativa, por ejemplo. Existe, en tan pocas palabras, tal cantidad de sentimientos que es imposible no emocionarse a veces. Sentir cómo se eriza cada pelo de tu cuerpo. Increíble. Considero por ello a la poesía, como cualquier otro arte, algo realmente respetable a lo que se debe tratar del mismo modo que ella nos trata, con mucha paciencia. Si no entiendes algo, léelo más tarde. O quizá en otro momento, porque puede que el anterior no fuese el adecuado. ¿Torturarla? Jamás. Si te sientes torturado por no entenderla y quieres descargar tu rabia contra ella, quizá no estés preparado para disfrutarla realmente.

    Me quedo con tus últimas palabras “Lo que sí me atrevería a pedir es que al menos dejen a la poesía en paz; la tortura ya está demasiado saludable en manos de los guardianes de la libertad”. Sinceridad en estado puro.

    Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      La primer defensa del ignorante es el ataque gratuito y a mansalva; ejemplos en la historia hay en demasía. Lo que dices con respecto a reconocer la propia ignorancia es algo que comparto plenamente; el problema está en que el ignorante ignora, primero el alcance de su ignorancia,por lo tanto cree estar siempre en lo correcto ¿No los has visto discutir? ¡Jamás dudan! ¡Y siempre tienen la respuesta adecuada! ¿Cómo diablos les vas a hacer notar que no saben nada del tema del que están hablando? Es un círculo vicioso del que nunca saldrán y por eso mismo hay que evitar cualquier encuentro con esa gente, ya que es una pérdida de tiempo siquiera cruzar un par de palabras con ellos.
      Y aquí llegamos al punto central: en muchos casos, cuando expones su ignorancia o desconocimiento, es cuando se vuelven violentos. Cuando una persona sana descubre que ignora algo va y aprende; el ignorante se torna violento.
      Con respecto al segundo punto que tocas, sólo me queda decir que me alegra que te hayas acercado a la poesía, pero tampoco es que eso sea necesario; hay excelentes lectores que no leen poesía u otros que no leen el resto de las disciplinas (la filosofía es una de ellas, tal vez por la dificultad o el tamaño de sus volúmenes). Como dijo Borges: “hay que ser un lector hedonista; sólo debemos leer aquello que nos causa placer”. Si has encontrado ese placer en la poesía, pues ¡enhorabuena!

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Hace unos años me di cuenta de esa tortura, cuando asistía a reuniones literarias, cuando pensaba que podría aprender mucho de ellas, cuando suponía que no se asesinaba la poesía del otro… el último que llegaba al grupo y era el gran desconocido, apenas se escuchaban sus poemas, porque en estos grupos siempre suele haber un crítico que es quien dice si algo vale o no vale, si al poema se le puede sacar algo en claro… Me aparté a mi soledad aquel día cuando me di cuenta que nadie leía a nadie en aquellos círculos y que el egocentrismo se apoderaba de esas tertulias sangrantes a las que llamaban literarias. Precisamente uno aprende cuando no entiende, cuando se esfuerza en saber qué ha dicho el otro y por qué lo ha dicho, así, con o sin música… Estoy de acuerdo contigo en dejar a la poesía en paz.. Pero sí, creo que la poesía lleva unos años sufriendo esa tortura. Y el problema de la poesía no es del poeta que la escribe, es más bien de los críticos arrogantes que no saben leer. Gracias amigo por sacar estos temas. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      He asistido a varios y variados talleres, diplomados, seminarios, lecturas y demás y sí, estoy de acuerdo contigo, en líneas generales allí hay mucho ruido y pocas nueces; aunque yo, debo reconocerlo, me he quedado con algunas buenas amistades de esos ámbitos. Pero en general y sobre el punto central de las lecturas y de la poesía en sí, es cierto lo que dices: muchos están más pendientes de criticar muy libremente a los demás mientras no aceptan jamás el más mínimo llamado de atención sobre sus textos. El egocentrismo sumado a la torpeza de creer que se escribe poesía sólo con separar un texto cada cuatro palabras hace que muchos presenten cosas que no tienen ningún valor o que ta vez tienen potencial pero que deberían ser trabajados un poco más, sin embargo ¡cómo critican! Parecen los hijos dilectoos de harold Bloom o de Susan Sontag.
      Lo mejor que puede hacerse es lo que nos dices tú: volver a la soledad de lo privado y escribir, escribir, escribir.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. danioska dice:

    ¿Y si no es más que un juego, como aquel poema de Paz, “Las palabras”: “Dales la vuelta, / cógelas del rabo (chillen, putas), / azótalas, / dales azúcar en la boca a las rejegas, / ínflalas, globos, pínchalas, / sórbeles sangre y tuétanos, / sécalas, / cápalas, / písalas, gallo galante, / tuérceles el gaznate, cocinero / desplúmalas, / destrípalas, toro, / buey, arrástralas, / hazlas, poeta, / haz que se traguen todas sus palabras”.

    No busco ser el abogado del diablo, nomás se me ocurrió que quizá no hay que tomar tan en serio el asunto. ¿O desvarío?

    Muacs.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No, claro que no desvarías; pero en el caso de Paz se nota el juego; yo no lo noto en el caso de Collins. Tal vez el que desvaríe soy yo, después de todo; pero el poema de Collins viene con una idea de juego, precisamente, de búsqueda, con esa diapositiva o la ratita en el laberinto, para luego terminar con una imagen en exceso violenta.
      No sé, insisto en que yo tampoco me calzo la toga del juez imparcial y perfecto; pero vuelvo a leer el poema de Paz y no siento esa violencia como real. En el caso de Collins, sí.
      Bueno, no importa, ante la duda, hay que actuar con sentido humano, así que le concedo la libertad al procesado Billy Collins.

      Remuacs.

      Le gusta a 1 persona

  6. Entender o no entender, esa es la cuestión. ¿Y si entiendo algo que el poeta no quería que entendiera? ¿O si lo que entiendo es distinto a lo que entiendes tú? ¿Y si a 1.000 lectores el poema les dice 1.000 cosas distintas? ¿Cuántas mangueras y cuántas sillas vamos a necesitar? Como siempre, los fabricantes de mangueras y de sillas saldrán ganando y los 1.000 seguiremos sin entender.
    Pero vaya, y poniendo un poco de humor al tema; entre tú y yo y sin dármelas de gran entendida, hay composiciones en algunos blogs (y me atrevería a sumar algunos libros) que sí merecerían un poco de «tortura», más que nada para devolver ojo por ojo a la tortura que supone leer las composiciones de algunos «poetas» 😀 😀 😀

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Me has hecho reír muchísimo con tu comentario. Tienes toda la razón y me hubiese gustado haber tenido tu lucidez cuando escribí la entrada; creo que terminar el post con tu comentario hubiese sido perfecto.
      También tienes muchísima razón en lo que dices con respecto a lo que se lee por allí (sí, incluso en cosas publicadas en papel por editoriales establecidas y demás) ¡hay tanta hojarasca suelta! Que algo se imprima ya le brinda el carácter sagrado de lo divino, pero la verdad es que un alto porcentaje es poco más que basura. Y en muchos casos es bastante menos.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Pues sí, hay mucha basura con ínfulas de literatura de brillante tapa dura o blanda. Pero el tiempo, que no sabe de intereses editoriales, ya se encarga de hacer pasar por su tamiz lo bueno y dejará atrás lo malo. Lástima no tener una máquina del tiempo para saber qué será un clásico de lo que ahora se publica dentro de cien años y qué falca para muebles cojos 😉

        Me gusta

  7. Lu_Folino dice:

    Es poema, como dijiste, empieza bien, con mucha originalidad y termina derrapando. Tampoco es para condenar las palabras de un autor que vuelca su furia en el sucedáneo. No merece mayor comentario. Hay decenas de miles de poetas y palabras más palabras menos todos pasamos por estados en los que hacemos catarsis en una estrofa menos feliz que otras.
    Lu

    Me gusta

  8. Harold Cortes dice:

    Hay un tipo que me ha llamado poderosamente la atención. Para algunos quizá un demente, para otros un artista, Nick Cave. Me acerqué a él en su documental One More Time With Feeling y veo allí una poética del dolor. Veo una clase de poesía aprisionada contra la silla siendo castigada y/o torutada para que diga lo que debe decir, para que exprese su signo y símbolo. Les invito a ver este documental y de paso dejo por aquí un poema al cual torturé una noche en vilo: Recuerdo y memoria >>> http://bit.ly/2pOhxPM

    Me gusta

  9. SI YA SE LO DIGO YO A PACO, QUE NO ME TOQUE LA MANGUERA!!! https://whatafilmsite.wordpress.com

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s