De sellos e incógnitas

Donald Evans 03

La costumbre de llevar un diario es algo por demás común; muchas personas suelen adoptar esta práctica, la cual, en lo personal me parece algo muy saludable. Pero cada cual lleva el diario de la manera que se le antoja, claro está; y es así que podemos encontrar a personas que llevan diarios ilustrados, fotográficos, escritos o, incluso, filmados. Como el artista Donald Evans, que pasó su vida pintando los sellos de países inexistentes. “Los sellos son una especie de diario o bitácora”, dijo. “Es, para mí, como viajar a un mundo inventado que me gusta más que en el que estoy”.

Donald Evans 08
Más tarde, Willy Eisenhart en The World of Donald Evans (1980), señaló: “Sobre pequeños rectángulos de papel pintó transcripciones precisas de su vida. Conmemoraba todo lo que era especial para él, disfrazando esas ideas en sellos de países imaginarios —cada uno detallado con su propia historia, geografía, clima, moneda y costumbres—. Todo ello representativo de esos mundos ficticios pero, como los sellos reales, reflejado con absoluta tranquilidad”.
Los pintó con acuarelas, manipulando el papel con pinzas y trabajando siempre con el mismo pincel. Cuando terminaba, a veces los cancelaba con un matasellos de fantasía tallado con un borrador de goma. Los conservó en un libro de 330 páginas, modelado como un verdadero catálogo de sellos, donde registraba en cada caso el nombre del país de ficción, la fecha, el motivo y la ocasión de la emisión del sello y la fecha en que había terminado la pintura. Llamó a este libro su Catálogo del Mundo.

Donald Evans 01

Donald Evans murió en un incendio en Ámsterdam en 1977; para ese entonces había pintado casi 4.000 sellos de 42 naciones imaginarias, con fechas que iban desde 1852 a 1973. Dijo, alguna vez, al  París Review: “Cuanto más hago, más loco y más minúsculo se vuelve el detalle y más similares a un sello postal se convierte. Y eso me intriga…”.

Donald Evans
Cuando veo este tipo de trabajos no puedo dejar de pensar en lo intrincado de la mente humana. Sé que esto ocurre porque me encuentro en las antípodas de este tipo de artistas; es bien sabido que las personas que se dedican a hacer varias cosas son las menos productivas, ya que saltan constantemente de una cosa a la otra sin terminar nada. Por ello, conocer a estas personas que dedican toda una vida a una actividad me sorprende por partida doble; por un lado esa capacidad para mí desconocida de hacer una y sólo una tarea; por otro (lo cual no es extraño teniendo en cuenta lo anterior) lo amplio y detallado de su obra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

8 comentarios el “De sellos e incógnitas

  1. andrumg dice:

    Que interesante….toda una vida oculta en países imaginarios! Me encanta la idea 💡

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      La verdad es que es una idea maravillosa; pensar que podríamos ingresar a la vida de este artista de alguna manera indirecta, casi como si tuviésemos que analizarla como si fuésemos detectives, es algo tan curioso que no deja de ser una idea sorprendente.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. luluviajera dice:

    Toma nota, a ti que te gusta viajar tanto. Deberías hacer lo mismo para entretenerte entre un viaje y otro.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Creo que es un mundo fascinante. Yo de niña coleccionaba sellos de correos, ello me motivó a investigar sobre todos aquellos temas que trataban, y a través de los sellos conocí a mucha gente, fue una fuente de cultura para mi y también de amistades que todavía conservo… Me fascina Donald Evans, gracias por traerlo. Feliz día! Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Creo que todos pasamos por esa etapa de coleccionar sellos ¿no? Bueno, al menos los niños que fueron como nosotros (los niños que luego se transformaron en personas como nosotros); yo todavía guardo algunos (sobre la exploración del espacio, por ejemplo).
      El arte de Donald Evans es por demás curioso, sin duda alguna; ya que tantos años dedicado a realizar esas miniaturas y plasmar al mismo tiempo su historia personal es una combinación de hechos que no deja de maravillarme. Tal vez nosotros hagamos lo mismo (la idea es bien borgesiana, lo reconozco) a través de pequeños gestos que pasan desapercibidos…

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s