La historia interminable

Imagen 2

En una página de su El infinito viajar, Claudio Magris narra la historia (tal vez apócrifa) de un hombre que, durante la guerra civil española y para protegerse de esa violencia o de otra violencia personal, se ocultó en la Biblioteca pública de Madrid a lo largo de varios meses. Magris se imagina a ese hombre protegido por las altas paredes de libros, de donde sólo saldría por la noche para buscar algo para comer y adonde volvería cuanto antes.

No deja de parecerme por demás atractiva esta idea de separarse del mundo pero, al mismo tiempo, estar rodeado de toda la historia de la humanidad. Me sabe a historia con toques de isla desierta; ya sea con los tesoros de Stevenson o con alguno de esos chistes que aparecen en los periódicos. Las variantes que podemos crear pueden ser infinitas: desde la historia del hombre que nada sabe pero que por aburrimiento comienza a leer hasta convertirse en un sabio; la historia del hombre que encontró en uno de esos libros la respuesta a su problema personal; o tal vez la historia del hombre que quedó para siempre allí, un eterno bibliotecario entre esos libros que resultaron ser, más que una protección, una celda. Tal vez en esta misma historia estamos representados todos nosotros.

 

Anuncios

4 comentarios el “La historia interminable

  1. No sé si sería un lugar seguro, pero no le faltaba lectura para no aburrirse. Conozco historias de personas que se escondieron en lugares menos púdicos…
    Qué cruel sinrazón es la guerra!!!

    Abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. 🙂 Me ha venido a la mente un inquietante episodio de The Twilight Zone. En él, un hombre, después de una guerra, se queda solo en el mundo y, por fin, puede dedicarse a leer,que es lo que más le gusta en el mundo. Sin embargo, tiene la mala fortuna de que sus gafas se rompen 😦
    He pensado que este hombre, rodeado de libros, tal vez no pudo leer por temor a encender una luz o hacer ruido y ser descubierto. ¡Qué infierno!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      The Twilight Zone es una de mis series favoritas; alguna vez hasta la incluí en el principio de una de mis novelas inconclusas. no recuerdo el capítulo que me indicas pero lo buscaré (recuerdo que tenía un enlace donde estaban todos los capítulos).
      La historia que creas es una más de las infinitas historias que podemos crear con esa idea base del hombre en la biblioteca.

      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s